Archivo de la etiqueta: mochileando

Wilson’s Promontory

Wilson’s Prom es un parque nacional que queda en la parte más al sur del mainland de Australia. Son 50.460 hectáreas que incluyen bosques, playas, montañas (o más bien cerros). Para los nativos de Australia es parte de una tierra sagrada que ellos llaman Yiruk o Wamoon.

Se puede hacer un paseo por el día (aunque queda como a 3-4 horas de Melbourne) o pasar incluso una semana, se pueden hacer caminatas, camping, disfrutar de la playa y creo que hasta se puede surfear en algunas de ellas.

A este parque fui con Ana, mi amiga española y con Esra, amiga de Ana que conocí en mis primeros días acá, así que ya nos hemos visto un par de veces. Ella es de Turquía y está estudiando acá. Obvio la primera noche nos atrasamos en salir, así que terminamos comiendo en un McDonald’s en la carretera y después de dar muchas vueltas, acampamos casi que en medio de la nada. El amanecer al día siguiente fue muy lindo, o sea el post-amanecer.

El post amanecer y las amigas
El post amanecer y las amigas

Seguimos manejando un poco más y finalmente llegamos al parque, desayunamos y partió nuestra caminata en Telegraph Saddle y nos fuimos hasta Sealers Cove, donde almorzamos y dormimos siesta. El camino para allá era en medio de árboles y un poco en bajada. Después seguimos nuestro camino hasta Refuge Cove, donde pasamos la noche. Acá el camino siguió rodeado de árboles, pero podíamos ver el mar de vez en cuando.

prom 2

Al día siguiente, después de haber pasado la noche en una carpa para dos jajajaja, empezamos nuestro regreso pero por un camino distinto: Little Waterloo Bay y el camino cambió un poco, porque el mar acá es súper Calipso y la arena blanca blanca. Todos los paisajes que veía eran increíbles! Me encantó demasiado y me habría quedado más días. A pesar que no dormí tanto en las noches, yo estaba como llena de energía!

prom 4

En total creo que caminamos un poco mas de 30 km en los dos días, no estoy muy segura! Debo decir que Wilson’s Prom se convirtió en uno de mis lugares favoritos de Australia, lo recomiendo 100% , eso si hay que venir preparados para el camping, menos mal la Ana me salvó con todo, yo solo tenía mi súper apañadora mochila. Gracias Ana y Esra por un fin de semana increíble!

prom 5

Anuncios

Great Ocean Road

Ir a la great ocean road es un paseo típico que hacer acá, se puede hacer en un día, pero con la Ana y la Fran decidimos arrendar una campervan y partir por todo un fin de semana.

La van era básicamente un furgón adecuado como camper con unas maderas y colchones. Obvio que no había automático por el precio que pagamos, así que no nos quedó otra: manejar al otro lado, con una van y mecánica!! Pero fue cero difícil, de hecho relajante, lo raro es que la palanquita para prender los limpiaparabrisas con la palanquita para prender las luces, están cambiadas!! Así más de una vez cuando quería indicar que iba a doblar a la derecha, me ponía a limpiar las ventanas, y viceversa: quería limpiar y activaba los indicadores.

Nuestra primera para fue Lorne, un pueblo playero, donde almorzamos Fish and chips frente al mar.

Caption
Great Ocean Road, la van y Lorne

De ahí seguimos hasta Keneth River, donde la Ana y la Fran se sacaban fotos con unos pajaritos, mientras yo las miraba de no tan lejos, traté de acercarme pero no fui capaz! Igual eran súper lindos y colorinches. Luego, gracias a que mi jefe nos mandó con algunos tips para disfrutar más el paseo, seguimos un camino donde se supone que podíamos ver Koalas! Mientras estábamos en la búsqueda de Koalas, se nos cruzaron varios canguros, y uno de ellos tenía un cangurito en su guata. No sé si habrá sido coincidencia o no, pero todos los canguros andaban en grupos de 3. También vimos un Wallaby, que es como un mini canguro. Finalmente logramos ver a dos koalas! El primero lo vimos subiéndose a un árbol, el pobre se espanto con nosotras yo creo, así que le sacamos un par de fotos y lo dejamos ser. El otro lo vimos muy tranquilamente descansando en un árbol a la orilla del camino.

gor 2

Ya se nos estaba haciendo tarde así que partimos a Apollo Bay, el siguiente pueblo. Acá buscamos un lugar medio escondido para dormir y al día siguiente partimos a la playa a tomar desayuno, caminamos un rato por ahí, vimos  a un grupo de amigos pescando, muy tranquilo el pueblo.

Después seguimos nuestro camino, y fuimos a un parque donde se podía caminar por la copa de los árboles. Fue algo interesante y lindo, aunque esperaba algo más adrenalínico jajajajaja.

gor 3

De ahí seguimos nuestro camino hasta Port Cambell, pasando por la mayor atracción del paseo: los 12 apóstoles, en verdad impresionantes. También pasamos a Loch and Gorge y Gibson steps. Para que se hagan una idea, a estar playas hay que bajar, están rodeadas por acantilados, es muy lindo todo! Todo el paisaje de esta carretera es una mezcla de gargantas, acantilados, montañas, campos (ovejas y vacas), playas.

gor4

Y así terminó nuestro segundo día, encontrar un lugar para dormir fue un poco más complicado, pero lo logramos!! Al lado de unas vacas jajajajaja. Esa noche nos produjimos con la comida e hicimos hamburguesas con arroz!! Al día siguiente tratamos de buscar un lugar que mi jefe me había hablado pero en cambio encontramos un mirador con una playa muy linda, así que tomamos desayuno ahí, la mejor vista de la vida.

