Lucca – Pisa – Rapallo

Lucca

Después de nuestra aventura medieval nos fuimos a Lucca, otra ciudad de la Toscana. Es similar a las otras ciudades que habíamos visto(también tiene origen etrusco al parecer), pero tiene algo especial, acá las murallas que antiguamente la protegían, están intactas, claramente ya no cumplen su función defensiva, sino que podríamos decir que es una muralla viva, al ser ancha (me recordó la de Xi’an): la gente camina, hace ejercicio, conversa y lo mejor que es gratis!

Sobre la muralla decidiendo a donde ir después.
Sobre la muralla decidiendo a donde ir después.

Como ya era tarde cuando llegamos, partimos directo a comer, nos sentamos felices en la terraza y empezó a chispear un poco, nada grave, cuando derrepente se larga a llover con todo, viento incluido y la parte de la “terraza” en la que estábamos (no era más que la vereda con techo), se empezó a inundar! Menos mal habíamos pedido harta comida así que nos hicieron un upgrade a las mesas de adentro (llegamos sin reserva y estaba todo lleno supuestamente). Bueno, la comida estaba muy rica así que no nos importó mucho mojarnos, lo bueno es que cuando terminamos ya no llovía tan fuerte, porque yo andaba sin paraguas jejejeje.

Antes que comenzara la tormenta
Antes que comenzara la tormenta

Al día siguiente era domingo, así que partimos el día yendo a misa y después caminamos por la ciudad, que al igual que las otras, tiene muchas calles chiquititas y bonitas! Me gusta Italia! Fuimos a la plaza del anfiteatro, caminamos un poco por una parte de la muralla y por el resto de la parte amurallada de la ciudad.

Piazza del anfiteatro
Piazza del anfiteatro

Pasamos por fuera de la basílica de San Frediano, que tiene un mosaico afuera muy lindo representando la ascensión de Cristo! No quisimos entrar, porque justo había misa. Esta construcción es completamente distinta a la que habíamos visto, es de mucho antes (s.VI) y el mosaico tiene un estilo Bizantino/Medieval, pues es del s. XII.

mosaico

Y por último con mi papá y la María Inés subimos la Torre Guinigi, no era tan alta como la de Siena (solo  44,25m), y las escaleras eran mucho más anchas y sin palomas!! Lo genial de esta torre es que en la punta tiene un mini jardín con árboles: robles, lo que le da un toque especial a la vista.

torre

Después de esta visita express partimos rápido rápido al próximo destino:

Pisa

Debo confesar que no me llamaba tanto la atención ir a Pisa, pero me sorprendió positivamente. Creo que alguien me dijo alguna vez que la torre no era taaaan impresionante, y a simple vista para mi seguía siento impresionante (no súper impresionante), pero yo pensaba que ahí solo había una torre un poco inclinada, pero no! Además había otros edificios más: museos, catedral, baptisterio, y el conjunto de todo me gustó harto.

Pisa!!!!!
Pisa!!!!!

La inclinación de la torre se debe a la naturaleza pantanosa de donde está construida, de hecho en la ciudad de Pisa hay otras 2 torres que están inclinadas aunque no tanto como “la torre”, los otros dos también son campanarios de catedrales. Bueno esta torre inclinada estuvo cerrada al público por muchos años, para así poder estabilizarla.

pisa 2

Después de ir al Baptisterio partimos a subir la famosa torre, y lo que más me gustó y llamó la atención era que las escaleras estaban gastadas según a qué lado de la torre ibas (obvio!!) y a ratos, mientras vas subiendo, te va dando una mini sensación de mareo, y tu cuerpo se va cargando inevitablemente de un lado a otro.

Posando para la tipica foto jejeje
Posando para la tipica foto jejeje

Rapallo

Ya con Rapallo abandonamos definitivamente la toscana. Ésta es una ciudad que queda en la orilla del mar, pertenece a la costa de Liguria, esa noche como estaba lloviendo un poco, solo caminamos por la orilla del mar que quedaba cerca del hotel.

Rapallo
Rapallo

A la mañana siguiente partimos temprano a Portofino (y pasamos por Santa Margarita, otro balneario del mismo estilo que Rapallo). Mientras íbamos para alla, me daba la impresión de ir de Viña a Reñaca y a Concón, es decir el camino que unía a Rapallo con Santa Margarita y Portofino era similar, por lo menos para mí. Bueno Portofino es un lugar más chico que Rapallo (o así se ve) pero más elegante y también es muy lindo, todas las casas en los cerros y los colores le dan un toque especial. Acá caminamos un poco.

