Archivo de la etiqueta: feliz

Granada … again

Si! Viajé a Europa! Es un viaje más bien express y social, antes de ir a Granada pasé por Paris, donde me quedé con la Fran y su tía, mi amiga con la que viajé a Marruecos y España el año pasado. Esos dos días que estuve ahí aproveché de ponerme al día con el blog mientras ella estudiaba, fui a dar una vuelta al barrio de Montmartre con un amigo, y bueno copuché mucho con la Fran.

Después de París me fui a Granada, donde me junté con Jamie, un amigo inglés que ya lleva casi un año viviendo en esa ciudad. El día que llegué tuve que esperarlo, pues estaba haciendo clases, así que aproveché de ir a misa, y recorrer alrededor de la catedral. Mientras lo esperaba, un grupo de músicos (El cuarteto del amor), me cantó, así que genial. Cuando ya nos encontramos con Jamie, nos fuimos de tapas por ahí cerca del centro.

El cuarteto del amor y la catedral de Granada
El cuarteto del amor y la catedral de Granada

Al día siguiente, después de comerme una tostada con tomate para el desayuno, mientras Jamie trabajaba, partí a perderme por el barrio de Jamie: el Albaicín. Es un barrio que está en un cerro, lleno de callejones para descubrir: casas, miradores y plazas. Este barrio es perfecto para perderse y descubrir los distintos rincones que tiene. Así llegué al mirador de San Nicolás, uno de los más conocidos, donde se ve Granada y la Alhambra. Al final terminé en una plaza cerca de la casa de Jamie, que tiene una vista increíble de la Alhambra y que con los colores otoñales se veía demasiado linda, además tuve un momento perfecto: imagínense la vista, los colores y el viento necesario para que las hojas caigan de los árboles mientras yo estaba ahí.

Paseando por el "barrio": callejones y San Nicolás
Paseando por el “barrio”: callejones y San Nicolás

Para el almuerzo Jamie preparó un curry y compartimos con su vecina, Julia, una australiana muy simpática. Después de descansar un poco, él volvió a sus clases y yo aproveché de perderme en el centro (donde había una feria navideña) y visitar la catedral. Debo decir que me gustó bastante Granada, me encanta la gente de acá, es muy amistosa y alegre!

Paseando por el centro
Paseando por el centro

Al día siguiente nuestro plan de ir a una feria de libros y recorrer cerca del centro se acabó en el segundo que cerramos la puerta: a Jamie se le quedaron las llaves adentro. Cómo nos rehusamos a pagar a un cerrajero sin antes intentar abrir la puerta o al menos alguna de las ventanas, empezó el show! Jajajaja las vecinas de Jamie se reían de nosotros: tratamos la clásica tarjeta con la puerta y con la ventana, también los cordones de los zapatos para tratar de levantar la palanquita de la ventana, fuerza bruta, y finalmente lo que resultó, después de dos horas intentando y yo ya muerta de hambre, fue un alambre y un gancho que nos pasó Julia. Fue genial!! Después de eso, partimos a almorzar afuera y me comí un solomillo de ternera exquisito con una copita de Sangría.

Aprovechando que en verdad los días han estado increíbles y que mientras hay sol no parece invierno fuimos a  Sacromonte, donde vimos las cuevas, conversamos con algunos de los que viven ahí: gitanos, artistas flamencos, bohemios, extranjeros;  terminamos en la cima del cerro, donde la vista de la ciudad es impresionante. En la noche fuimos a una fiesta de unos amigos de Jamie, y bueno, más que nada había puros extranjeros.

Sacromonte y yo feliz con mi sangría
Sacromonte y yo feliz con mi sangría

Y bueno para terminar mi estadía en Granada, les voy a contar la aventura que fue llegar al aeropuerto de Málaga: lo que yo quería hacer era tomar un bus directo al aeropuerto, o en su defecto un bus a la estación de Málaga y de ahí uno al aeropuerto, pero cuando llegué a comprar el pasaje no quedaba nada disponible hasta como las 4 de la tarde, mi vuelo era a las 5, así que cero posibilidades de llegar. En eso me acuerdo de blablacar y reviso si alguien viaja a Málaga en la próxima hora y si!!! Y después de hablar con la persona que iba a viajar, quedamos en que me iba a llevar al aeropuerto! Así que después de usar todo el roaming pude llegar a la hora.