Algunas fotos del camino
Algunas fotos del camino

Y bueno así llegó a su fin nuestro paseo, avanzamos hasta el pueblo siguiente, donde fuimos un rato a la playa y regresamos a Melbourne!

Un fin de semana con amigas increíbles!!

DCIM101GOPRO
DCIM101GOPRO

Chefchaouen

Y siguiendo con mis aventuras de Noviembre, pasamos a uno de los últimos destinos de Marruecos: Chefchaouen. Llegamos a esta ciudad con un espíritu más alegre del que teníamos cuando llegamos a Fes, igual era más o menos tarde y teníamos que encontrar donde alojar! Después de recorrer y caminarnos toda la medina, logramos negociar un buen precio! Esa noche al final no hicimos nada.

La ciudad azul
La ciudad azul

Ya la primera impresión de Chaouen fue buenísima, un pueblo que parecía tranquilo y con una energía distinta. Se notaba distinto a las otras ciudades, y no lo sentí tan caótico. Quizás porque nuestro espíritu quedó más calmado después de la intensidad de Fes, o quizás el hecho que esté todo pintado de azul hizo que son sintamos más relajadas.

chef 2

Al día siguiente salimos a recorrer la medina, perdernos por ahí, nos recomendaron unas cascadas, pero estaban un poco secas, de ahí nos fuimos de regreso al hotel y fue perfecto, porque apenas llegamos se largo a llover. Aprovechamos ese encierro para decidir que íbamos a hacer después, nos recomendaron varios lugares cerca del pueblo para ir, que se veían muy lindos, pero también revisamos el tiempo para los días que venían: mucha lluvia! En todo Marruecos, así que al final nos decidimos por partir a Tánger y de ahí cruzar a España.

chef 3

Al final no paró de llover, así que al día siguiente partimos temprano a buscar bus para Tánger, aquí sólo pasamos la noche, ni siquiera entramos a la Medina, sino que buscamos un hotel cerca del puerto. La costanera me recordó un poco de nuestra costa. Debo comentar que el hotel que elegimos tenía toda la pinta de haber sido un hotel muy bueno en el pasado, pero que se quedó pegado. A las dos nos dio la impresión de haber viajado por el tiempo a la época del Tiempo entre Costuras (libro de María Dueñas, muy bueno, que narra la vida de una española en Marruecos).

Tanger
Tanger

Marrakech

Puedo decir que en los 5 meses que llevaba viajando nunca tuve miedo de nada ni de nadie… hasta Marrakech. Voy a aclarar que al día siguiente se nos pasó todo el susto y hasta nos reíamos porque no eran para asustarse las calles. Bueno acá va la historia:

Llegamos al aeropuerto de noche, por lo que el bus público ya no estaba funcionando y para irse al centro de la ciudad la única opción era taxi. Nos habían dicho cuanto nos debería salir más o menos un taxi pero no nos dijeron que existía una “tarifa nocturna”, en la que se agrega el 50%, así que nosotras peleando con el taxista para que use taxímetro o bien nos cobrara lo que nos habían dicho. El problema es que había solo una “marca” de taxis de en el aeropuerto así que no nos fue tan bien, al final aceptaron llevarnos por menos, pero no nos dejaron donde queríamos (nuestro hostal quedaba en la medina, que es la parte antigua de la ciudad por lo que es peatonal), así que nos dejó en una de las primeras entradas, que no era la más cerca. Y justo cuando nos bajamos mágicamente apareció un chico que podía decirnos como llegar, no nos quedó otra, porque el taxista se fue y nosotras estábamos sin internet ni nada y las medinas pueden ser bastante laberínticas. Así partimos muertas de susto a seguir a este hombre, que resultó ser buena onda aunque un poco patudo para pedir la propina, en esos momentos pensé: “hasta aquí llegamos”, pero nos dejó en la puerta del hostal. Después de instalarnos salimos a recorrer un poco y dimos vuelta por la plaza principal de la medina. Se me había olvidado contarles, que camino al centro nuestro súper taxista atropelló un perrito o gatito, ya no me acuerdo mucho pero fue terrible!!

Recorriendo Marrakech
Recorriendo Marrakech

Al día siguiente fue todo mucho mejor, lo que parecía oscuro y feo resultó ser lindo y distinto, así que comenzamos a recorrer Marrakech con otros ojos más positivos. Al primer lugar que fuimos fue la plaza D’Jemaa El-Fna y desde ahí nos perdimos en la parte antigua: entre mezquitas y Souks, que son los mercados típicos. En una de esas perdidas conocimos a Moustafa y Monsiff y tuvimos una conversación súper interesante con ellos, especialmente con Moustafa. Ambos son musulmanes, la diferencia que uno era estricto en todo y el otro era más flexible para algunas cosas (tragos, cigarro, relaciones antes del matrimonio). Intercambiamos ideas y con la Fran tratamos de preguntarle hartas cosas, como para entender un poco su religión y cultura.

Muchas teteras, Moustafa y los colores de Marruecos
Muchas teteras, Moustafa y los colores de Marruecos

 

Jardin Majorelle
Jardin Majorelle

Al día siguiente recorrimos la parte moderna de la ciudad y fuimos al Jardin Majorelle, un jardín hecho por un francés, Jacques Majorelle, y posteriormente comprado por Yves Saint Laurent. Un lugar lindo, pero en el que hay que pagar y creo que quizás hay otros jardines y parques más lindos en Marrakech que no tuve la oportunidad de conocer. Después de eso nos refugiamos en tiendas porque se largo a llover con todo! Así que un poco de vitrineo no estuvo mal.