Portofino
Portofino

En la tarde el plan era tomar un tren y recorrer lo máximo que pudiéramos de Cinque Terre, pero lamentablemente estaba lloviendo bastante y a pesar que había tren de ida, no era seguro que hubiera tren de regreso, de hecho al mirar la pantalla con los horarios de los trenes, la mayoría estaban cancelados! Así que almorzamos y tuvimos una tarde relajada.

tormenta

Anuncios

Siena – Chiusdino

Siena

El tour por Italia continuó en Siena, acá ya nos cambiamos de sector: ahora estamos en la Toscana, y debo decir que es uno de mis paisajes favoritos, si alguno vio cualquier película filmada acá, es igualito! O por lo menos desde el auto se veía igual: cerros con las casas cuadradas arriba, y una mini viña al lado. Hice un esfuerzo gigante para no dormirme en el auto, y por un buen rato lo logré.

Bueno a Siena llegamos un poco más temprano, pero no lo suficiente como para recorrer. Esta ciudad es conocida más que nada por el Palio, una carrera de caballos entre los distintos distritos de la ciudad, las contrade. El origen de esta carrera es medieval y se hace dos veces al año, lamentablemente no en octubre.

Plaza del Campo de Siena, donde se corre el Palio. Mi papá, Jaime y la Maria Ines, yo estoy escondiendome de las palomas en algun lado.
Plaza del Campo de Siena, donde se corre el Palio. Mi papá, Jaime y la Maria Ines, yo soy el punto amarillo de atras, al lado de ellos habían demasiadas palomas como para acercarme,

Acá también caminamos harto por las distintas callecitas de la ciudad, apenas llegamos acompañé a mi papá a dejar el auto a un estacionamiento y de regreso al hotel pasamos por la Basílica de San Doménico, que contiene reliquias de Santa Caterina de Siena. Muy linda, pero lamentablemente ya era tarde y la estaban cerrando, así que no fue mucho lo que pudimos ver.

No es la Basilica, pero somos mi papa y yo paseando por Siena, ojo que estoy haciendo equilibrio en una piedra :)
No es la Basilica, pero somos mi papa y yo paseando por Siena, ojo que estoy haciendo equilibrio en una piedra 🙂

Al día siguiente, mientras mi papá y Jaime iban a cargar el auto, con mi mamá y la María Inés partimos a la Torre del Mangia. Esta torre queda en la plaza principal de Siena (donde se corre el Palio)  y tiene unas escaleras muy piolas, iba todo bien hasta que derrepente escucho un aleteo y pasan volando al lado mío miles de palomas (ya, probablemente eran 2 o 3, pero se sentían como miles), obvio que entre en pánico y grité, menos mal no había tanta gente (de hecho yo era la primera de la fila), así que no muchos cacharon mi acto de locura jajajajaja. Seguí subiendo tratando de hacer como si nada, pero con mucho cuidado, hasta que finalmente llegué a lo más alto, y la vista era increíble, me gustó harto.

Torre de MAngia del Palazzo Publico
Torre de MAngia del Palazzo Publico

De ahí nos fuimos al Duomo di Siena, que está dedicada a Nuestra Señora de la Asunción. Como impresión personal, era muy parecida por fuera al Duomo de Orvieto, y claro ésta iglesia también se comenzó a construir en el s. XIII. Aparte de ser muy rica en frescos y esculturas como el resto de las iglesias que pude visitar, el piso de esta catedral tiene 56 mosaicos de distintos tamaños y formas. Estos mosaicos representan escenas de la Biblia, virtudes, etc. Es muy interesante, no me había tocado ver algo así tan grande. Me gusto harto.

Duomo di Siena
Duomo di Siena

Finalmente llegó el momento de irse a Luca, pero antes queríamos pasar a ver una espada en la piedra.

Chiusdino

Camino a Luca pasamos por Chiusdino, o más bien por las afueras de Chiusdino donde están la capilla de San Galgano y las ruinas de una abadía.

abadia1

En la capilla se encuentra enterrada una espada en una piedra, por alguna razón me imaginaba que era la del Rey Arturo, pero no! Era espada de San Galgano, un caballero medieval, y simboliza su renuncia a las cosas terrenales. Él vivió en ese lugar como ermitaño. Pero lo mejor de esta visita no fue la capilla, si no que la señora de atendía la tienda de recuerdos, era muy divertida y no se si habrá creído que yo hablaba italiano, pero me hablaba todo el rato a mí y reía harto, también reto a mis papas por tocar todo y no comprar nada, así que obligados a comprar algo.