No nos sacamos ninguna foto juntos, asi que acá estamos por separados, con La Alhambra detras
No nos sacamos ninguna foto juntos, asi que acá estamos por separados, con La Alhambra detras
Anuncios

Wilson’s Promontory

Wilson’s Prom es un parque nacional que queda en la parte más al sur del mainland de Australia. Son 50.460 hectáreas que incluyen bosques, playas, montañas (o más bien cerros). Para los nativos de Australia es parte de una tierra sagrada que ellos llaman Yiruk o Wamoon.

Se puede hacer un paseo por el día (aunque queda como a 3-4 horas de Melbourne) o pasar incluso una semana, se pueden hacer caminatas, camping, disfrutar de la playa y creo que hasta se puede surfear en algunas de ellas.

A este parque fui con Ana, mi amiga española y con Esra, amiga de Ana que conocí en mis primeros días acá, así que ya nos hemos visto un par de veces. Ella es de Turquía y está estudiando acá. Obvio la primera noche nos atrasamos en salir, así que terminamos comiendo en un McDonald’s en la carretera y después de dar muchas vueltas, acampamos casi que en medio de la nada. El amanecer al día siguiente fue muy lindo, o sea el post-amanecer.

El post amanecer y las amigas
El post amanecer y las amigas

Seguimos manejando un poco más y finalmente llegamos al parque, desayunamos y partió nuestra caminata en Telegraph Saddle y nos fuimos hasta Sealers Cove, donde almorzamos y dormimos siesta. El camino para allá era en medio de árboles y un poco en bajada. Después seguimos nuestro camino hasta Refuge Cove, donde pasamos la noche. Acá el camino siguió rodeado de árboles, pero podíamos ver el mar de vez en cuando.

prom 2

Al día siguiente, después de haber pasado la noche en una carpa para dos jajajaja, empezamos nuestro regreso pero por un camino distinto: Little Waterloo Bay y el camino cambió un poco, porque el mar acá es súper Calipso y la arena blanca blanca. Todos los paisajes que veía eran increíbles! Me encantó demasiado y me habría quedado más días. A pesar que no dormí tanto en las noches, yo estaba como llena de energía!

prom 4

En total creo que caminamos un poco mas de 30 km en los dos días, no estoy muy segura! Debo decir que Wilson’s Prom se convirtió en uno de mis lugares favoritos de Australia, lo recomiendo 100% , eso si hay que venir preparados para el camping, menos mal la Ana me salvó con todo, yo solo tenía mi súper apañadora mochila. Gracias Ana y Esra por un fin de semana increíble!

prom 5

Great Ocean Road

Ir a la great ocean road es un paseo típico que hacer acá, se puede hacer en un día, pero con la Ana y la Fran decidimos arrendar una campervan y partir por todo un fin de semana.

La van era básicamente un furgón adecuado como camper con unas maderas y colchones. Obvio que no había automático por el precio que pagamos, así que no nos quedó otra: manejar al otro lado, con una van y mecánica!! Pero fue cero difícil, de hecho relajante, lo raro es que la palanquita para prender los limpiaparabrisas con la palanquita para prender las luces, están cambiadas!! Así más de una vez cuando quería indicar que iba a doblar a la derecha, me ponía a limpiar las ventanas, y viceversa: quería limpiar y activaba los indicadores.

Nuestra primera para fue Lorne, un pueblo playero, donde almorzamos Fish and chips frente al mar.