Algo interesante de Marruecos es el te: generalmente si alguien te ofrece te es para ser un buen anfitrión y no te va a cobrar, incluso es de mala educación rechazarlo (ojo: lo toman ultra dulce allá). La primera noche que salimos a recorrer alguien nos invitó un té y nosotras cachando cero y todavía un poco espirituadas lo rechazamos. Al día siguiente conversando con la gente local nos explicaron que desde el punto de vista social demuestra cortesía y hospitalidad de parte del dueño de casa hacia el huésped.

Te verde con menta -“The menthe”. Licensed under CC BY-SA 3.0

En cuanto a las comidas probamos dos de los principales platos, el tagine y una pastilla. El tagine es originalmente un plato Berber (gente originaria del desierto de Marruecos), y su nombre viene de la forma del plato en que es servido. Generalmente tiene trozos de carne, pescado o ave, además de verduras (papas, zanahoria, tomates, etc), todo esto acompañado de varios condimentos como jengibre, azafrán, canela, etc. Tradicionalmente se come con la mano y acompañado de pan (parecido al pan pita o indio, no el típico que comemos nosotros). La pastilla en cambio tiene su origen en Andalucía y los árabes de ahí lo traspasaron a Marruecos. Es más que nada una especie de pastel de carne, originalmente de pollo, que combina sabores dulces con salados: es una masa rellena de la carne elegida, quizás lo más similar que tenemos nosotros es una empanada.

Probando el tagine, tagines con especias y una pastilla
Probando el tagine, tagines con especias y una pastilla

Me gustó este primer encuentro con la cultura marroquí, algo distinto a lo que había visto en Asia, otro tipo de cateteo, mucho más intenso a la hora de querer vender algo pero si te das el tiempo son gente muy buena onda. Todos mis nervios de viajar sola a ese país desaparecieron y me di cuenta que si eres mujer viajera, más que peligroso, es molestoso andar sola, porque son super insistentes y un poco patudos (si les das la pasada).

Hong Kong

Llegó el día de dejar el sudeste asiático. En general cada vez que tuve que cambiar de país en el SE me ponía un poco nerviosa, pero un nerviosismo bueno, como de no saber qué es lo que viene y de dejar un país que ya se había vuelto conocido y donde compartí con muchas personas increíbles. Pero ahora con Hong Kong y China el nerviosismo es un poco más, porque siento que va a ser una aventura completamente distinta, por el idioma y el tipo de destino. En todo el SE, incluso Myanmar, es súper fácil hacer todo y conocer gente, para Hong Kong ya buscar el hostal fue una odisea y por lo que me han dicho, es mejor bookear antes los alojamientos (en general en el SE llegaba a una ciudad y de ahí buscaba donde dormir). Debo decir que hasta el momento el alojamiento en HK ha sido toda una experiencia: es el peor lugar donde me he quedado y el más caro! Estoy en una pieza con 9 personas más y en un camarote donde mis piernas no caben, soy muy larga para estas camas asiáticas, pero tengo aire acondicionado en la noche y apenas estoy en la pieza.

Llegué el jueves 4 en la noche, y me puse a chatear con la Carola Mutinelli (mi jefa en Hites), por la fecha me tincaba que podían estar acá y así era, así que ese mismo día nos juntamos a comer, fue entretenido el reencuentro y quedamos de almorzar al día siguiente.

Avenida de las estrellas, la foto con Bruce Lee es antigua, pero me gusta y es más entretenida que la que tengo con miles de chinitos.
Avenida de las estrellas, la foto con Bruce Lee es antigua, pero me gusta y es más entretenida que la que tengo con miles de chinitos.

El primer día recorrí los alrededores: la avenida de las estrellas (con estrellas de cine local, sus manos en el piso y todo). Esto era lo único que conocí de HK en mis viajes, y fue rico hacerlo relajada, sacando fotos, disfrutando las vistas y no corriendo por tener que llegar a una reunión con proveedores. De ahí me junte a almorzar con la Caro nuevamente y me topé con más gente de la empresa, igual divertido. El plan para la tarde fue caminar por Nathan Road desde la orilla hasta casi el inicio. Está llena de comercio, gente que se acerca a ofrecerte copias de todo, masajes, en la noche mucha luz. Al final me demoré 1 hora y llegué justo para encontrarme con un amigo coreano que conocí en Yangón y que está en HK estudiando. Comimos dim sum, algo típico de acá y de ahí cruzamos en Ferry a la isla de Hong Kong (yo me estoy quedando en Kowloon), tomamos el tram (una especie de tranvía) y vimos la ciudad de noche, me encantan las luces! Soy toda una huasa! Y finalmente subimos por la escalera mecánica más larga en la que he estado. Bueno más que escalera es una plataforma (como la de los supermercados) y aunque tenía mini paradas era larguísima. Y en las mañanas (tipo 8 a 10) esa escalera baja, por toda la gente que va a trabajar, según los cartelitos, se demora 20 minutos en darse vuelta totalmente.

corea

El sábado fui a Macau, para lo que escribí un post aparte para que lo lean mañana. El domingo decidí tomármelo “tranqui” y me levante tarde, salí a almorzar con un mexicano (Héctor) y un español (Javi) que están trabajando en un hotel en China y vinieron a HK por temas de la visa. En la tarde fuimos a The peak, que es la cima de un cerro de acá y que tiene una vista increíble! Cómo se ven los edificios desde arriba es impresionante y todas las luces! Me encantó.