La espada en la piedra
La espada en la piedra

Bueno y las ruinas de la Abadía de San Galgano eran en verdad como de película, quedaban solo las paredes. Este desgaste se debe a un conjunto de cosas: primero fue descuidada en 1329 pues fue una época difícil con mucha hambruna, desoyes en 1348 vino la peste, posteriormente fue saqueada y lo que terminó con su destrucción fue un rato quehizo que en 1786 se le cayera la torre de la campana, lo que hizo colapsar el techo. Tenía un estilo gótico y fue construida entre 1218 y 1288 por los Cistercianos, siguiendo su tradición de construir sus monasterios cerca de los ríos. Como dato, esta fue la primera Iglesia de estilo gótico en construirse en la toscana, y bueno después de todas las desgracias que les conté, estos monjes cistercianos terminaron por irse a Siena y la iglesia fue finalmente desacralizada en 1789.

mix abadia

Orvieto

Por fin llegó el reencuentro! Después de casi 5 meses viajando por Asia llegué a Italia a juntarme con mis papás, y casi ni llego! Les cuento, iba todo súper bien: llegué al aeropuerto a tiempo, el avión despegó un poco atrasado pero nada grave, porque para mí combinación en Abu Dhabi tenía dos horas. La cosa es que en algún momento el avión empezó a andar más lento o algo así, pero me bajé del avión a la misma hora que debía despegar el otro vuelo, en total éramos 5 personas con la misma combinación, y menos mal nos estaban esperando, corriendo por el aeropuerto para llegar al avión que sólo nos esperaba a nosotros.

Y el reencuentro! Estuvo muy entretenido, y no le faltaron anécdotas: estábamos a punto de irnos del aeropuerto, después de mucho tramitar con el arriendo del auto (porque a la empresa se les cayó el sistema) cuando mi papá se da cuenta que les faltaba una maleta! Estaban tan apurados por salir, preparando la cámara y todo que se les quedó una maleta adentro!! Menos mal esto es Italia y no Estados Unidos o Chile! Porque ahí estaba muy solita abandonada al lado de la cinta de maletas, nadie se había dado cuenta. Justo un par de días después leímos una noticia que habían evacuado un aeropuerto por una maleta abandonada.

Preparandonos para irnos :)
Preparandonos para irnos 🙂 con los Valenzuela (amigos de mis papas)

Recuperada la pobre maleta (digo pobre, porque no soportó tanto viaje y murió finalmente en Roma, donde fue reemplaza por una nueva) partimos a Orvieto, una ciudad que pertenece a la Umbría y queda a un par de horas de Roma. Orvieto fue primero poblada por los etruscos y está construida en la cima de un cerro, por lo que tenía cierta protección natural. Al igual que muchas ciudades italianas que visitamos, está llena de callecitas en las que es muy entretenido perderse.

calle orvieto
Callecita

 

Cómo llegamos bastante tarde no pudimos recorrer mucho esa primera noche, pero al día siguiente teníamos toda la mañana así que a “madrugar”. Visitamos primero la catedral: el Duomo, que se comenzó a construir en 1290. Aparte de ser muy linda y grande, adentro habían frescos y esculturas de distintos artistas, entre los que destacan la obra maestra de Luca Signorelli: el Juicio Final.

Duomo de Orvieto
Duomo de Orvieto

Después partimos a un tour por unas cuevas, Orvieto entero tiene un sistema de cuevas, donde las privadas se siguen usando hoy en día, como sótanos o bodegas de las casas. Las que visitamos son unas de las pocas cuevas públicas, estas las usaban para varias cosas: para hacer aceite de oliva, pues la temperatura en ellas era más bien constante y adecuada para esta actividad, que al día de hoy no ha variado tanto. También se usaban como bodega, refugio y lo peor de todo!!! Hay una parte especial dedicada al cultivo de palomas! Casí morí, menos mal hoy no hay ninguna paloma ahí.

En esos cuadraditos "cultivaban" palomas
En esos cuadraditos “cultivaban” palomas

Y para terminar nuestra visita al pueblo fuimos al pozo de San Patricio. Este pozo de 53 metros fue construido en el siglo XVI por Antonio da Sangallo y la gracia que tiene es que tiene dos escaleras de caracol alumbradas por 70 ventanas, las que permitían la subida y bajada de asnos cargados con agua, sin que se cruzaran en el camino. Este pozo ayudó a fortalecer a la ciudad y hacerla aún más autónoma, pues antes de ser construido debían traer el agua desde abajo del cerro, y ante un probable ataque podrían quedarse sin agua.

