Koh Phi Phi

Nos levantamos tempranito para pescar el ferry a Phi Phi, a esas alturas mi resfrío estaba terrible, pero yo no quería que me afectara, y quería disfrutar del viaje, así que me fui en la parte de afuera del barco, con mis patitas colgando y disfrutando del paisaje.

El viaje dura cerca de dos horas y cuando llegamos nos estaban esperando del hotel, así que genial, un carrito nos iba a llevar los bolsos. Llegamos al hotel y era muy rico, disfrutamos un rato de la piscina y partimos a almorzar.

Koh Phi Phi es una isla, donde la parte “habitable” es chica y completamente caminable, así que genial, me encantan los lugares donde uno puede caminar y explorar fácilmente. Lo único fome es que todas las actividades al igual que en las Filipinas implican pagarle a un bote para que te lleve a las distintas playas y puntos de snorkeling.

Koh Phi Phi!!!!!
Koh Phi Phi!!!!!

En las noches hay varios bares, y en los que están en la playa todas las noches hacen un show de fuego muy entretenido. Es en todos los bares lo mismo: primero el show, donde un grupo de personas hace una presentación y después vienen los juegos: limbo, saltar la cuerda y pasar el aro, todos estos con fuego!! Si participas obvio que te dan un free shot, es entretenido de ver, las cosas que hacen, chocan con el fuego como si nada!! Y bueno después de los juegos viene la parte bailable, y en verdad me habría encantado estar no resfriada para disfrutar más, porque entre el humo que había apenas me ponía a bailar venia el ataque de tos 😦

Show de fuego en la playa.
Show de fuego en la playa.

El primer día, después de almorzar partimos a la playa, acá el agua es caliente! A mi mamá le habría encantado, pasar del calor al agua temperada jajajaja. Lo bueno es que el agua de la playa no es transparente así que no se ve ningún pez nadando por ahí.

Playita!!!
Playita!!!

Al día siguiente nos levantamos temprano para hacer el tour de medio día a las playas y snorkeling, todo bien hasta que salimos y en verdad nos dirigíamos a una tormenta! El cielo se veía muy oscuro. Igual a pesar de las nubes el paisaje es increíble, es casi como en las fotos, muy lindo todo.

La primera parada fue snorkeling, me asomé por el barco y habían demasiados peces nadando, así que decidí disfrutar desde arriba, se mueren las fotos buenas que saqué jajajaja. No tenía ganas de estar estresada con tanto pez nadando libre por ahí, moviendo sus aletas para todos lados. Estaba en eso cuando empezaron a caer unas gotas locas… mala señal, porque el mar ya se estaba moviendo harto y a pesar que nuestro barquito tenía techo, estaba un poco de adorno y yo estaba sentada en primera fila. Volvieron los nadadores y partimos al segundo spot: Maya Bay, la playa de la película “La Playa”. El super tour eso si no te dejaba en la playa misma, sino que tenía que nadar a una especie de red, escalar y pasar al otro lado, parecía entrete, pero llovía demasiado, y entre que yo tiritaba de frío y la Cotty se mareó con tanto movimiento del barco,decidimos quedarnos en el barco esperando. Además había una familia china que tampoco fue porque el hijo se puso a vomitar con tanto movimiento jajajaja. Lo fome es que esa parada era de una hora, lo bueno es que paró de llover un rato. De ahí, con lluvia de nuevo, partimos a Monkey Island, que es una playita donde los monos bajan. Y bueno al final el paseo acabó con esa isla, porque por la lluvia no se podía más, menos mal, pq yo estaba empapada, congelada (por el viento), y la Cotty mareada, no hacíamos una entre las dos.

Camino a la desgracia jajajaja
Camino a la desgracia jajajaja

Lo bueno es que en el pueblo la lluvia pasó rápido, así que descansamos un rato en la piscina, siestita y partimos a ver el atardecer a un cerrito, lo fome es que no calculamos los 300 escalones que había que subir, y a pesar que casi morí en el intento no alcanzamos a llegar, así plan para el día siguiente: partir con tiempo y agua. Igual hasta el punto que llegamos la vista es increíble!! En la noche partido de Alemania (los orígenes de la Cotty jajaja) y un poco de fiesta.

Atardecer, primer intento
Atardecer, primer intento

El último día estábamos las dos muertas, así que dormimos hasta “tarde” y fuimos a la playa, yo ya chata del resfrío decidí cuidarme un poco más, arrendé un quitasol y me puse a la sombra. Ese día llegó Jesse a la isla, así que super, lo encontramos camino a la playa así que nos acompañó y quedamos de juntarnos para el atardecer, ahora si partimos con tiempo y vale la pena la subida, se ve muy lindo todo desde arriba, y acá como en todos los lugares, el sol se pone en una muralla de nubes, no logra tocar el mar. Y bueno partimos a comer y a pasear por la playa viendo los distintos juegos de fuego.

Ahora si llegamos al View Point!!
Ahora si llegamos al View Point!!

En verdad Koh Phi Phi es un lugar que me da mucha lata no haber podido disfrutar bien, es un lugar paradisiaco, donde al no haber autos ni taxis ni nada de eso, no te acosa la gente. Si encuentro que tiene un exceso de turistas, pero no es difícil abstraerse de ellos y disfrutar bien, es harto lo que se puede hacer acá, me habría gustado tener un día más y no estar resfriada mal. Como ven por las fotos, son casi iguales a las que aparecen en internet, mi única edición fueron las esquinas de las fotos y los collages, no hice ningún cambio de color.

Bueno próximo destino: Koh Samui, pasando una noche en Krabi.

Ita Mochilera
Ita Mochilera
Anuncios

Un comentario en “Koh Phi Phi”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s