the peack

El lunes era el día de la visa, fui a hacer los trámites y en 5 minutos estaba lista, tenía que ir a buscar mi pasaporte el miércoles. Lo importante de este día es que me desperté y decidí que no quería estar más en ese cuchitril, ni idea si el aire acondicionado se echó a perder o alguien lo apagó, pero esa minipieza (les juro que era más chica que la sala de clases del colegio!) con 10 personas adentro (y sus olores!!) y las cucarachas dando vuelta era mucho, así que partí a un hostal más caro pero con buenísimas referencias, la mejor decisión jajaja. El ambiente demasiado entretenido (Urban Pack Hostel, por si alguno va a HK), limpio, la gente de ahí muy amigable (en vez del chino del otro hostal que te gritaba por lo que sea). Apenas llegué con mi bolso conocí a un gringo que iba a ir al Big Buda (sii!! Mas Budas gigantes!), así que me uní a su paseo. Estuvo entrete, además hicimos un mini mini trekking, más bien una caminata de 20 minutos a los pilares de la sabiduría, el problema es que la “sabiduría” estaba toda escrita en chino, así que ni me enteré, eso si la vista es muy linda.

big buda

En la noche la gente del hostal había organizado una salida a ver el Dragón de Fuego, no les comenté que es el mid autumn festival o Zhōngqiū Festival, y es uno de los más importantes de China. Lamentablemente dada la cantidad de gente que había lo vi de lejos, pero era muy choro el ambiente, había muchas luces, una exhibición de lámparas, y el dragón estaba hecho como de incienso. Después de eso nos fuimos a carretear a una calle conocida de acá, el carrete en verdad consistía en ir de 7-eleven (algo tipo ok market o big John) comprar cerveza y tomar afuera, mil gente hace lo mismo por lo que se arma todo en la calle. Había venido antes a esta calle con los de Hites, pero ahí fuimos directo a un club, en este caso fue más mochilera la cosa, me gustó!

festival

Ya el último día en Hong Kong no sabía si ir a unos museos (la mayoría son gratis los miércoles!!) o si ir a Ocean Park, una especie de fantasilandia con muuuchas mas cosas como Pandas. Estaba casi decidida a los museos, cuando salí de la pieza y me encuentro con un grupo de ingleses que iba a ir a Ocean Park, así que partí con ellos. Eso es lo entrete de los hostales, especialmente cuando viajas sola, que los panoramas se van armando solos. Prácticamente toda mi estadía la fui armando día a día.

ocean park
La vista del parque y ya listos para la montaña rusa 😀

Y bueno se viene China!!! Nervios porque parece que no es tan fácil comunicarse y porque me enteré que del 1 al 7 de octubre hay como vacaciones nacionales, lo que significa que tengo que bookear todo ahora ya! O sea decidir donde quiero estar en un mes más!

Hpa-An

Mi idea original era irme un par de días a Pyay, pero Aung me advirtió que estaba inundado que mejor viniera para acá. Fue muy buena opción, este es un pequeño pueblo más al oeste, que es conocido por sus templos dentro de cuevas.

En el viaje para acá mi intención era ver el camino, pero obvio que me quedé dormida la mayor parte. Llegamos casi de noche, así que a comer y ver qué hacer el día siguiente, hay dos opciones para recorrer este lugar, la primera es contratar un “tour” o bien arrendar unas motos y recorrer por tu cuenta. Nosotros optamos por la moto, así teníamos mayor libertad, fue un riesgo porque estamos en época lluviosa, pero nos tocó un día increíble.

Lumbini Garden
Lumbini Garden

Partimos con un templo que construyeron arriba de una roca, y al parecer el lago alrededor es artificial, aunque no estoy segura. De ahí seguimos con Lumbini Gardens, que son literalmente cientos de Budas sentados en un campo. Muy lindo y distinto a los budas que había visto. Acá son más “sencillos” que los de Tailandia, quizás porque están al aire libre y no tan restaurados, por lo que se ven más gastados.

IMG_3556

Y seguimos nuestro recorrido, tratando de encontrar unas cuevas llegamos al Water Lake (muy original el nombre), que son tres como piscinas naturales donde la gente se puede bañar, acá todos se bañan se con ropa, son muy pocos los niños que se sacan la polera. Fue entrete ver el panorama de fin de semana de ellos. De ahí nos fuimos a la cueva de Kawtka thaung que es un templo dentro de una cueva. Por lo que me he podido dar cuenta es que construyen templos en la cima de todos los cerros (acá a todos los cerros le dicen montaña, igual es raro para mí, es como que digamos voy a subir la montaña San Cristóbal) y dentro de las cuevas.

Budas afuera de la cueva
Budas afuera de la cueva

Para terminar pasamos por otra cueva  pero no entramos, había que pagar, y no se me dio la impresión que no valía tanto la pena, después hablando con otros turistas parece que le achuntamos. Y la última cueva que fuimos fue la mejor, primero llegamos y vimos que el camino estaba inundado, así que a sacarse los zapatos y arremangarse los pantalones. Se me había olvidado decirles que acá hay que sacarse los zapatos para entrar a cualquier lugar sagrado. Volviendo a la cueva, estábamos en eso cuando se larga a llover con todo! Así que corriendo por el agua. La cueva al comienzo no se veía más especial que el resto, igual impresionante todos los budas y estatuas que hay, como construyen y tratan de integrar todo con las rocas. Estábamos a punto de irnos, cuando el monje que cuidaba el lugar se despierta de la siesta y pesca una linterna y me dice que lo siga, yo segura que me iba a mostrar la parte de atrás que ya había visto partí con él. Al final terminamos cruzando la montaña hasta lo que yo creo que era el otro lado, la vista era increíble, la paz era cuática, y fue un momento especial, estar sentada ahí, con esa vista, la caminata a pata pelada por la cueva, mini escalando, y guiada por este monje que caminaba como si nada, fumando un cigarro con un a mano y sosteniendo la linterna que alumbraba mis pies con la otra. Fue un momento especial, el no hablaba nada de inglés y yo fuera de hola y gracias no sé nada de birmano. Me quedé sentada en esa roca un buen rato, el sonriendo y mostrándome lugares y diciendo palabras que yo repetía.