El pozo de San Patricio
El pozo de San Patricio

Además de eso caminamos por algunas de sus calles, que me encantaron!!

Vista desde orveito

Beijing

Por fin! El último de destino de China y Asia: Beijing. Estaba un poco preocupada de cómo iba a ser mi experiencia allá por lo de la Golden Week, pues había visto fotos de las principales atracciones de la ciudad durante esos días y eran impresionantes, miren: http://tinyurl.com/pjnnae8 (1, 5, 6 y 8 son Beijing). A pesar que había harta gente, no era tanto como en las fotos, así que súper bien.

Una cosa genial que me pasó, es que como los días anteriores había llovido harto los primeros dos días me tocaron con un cielo azul azul. Algo raro en Beijing, que por la contaminación generalmente es gris.

Beijing en mi primer dia
Beijing en mi primer dia

Bueno, Beijing es la capital de china y al ser una ciudad plana es muy rico recorrerla en bicicleta, y es lo que hice el primer día: tome un tour por los hutongs. Los hutongs son calles chicas en las que están las siheyuan, residencias donde viven varias familias, con un patio central. A pesar que la mayoría han sido restaurados, aún mantienen la esencia de lo que eran.  Acá en Beijing hay muchos rodeando la ciudad prohibida y algunos de ellos son muy turísticos. Además en este tour por bicicleta pasé por distintos parques, el día estaba perfecto!

Beijing en bicicleta
Beijing en bicicleta

Al día siguiente fue el día de visitar la muralla, como estaba preocupada de que no me fuera a tocar invadida de turistas decidí hacer algo distinto: paseo en bicicleta, me pasaban a buscar al hostal y cuando ya estábamos cerca, comenzamos a irnos en bicicleta hasta llegar a una parte que no está tan reconstruida, habían partes que eran demasiado empinadas, subirlas no fue problema, pero cuando tenía que bajar, me bajaba el nervio y terminé bajándolas sentada. La parte a la que fui era Huanghuacheng, me gustó harto.

No se nota pero en la que estoy sentada voy sufriendo por lo empinada de la bajada, y en la foto de al lado se ve lo que subi: llegue hasta un poco mas alla de la segunda punta de la "M"
No se nota pero en la que estoy sentada voy sufriendo por lo empinada de la bajada, y en la foto de al lado se ve lo que subi: llegue hasta un poco mas alla de la segunda punta de la “M”

 

Al otro día partí con Jamie, un inglés, a visitar la Ciudad Prohibida. Nuestro plan inicial era ir a otros lugares  además, pero entre que habían muchos turistas y que la Ciudad Prohibida era gigante, no calculamos bien el tiempo. La Ciudad Prohibida era el palacio imperial desde la dinastía Ming hasta el final de la dinastía Qing y tiene distintas murallas, puertas y salones en los que el emperador estaba. La lata es que para ver al interior de estos salones abrían solo un par de puertas  y no se podía entrar. Encontré que se parecía harto al palacio que vi en Hue (Vietnam).

prohibida

En la noche partimos con Jamie y Marijn, un holandés, al night market. Yo esperaba encontrar un mercadito de comida parecido a lo que había visto en el resto del sudeste, pero en cambio nos encontramos con una calle en la que había distintos puestos, con precios un poco establecidos y todos con el mismo uniforme, entretenido igual =).

Night Market en Beijing
Night Market en Beijing

Y para mi último día en Beijing, mi súper plan era madrugar y hacer lo máximo posible, pero obvio que me quede dormida, y entre preparar el bolso y todo, terminé saliendo del hostal después de las 12. Partí con Marijn al Palacio de Verano. Me gustó harto! Está al lado de un lago (creo que  es artificial) y tiene varias colinas, templos, casas, es rico caminar acá, además tiene el corredor más largo del mundo. A la entrada del Palacio hay un sector con tiendas en la orilla de una especie de río, que el emperador mandó construir para sus concubinas, para que no se aburrieran y hoy están con distintos tipos de tiendas turísticas. El paisaje que tiene es muy lindo y dan ganas de caminar, a pesar que a estas alturas el cielo había vuelto a su normalidad: gris.