Caption
Great Ocean Road, la van y Lorne

De ahí seguimos hasta Keneth River, donde la Ana y la Fran se sacaban fotos con unos pajaritos, mientras yo las miraba de no tan lejos, traté de acercarme pero no fui capaz! Igual eran súper lindos y colorinches. Luego, gracias a que mi jefe nos mandó con algunos tips para disfrutar más el paseo, seguimos un camino donde se supone que podíamos ver Koalas! Mientras estábamos en la búsqueda de Koalas, se nos cruzaron varios canguros, y uno de ellos tenía un cangurito en su guata. No sé si habrá sido coincidencia o no, pero todos los canguros andaban en grupos de 3. También vimos un Wallaby, que es como un mini canguro. Finalmente logramos ver a dos koalas! El primero lo vimos subiéndose a un árbol, el pobre se espanto con nosotras yo creo, así que le sacamos un par de fotos y lo dejamos ser. El otro lo vimos muy tranquilamente descansando en un árbol a la orilla del camino.

gor 2

Ya se nos estaba haciendo tarde así que partimos a Apollo Bay, el siguiente pueblo. Acá buscamos un lugar medio escondido para dormir y al día siguiente partimos a la playa a tomar desayuno, caminamos un rato por ahí, vimos  a un grupo de amigos pescando, muy tranquilo el pueblo.

Después seguimos nuestro camino, y fuimos a un parque donde se podía caminar por la copa de los árboles. Fue algo interesante y lindo, aunque esperaba algo más adrenalínico jajajajaja.

gor 3

De ahí seguimos nuestro camino hasta Port Cambell, pasando por la mayor atracción del paseo: los 12 apóstoles, en verdad impresionantes. También pasamos a Loch and Gorge y Gibson steps. Para que se hagan una idea, a estar playas hay que bajar, están rodeadas por acantilados, es muy lindo todo! Todo el paisaje de esta carretera es una mezcla de gargantas, acantilados, montañas, campos (ovejas y vacas), playas.

gor4

Y así terminó nuestro segundo día, encontrar un lugar para dormir fue un poco más complicado, pero lo logramos!! Al lado de unas vacas jajajajaja. Esa noche nos produjimos con la comida e hicimos hamburguesas con arroz!! Al día siguiente tratamos de buscar un lugar que mi jefe me había hablado pero en cambio encontramos un mirador con una playa muy linda, así que tomamos desayuno ahí, la mejor vista de la vida.

Algunas fotos del camino
Algunas fotos del camino

Y bueno así llegó a su fin nuestro paseo, avanzamos hasta el pueblo siguiente, donde fuimos un rato a la playa y regresamos a Melbourne!

Un fin de semana con amigas increíbles!!

DCIM101GOPRO
DCIM101GOPRO

Aventuras en Melbourne

Que he estado haciendo en Melbourne todo este tiempo? Miles de cosas, de hecho uno de mis propósitos de este año fue tener 52 semanas de aventuras, pero estas aventuras no tenían porque ser cosas increíbles como saltar de un paracaídas, sino que podían ser cosas chicas, y acá les voy a contar algunas de las que he hecho:

Quien es quien: Bueno, acá algunas fotos más detalladas de quienes son mis más amigos acá!! Cómo para que sepan de quien hablo, y con distintas juntas que hemos hecho. En la primera foto estan la Pame, la Barbara y la Fran, en la segunda estoy con la Fran y la Dani, en la tercerca con la Pepa y en la cuarta con Tomás y la Bárbara.

Amigos!!
Amigos!!

Ir a un partido de Footy: El footy es un deporte que juegan acá y creo que tiene su origen en el rugby, eso si aún no logro entenderlo mucho pero fue entretenido de ir a ver. Es tan importante acá en Victoria, que el día antes de la final nacional (que se juega en Melbourne) es feriado, para que todos puedan ir a ver un desfile con los jugadores de los equipos finalistas. Un domingo cualquiera, me llama Felipe que tiene entradas gratis para dos partidos, así que me motivé y partí a ver esos partidos con Tomás y con otros amigos de Felipe, los muy huasos chilenos llevamos picnic al estadio, así que figurábamos comiendo pan queso.