DCIM101GOPRO

En verdad soy afortunadísima de estar acá haciendo este viaje, no quiero volver en 10 años y ver que esta cueva especial, donde no todos saben que se puede seguir al otro lado, va a estar convertida en un centro para turistas como las otras cuevas que he visto en Filipinas y Vietnam, que se ve la intervención del hombre arreglándolas para los turistas. Y qué bueno están llenas de gente.

Y bueno nuestro día terminó donde comenzamos, queríamos ver el atardecer desde ahí, así que arrendamos un botecito a remos, y mientras yo lo afirmaba y trataba de mantener el equilibrio, Max (el holandés con el que andaba), hacía piruetas para poder sacar una buena foto. Fue diferente. Llegamos al hostal y nos quedamos conversando con unos alemanes que al día siguiente se iban a ir a Mawlamyine en bote, así que decidimos acompañarlos.

Atardecer
Atardecer

Puerto Princesa!!

Ya superada la pérdida del celular, llegué a este pueblo y lo primero que hice una vez instalada en el hostal, fue agendar los dos principales tours que tiene Puerto Princesa: el Underground River y el paseo por Honda Bay. El más urgente era el río subterráneo, porque se da una cantidad limitada de permisos por día. Este río es parte de un parque nacional.

Bueno, la cosa es que como ya era “tarde”, me dijeron que solo estaban dando permiso a los que iban a la oficina a pedirlos, así que la agencia me vino a buscar y partimos a pedir mi permiso, ya se habían acabado los del viernes, así que me dieron para el sábado. Dejando el río listo, reservé altiro el tour por Honda Bay, que es un paseo por algunas de las islas que tienen acá en Puerto Princesa y también reservé la van que el domingo me va a llevar a El Nido. Creo que ahí hay unas playas increíbles!!!

Como tenía planificado mis siguientes dos días, partí a recorrer el pueblo con paragua en mano por el sol (de algo que sirva la inversión en BKK), y a buscar una farmacia, porque necesitaba un repelente: el que me había comprado en Bangkok no soporto el viaje en avión, explotó y de pasadita tuve que botar el estuche en que venía, porque pasó todo! Hasta derritió los plásticos del estuche: el interior y el exterior, y me gustaba harto!! Además el poco y nada de maquillaje que traje (y que claramente no estaba usando: su propósito, arreglar mi cara en Madrid y Moscú, ya se había cumplido) lo tuve que botar y sin cargo de conciencia! Realmente no hay mucho que hacer acá, a menos que te estés quedando en un hotel con piscina, evidentemente mi super hostal (que creo que soy la única acá) no tiene jajajaja

En la noche decidí partir a un bar que me recomendaron, así que hice un poco de hora para no llegar tan temprano pero no fue suficiente, no fui la primera clienta solo porque esperé un minuto a que entrara alguien mas jajajaja, la comida era piola, pero el bar igual era entrete, menos mal en la tele estaban dando este típico programa de bromas a la gente que ponen en los aviones: Just for laughs, así que mientras comía y la banda local se preparaba para tocar me reí un rato con el programa, soy muy ñoña en verdad :P. Una cosa que me he dado cuenta de los Filipinos es que son todos muy buena onda, los hombres eso si pueden llegar a ser un poco demasiado jotes: en el bar uno incluso se sentó a conversar conmigo, divertido. La banda que toca en el bar es bastante buena, cantan puros covers. Al final no me fui muy tarde, porque me pasaban a buscar a las 7 de la mañana!!!

Paseando por Puerto Princesa
Paseando por Puerto Princesa

Honda Bay!! Este es uno de los panoramas típicos de acá, mi plan es empezar a acercarme de a poco a los peces, para poder disfrutarlos en el resto del viaje, y creo que lo estoy logrando. La idea de este paseo es ir a distintas islas, darle pan a los peces y disfrutar del mar, el agua exquisita, pero las playas no tanto, como que están super turisteadas, me dio la impresión que es como el paseo de fin de semana del filipino de Puerto Princesa, andaban hasta con pic nic, igual lo disfrute al máximo, eso si  creo que yo era una de las pocas extranjeras en estas islas. Tanto que me sentí famosa! Primero fueron los niños chicos que me saludaban y que no se porque les llamó la atención mi nombre, lo repetían todo el rato y con mi acento! Y después me gritaban: “Margarita, Margarita! Hello!!” y se reían. Después de eso uno se acercó con su papá porque se quería sacar una foto conmigo, así que bueno ya, y ese fue el primero, después llegaron mas niños (y otros no tan niños) que querían fotos, yo me reía nomás. En este paseo compartí harto con un matrimonio de 60 años, muy buena onda ellos, el es gringo y ella filipina, tienen un matrimonio acá el domingo, así que aprovecharon el viaje y fueron a ver a los parientes de ella en otra isla.