Summer Palace
Summer Palace, el cielo volvió a ser gris 😦

Al final como me levanté tarde y no había calculado una hora de viaje hacía el palacio, no hice más ese día, volví a los hutongs a comer y de ahí taxi al aeropuerto! Una curiosidad, es que acá la gente usa harto los parques: para hacer deportes, bailar enlas noches, jugar ajedrez, mahjong y para pasear a sus mascotas, miren esta foto, lo encontré genial:

Ven las jaulitas colgadas?  Los dueños estaban al lado conversando entre ellos.
Ven las jaulitas colgadas? Los dueños estaban al lado conversando entre ellos.

Próximo destino: Roma y el reencuentro con mis papás.

Qiqihar

Qiqihaer es una ciudad que queda en el noreste de China, cerca de la frontera con Rusia. No es una ciudad que mucha gente incluya en su recorrido, en si no hay muchas cosas turísticas que hacer y creo que sólo la visitan algunos rusos.

Qiqihar
Qiqihar

Esta ciudad es una de las más antiguas del noreste y fue formada por tribus nómades. Acá viven algunas minorías de China. La razón por la que la incluí en mi viaje por China es porque del 1 al 7 de octubre es la “Golden Week”, que es la celebración de las fiestas patrias en China y Sandy, una amiga quw conocí cuando trabajaba en Jumbo, me invitó a pasar las vacaciones en su pueblo natal.

Sandy (o Sha Di, su nombre chino)
Sandy (o Sha Di, su nombre chino)

La llegada fue un poco divertida, desde Xi’an no habían vuelos directos a Qiqihaer, así que tenía que tomar uno a Harbin y de ahí tomar un bus. La cosa es que para comunicarme con la gente que vendía los tickets tuve que usar el celular, menos mal que tenemos toda esta tecnología, porque a pesar que igual sobrevivirías sin ella, te facilita harto la cosa.

Toda esta visita fue muy entretenida, como les dije antes en sí no hay muchas cosas turísticas que hacer acá y estos 4 días que pasé con ella estuvieron más que nada centrados en la comida: comida en su casa, una amiga me invitó a comer, su hermana y su tío! Y la idea era probar distintos tipos de comida, tradicionales de allá y no tan tradicionales. Algo que tienen harto es un comida coreana, pero al estilo chino: harta carne asada, parecido a lo que es un bulgogi coreano, donde se va asando la comida en una especie de parrilla incluida en la mesa; otra cosa que comí y era muy rico era el hot pot: una olla en la que vas agregando distintos ingredientes, al igual que la parrilla, esta olla es calentada en la misma mesa. Acá les dejo un mix de las distintas comidas tuve.

comida

Además de comer hice otras cosas también, el primer día ella y una amiga me llevaron al gran atractivo turístico que tienen acá: una reserva natural de gruyas de Manchuria. Va mucha gente  a verlas, dos veces en la mañana las sueltan y por medio de comida las hacen moverse cerca de los turistas, es un show verlas. La amiga de Sandy es muy buena onda, el problema es que no habla nada de inglés entonces era divertido como tratábamos de comunicarnos! Obvio que al final el celular nos ayudó harto.

gruyas

Después de ver las gruyas nos fuimos a unas aguas termales, se me olvidó decirles que cómo Qiqihar está en el norte de China la temperatura es bien baja, algo parecido al invierno en Santiago, así que ir a esas aguas termales fue demasiado rico. Para finalizar el día llegamos de regreso a la casa donde tuvimos la cena del día nacional (a las 4:30 de la tarde!!), la mamá había cocinado un montón de cosas!  Ya habíamos terminado de comer, y estábamos viendo tele (sabían que hay un programa especial donde la gente va para romper record guines??) y escucho ruidos de fuegos artificiales: estaban tirándolo en la plaza de al lado de la casa así que partimos a verlos, fue genial (me encantan los fuegos artificiales).

Cena de China Day, ahi tambien está Liu Yue, amiga de Sandy
Cena de China Day, ahi tambien está Liu Yue, amiga de Sandy

Los otros días que estuve allá paseamos un poco por la ciudad, parques, pasear por la orilla del río, y comer, comer y comer. Un comentario que tengo que hacer, es que los atardeceres allá son increíbles: el sol se ve perfectamente redondo y rojo! Lamentablemente no logré sacar ninguna foto buena, pero me impresionó mucho. Y bueno debo decir que me sentí demasiado acogida por todos allá, a pesar que solo mi amiga hablaba inglés, fue una experiencia muy buena!

atardecer