Después del paseo, me fui a descansar al hostal para salir a comer, ahora repeti la rutina del día anterior, pero más tarde, para no ser la primera del bar…. En verdad no hay mucho que hacer entre las 5 de la tarde y las 9.

Island Hopping: Honda Bay
Island Hopping: Honda Bay

Underground River (Patrimonio de la Humanidad): Para este paseo también me pasaron a buscar tempranísimo, el río no queda en Puerto Princesa mismo, sino que hay que hacer un viaje en van de más de una hora (80 km, por un camino medio lleno de curvas), el paisaje es lindísimo eso si, igual me quedé dormida, no puedo evitarlo!! Me subo a un auto y me baja el sueño. Después de la van, tenemos que irnos en una lancha al sector donde está la entrada al río, acá uno puede ver lagartos monitores, que se parecen a los dragones komodo, y monos de cola larga. Te advierten de vigilar tus cosas, porque en verdad estos monos pescan lo que encuentran, a un par de persona les quitaron cosas de sus bolsos que dejaron abandonados.

Una vez en la entrada del río te subes a una especie de canoa, donde te llevan por 30-45 minutos a ver la primera parte del río, es genial lo que se forma debajo de estas cuevas, las distintas formas y colores de las rocas, todo el rato andan volando unos pájaros y murciélagos, eso igual me dio un poco de nervio, pero no se acercan al botecito. Este río es tan grande, que el 2010, descubrieron que tiene un segundo piso: o sea en alguna parte hay cascadas internas. Si vienen alguna vez, visita obligada!!!

Así como impresiones, tanto de Manila como Puerto Princesa, los medios de transporte: unos mini buses (literalmente mini, vean la foto de Manila) y los triciclos, que son unas motos con carrito. Esto me llamó más la atención en Manila, porque acá como que pegan con la esencia del pueblo. Lo otro, que onda como manejan!! Se dan vueltas en U cuando quieren y donde quieren, y acá en PP como apenas hay semáforos, se imponen en la calle: si quieres salir marcha atrás o doblar, lo haces, el resto tiene que parar nomas. Creo que eso es algo común de Asia, por lo poco que he visto y escuchado.

Y bueno esa fue mi estadía en Puerto Princesa, próximo destino: El Nido!!!!!

Underground River
Underground River

Avneturas y desventuras en Manila

Y partí a las islas Filipinas, primer destino: Manila, inicialmente no pensaba pasar por Manila, pero por combinación de vuelos si o si tenía que pasar una noche, así que decidí quedarme dos y conocer la ciudad.

La aventura comienza en el aeropuerto, cuando yo la ilusa pensaba llegar a Filipinas sin un pasaje de salida, no lo había comprado aún porque no me decidía a cuántos días quería quedarme, cuento corto, tuve que correr a comprar un pasaje y mostrarlo en el counter para que me dieran el boarding pass! Obvio que con el apuro no compré el mejor pasaje: ni en precio ni en hora!! Y creo que quizás son muchos días los que me voy a quedar acá, pero bueno, ya está hecho!

Al llegar a Manila, encontré algunas cosas parecidas a Santiago: el smog y no había tren para ir a la ciudad, sólo taxistas que te quieren cobrar mucho, al final conseguí uno que me llevara y estoy segura que se dio una vuelta larga, pero igual salió barato el taxi!

Acá me quedé con CS, muy buena opción y la experiencia demasiado buena. Rocío, quien me recibió, me invitó a comer comida filipina, y me recomendó que hacer al día siguiente en la ciudad.

Filipinas es un país que fue colonia española, por lo que es común ver nombres en español, aunque acá el idioma oficial son el Tagalog y el inglés. Al final mi visita se concentró en la parte antigua de la ciudad: Intramuros, que es lo que queda del fuerte de la ciudad. Más que nada son edificios e iglesias de arquitectura española.

Paseando por Intramuros
Paseando por Intramuros

A la primera que fui fue la Catedral, ahí es donde primero me acosaron unos triciclos para que me hicieran un tour, pero como me está gustando harto caminar y quería tomarme mi tiempo, decidí rechazarlos, aunque a ratos me arrepentía (y eso que no faltaron durante todo el recorrido). Entrar a esta catedral, es como entrar a la Catedral de Santiago, pero un poco más chica. De aquí me fui a la otra iglesia que hay, que es muy conocida: La iglesia de San Agustín. Cuando llegue estaba cerrada, así que partí la visita por el museo… pero lo cerraban también, pero ahí abrieron la Iglesia así que fui a verla, y justo empezó una misa y decidí quedarme: era en inglés. Al estar en esta misa, me sentía como en Chile, primero se iba a comulgar desordenados, no por filas y se están empezando a celebrar 450 años del Santo Niño (y le dicen Santo Niño), que es una veneración a una imagen de Jesús como niño, así que al final de la misa había fila para ir a ver la imagen, a la salida hubo un procesión, hubo alabanzas, estaban las típicas señoras eternas, así que me sentí como si estuviera  en Placilla, solo que en una iglesia más producida.

Después de todo eso, seguí por mi tour del museo y era ver la historia de los españoles acá.

Iglesía de San Agustín y procesión del Santo Niño
Iglesía de San Agustín y procesión del Santo Niño

Para terminar mi día me fui caminando al otro extremo, a ver el Fuerte de Santiago, donde aprendí un poco más de la historia de Filipinas y de uno de sus héroes: José Rizal, quien fue ejecutado, lo que dio paso a la revolución e independencia de los españoles, lamentablemente llegó Estados Unidos, y no fue hasta el fin de la segunda guerra mundial que no pudieron ser realmente independientes.

El fuerte es como los típicos fuertes españoles, que no tenemos tantos en Chile, pero que se pueden ver en distintas ciudades de América: torres, cañones, hasta calabozos!! Pero estaban cerrados al público.

Fuerte Santiago ... las unicas fotos en las que aparezco.
Fuerte Santiago … las unicas fotos en las que aparezco.

Mi idea era después de Intramuros irme a un parque que quedaba al lado, pero el calor me estaba matando realmente, así que partí a una zona donde hay una calle peatonal llena de tiendas (con aire acondicionado), y al final de esa calle vi una especie de mall: el mall de la perdición jajajaja. Me puse a recorrer este centro comercial, que estaba literalmente llenísimo!! Así que agarré bien mi cartera. En eso me metí a una tienda de cosas japonesas, y me distraje viendo todas las cosas que pueden existir, obvio que encontré un par de cosas super prácticas (tapones para no escuchar, abanico, y una bolsa pláctica). Cuando fui a pagar me di cuenta que mi celular ya no estaba!! Me dio tanta rabia, porque unos minutos antes estaba preocupada de mi cartera, y en esa tiendita me distraje y no me preocupé de mirarla.

Lo rescatable de esta situación es que me puede servir no están TAN conectada para disfrutar más del viaje, y lo otro es como me ayudaron: en la tienda no había mucho que hacer, revisamos los pasillos por si se había caído, una vendedora me ofreció su celular para llamar (cosa que no hice, porque si contestaban, la cuenta le habría salido enorme)  y me pidieron los datos por si aparecía. Después me fui a informaciones del mall para averiguar donde habían computadores, camino a informaciones colapsé y me largué a llorar de rabia, como tan pastela!!!! Cuando llegué la niña se preocupó y le expliqué lo que había pasado, así que llamó a seguridad, que no sólo me llevo al cyber, sino que pagó por el internet, y así pude bloquear el teléfono y aproveché de “llamarme”, pero obvio que nadie contestó. Además me acompañó nuevamente a la tienda para ver si había aparecido. En verdad se portaron bkn, yo les decía que no importaba, que seguro lo habían robado, pero no, insistió en buscarlo nuevamente y anotar toda mi información por si aparecía.

Lo triste: ese día, por pastela también, se me olvidó llevar la batería extra de la gopro, así que prácticamente todas las “selfies” las saqué con el celular y habían unas tan  entretenidas!!  😦

Pero bueno ya no había nada que hacer así que fui a comer algo porque al día siguiente partía a mi nuevo destino: Puerto Princesa.

Ultimo día en Bangkok!

En mi último día, quise ir a los templos que me faltaban, generalmente la gente hace el Grand Palace y estos dos templos el mismo día. Decidí irme caminando, pero sigo sin acostumbrarme al calor, cuando llegue al Wat Pho, tuve que sentarme un rato, menos mal regalaban agua. Este templo es conocido porque tiene un Buda acostado, y es considerado como la primera universidad de Tailandia, al hacerse este templo, el Rey de ese minuto trajo a muchos sabios y se plasmaron los conocimientos en piedras. Pero además tiene una gran colección de Budas de distintos periodos. Después de recorrer un rato, se largo a llover con todo!! Así que me refugié bajo techo, y cuando bajaba la intensidad seguía recorriendo. Llego un momento que me aburrí, porque según yo ya lo había visto entero, así que me compré el paraguas más caro de la vida (igual era barato) para así poder ir al otro templo, obvio que en el minuto que lo compro para de llover 😛

Paseando por Wat Pho... bajo la lluvia
Paseando por Wat Pho… bajo la lluvia

Partí al embarcadero para cruzar al Wat Arum, o Templo del Amanecer, es un templo que está hecho de porcelana china, acá uno puede subir el templo, y hay una especie de mirador, la vista es genial, me imagino que dado el nombre, el amanecer (o quizás el atardecer) se debe ver increíble. Lo único es que las escaleras son empinadísimas!! Debo reconocer que me costó empezar a bajarlas, había empezado de frente y decidí girarme para bajar dando la espalda, más fácil, obvio, pero en el proceso de girarme me abracé a la baranda, la gente se reia de mi y me daba animo a la vez. Pero valió la pena.

Wat Arum ... la vista increible.
Wat Arum … la vista increible.

Mi plan al volver al hostal era almorzar, ducharme, preparar la mochila para el día siguiente y después salir a comer algo por ahí y porque no un masaje de despedida. Pero cuando llegue me topé con una coreana de mi pieza y quedamos de ir juntas a ver el atardecer a un bar que se supone que tenía una buena vista de la ciudad. Así corriendo a la ducha porque estábamos justas con el tiempo. La Su Jin, es una coreana que está haciendo su primer viaje fuera de Corea, y decidió hacerlo sola, así que estaba pasando una semana en Bangkok. En verdad soy una afortunada todo lo que he viajado. Pero me he dado cuenta, que tanto Jesse como Su Jin no habían salido de sus países, no porque no pudieran, si no porque no se les había ocurrido antes! Así que gracias a mis papas por haberme permitido viajar desde chica, y así poder tener esas ganas de conocer el mundo de antes, o quizás no habría sido capaz de hacer un viaje tan grande sola.

Para ir a este bar decidimos irnos en el bote/bus, que yo de floja aun no había usado, y es bkn!! Se ve los distintos templos y vistas de la ciudad. Llegamos perfecto para poder ver el atardecer con un mojito :D. Y después la vista nocturna de la ciudad también era genial. Igual me gustó más el bar del primer día, porque podías recorrerlo entero, acá estabas concentrado solo en un lado del edificio. Igual la experiencia fue buenísima, porque además de la vista y el atardecer, vi como le pedían matrimonio a una niña (con el anillo adentro de un mojito, no se si la mejor idea jajajaja) y después en algún lado de la ciudad tiraron fuegos artificiales!! En verdad una última noche perfecta.

En el bar Siroco, piso 64 :D
En el bar Siroco, piso 64 😀

Ya de vuelta al hostal, la 수진 (Su Jin) se fue hacer un masaje y yo a comer, en verdad moría de hambre!! Así que pad thai de la calle y para finalizar un masaje! Los voy a echar de menos jajajaja Mientras me comía el pad thai me puse a conversar con un ucraniano que estaba esperando a su polola, y me contaba que por toda la situación eran varios los países que no podía visitar, así que concentró su viaje en Tailandia. Igual no estaba preocupado, su plan era volver y sacar el pasaporte Ruso, para así poder viajar más.

Quería agradecer a los de  Mundo Nomada por su guía de Bangkok, estaba genial y me sirvió demasiado!! (www.mundo-nomada.com).

Y ahora se viene Filipinaas!!!!!!

 

Un poco mas de Bangkok

El sabado fue mi primer dia sola (jesse partio tempranito para seguir su viaje). Mi plan para el dia era ir al mercado de Chatuchak, que funciona solo los fines de semana. Averigue y la mejor manera para ir alla, era tomar un taxi, asi que parti a buscar uno, creo que fue la primera vez que me costo tanto conseguir a alguien que me lleve con taximetro! Fueron unos 5 o 6 taxis seguidos, asi que me apeste y parti caminando a una calle mas alejada de khaosan rd. pero en el camino aparecio uno de los que me habia “rechazado” y acepto llevarme con taximetro.

Chatuchka 1

El mercado es GIGANTE. Recorri un poco hasta que consegui un mapa y asi deje para el final lo que no me interesa tanto. Creo que recorri bastante, personalmente no compre mucho porque estoy recien partiendo el viaje, pero hay de todo: desde ropa (todo tipo de ropa), zapatos, imitaciones, bolsos, mascotas, muebles, lo que se les ocurra. Es muy entretenido solo andar dando vueltas y si te gusta comprar lo quieres todo porque es baratisimo (hay que negociar el precio).

Despues de varias horas, ya un poco apestada del calor, fui a un parque que estaba al lado, muy rico… me eche un rato en la sombra.

wpid-photogrid_1401030652021-1.jpg

Finalmente me fui al hostal a ducharme y descansar un rato antes de salir a comer. Estando sola, esto de salir a comer me complicaba un poco, asi que di un par de vueltas mientras decidia si comia algo rapido en la calle o me sentaba en un lugar mas producido. Al final decidi volver al lugar donde almorce el primer día. Me sentia rara sentada ahi sola, pero bueno me entretuve un rato viendo a la gente que pasaba por ahi hasta que sentaron a alguien solo en la mesa de al lado mio, al final terminé conversando con Jamie, un escocés que acaba de terminar de estudiar y se vino por un mes antes de empezar a trabajar.
Cuando volví al hostal me quede conversando con los que estaban en el lobby un rato.

Al dia siguiente parti a misa (debi haber averiguado antes donde habia misa en ingles: era al lado del Chatuchak!), lección aprendida, me alejé un poco de khaosan y me costó mucho menos conseguir taxi. La misa en teoría era a las 10:30 y yo llegue un poco antes (por si me perdía) pero o no se si son impuntuales o no cache bien la hora, la misa partió a las 11.
Después partí a un parque: Lumphini Park, fue el primer parque que tuvieron los tailandeses. El rey quería que tuviesen un lugar donde recrearse.

wpid-photogrid_1401030391161-1.jpg

Es muy lindo y grande, se ven familias haciendo picnic, gente haciendo ejercicios, parejas disfrutando la tarde, viejitos durmiendo siesta o jugando, hay varios como sectores donde se puede descansar, comer etc. Y derrepente te encuentras con esculturas; lo unico que se nota que le falta un poco de mantención, pero es genial igual. Recorrí mucho rato hasta que llegue a un punto donde estaba lleno de palomas en la mitad del camino (les estaban dando comida), asi que decidí descansar en unos asientos al lado de la laguna y escribir un poco. Estaba en eso, cuando derrepente aparece una especie de lagarto gigante, las primeras veces no logre sacarle foto, pero al final lo conseguí 😀

lagarto-1

Ya era tarde y para variar muucho calor, así que regresé al hostal y aproveché de ordenar y respaldar las fotos y escribir un poco en el blog, hasta que llegó la hora de comer: de nuevo la misma indecisión jajaja creo que la hora de comer no me gusta tanto :P. Después de recorrer un rato, decidí comer un pad thai en la calle e ir hacerme un masaje, pero ahora de hombros, espalda y cabeza: buenisimo!!! (el pad thai y el masaje). Es genial sentarse a mirar a la gente que pasa por la calle, hay de todo: jovenes, viejos, grupos, parejas, solos, unos mas hippies, unos mas producidos.

Bueno eso ha sido hasta ahora, hoy quiero ir a los templos que no pude ir el otro día y quizás dar una vuelta en bote y de ahí tengo que decidir que voy a hacer en Filipinas, tengo solo el ticket para Manila mañana.
Saludos a todos!!

La calle que esta entre mi hostal y khaosan Rd.
La calle que esta entre mi hostal y khaosan Rd.