Footy
Footy

Completada bailable en el parque: Se nos ocurrió con la Fran (chilena, que es prima de mis primos!) y la Bárbara hacer un asado en un parque, y se convirtió en completada bailable, al final se nos sumó la Pame (chilena nacida en Australia) también. Esto fue en Septiembre, así que andábamos todas melancólicas escuchando cuecas y música dieciochera en el parque. Aprovechando que el día estaba demasiado lindo, partí en bici, y bueno, un paseo que me debería haber tomado 20 minutos, se convirtió en 1 hora, porque obvio que me perdi y terminé alejándome de donde quería llegar, pero al final logré encontrar el parque!!!

Completada bailable
Completada bailable

Free Feed Street Kitchen: Como su nombre lo indica, un grupo de gente de Melbourne hace unos años se organizó, se consiguen las sobras de comidas de distintos cafés y restaurants y una noche a la semana instalan mesas y pisos y cualquiera puede unirse. Es sin fines de lucro y quienes ayudan a preparar todo esto son voluntarios. La primera vez fui con Tomás, y una vez que Ana regresó de Nueva Zelanda fui otro par de veces, pues su pololo es voluntario. La encuentro una súper buena iniciativa, donde puedes compartir con gente nueva cada semana, no se pierde la comida (si sobra, te la puedes llevar a tu casa!)

free feed

St. Kilda Beach y churros!! Un domingo partí a un mercado que queda cerca de mi casa, porque había visto un carrito de churros con una bandera chilena, así que fui a cachar que onda. Debo decir que eran demasiado iguales a los churros que comía cuando chica con mis hermanas en los veranos de Algarrobo cuando íbamos de paseo al Quisco. Fui demasiado feliz sentir ese sabor un poco a Chile. Después me junté con las chicas y como el día estaba lindo fuimos a St. Kilda beach, me dieron ganas de haber andado con una tenida mas veraniega que los jeans jajajaja.

st kilda

Ballet de la Bella Durmiente y fin de semana dieciochero: Para la semana del 18 fui por primera vez al ballet, y me encantó! Era la Bella durmiente, y aunque estaba lejos (no había más asientos detrás mío jajaja) disfruté de la música, la ropa, la historia. Bueno y para el 18 en sí me junte con Felipe y la Cristi y amigos de ellos, hicimos un asado, comimos choripanes, empanadas y tomamos pisco! No se podía pedir más para un 18! Me lo comí todo!!

Banderas chilenas en Federation Square
Banderas chilenas en Federation Square

Más Miami!

Mi semana partió con la clase de natación de los niños, así que a aprovechar la piscina obligada! El resto del día fue relax, almorzamos con unas amigas de la Hui y jugar con los niños. El día siguiente era día de aseo, así que me quedé sola con los niños, hicimos plumones (marcadores) o como decían ellos nos dedicamos a hacer colores. Es una maquinita genial donde tú mezclas el amarillo, rojo y azul y vas armando distintos colores. Obvio que después nos dedicamos a dibujar y me sentí una artista! Estaban todos felices porque yo sabía dibujar tantas cosas: butterflies, spiders, monkeys!! Ni les cuento mis dibujos jajajaja los que me conocen van a entender, pero ellos supieron entender mi arte abstracto y deforme!

A natacion con los goggles! Y haciendo colores :D
A natacion con los goggles! Y haciendo colores 😀

En la tarde el panorama era ir a ver una película con más gente, y fue genial, vimos Insideout (Intensamente) y la recomiendo 100%, creo que los adultos la disfrutamos más que los niños, para los que no la conocen, creo que logran explicar el funcionamiento de nuestras mentes, pero presentado de manera más didáctica. Esa noche acompañé a la Hui a la despedida de una de sus amigas que volvía a Chile, ahí pude compartir más con sus amigas y son todas muy buena onda.

Mi tercer día durante el día fue bien relajado, clases de natación en la mañana, un poco más de piscina para mi mientras la Hui tenía práctica de coro (obviamente me mantuve alejada de esa práctica, por el bien de todo el mundo) y jugar en la tarde. Pero el evento del día fue el partido Chile – Uruguay en la noche, lo vimos en la casa de la Hui y vinieron unos amigos a comer: la Leo y el señor Tom,  estuvo genial!!

Juntas y juegos!
Juntas y juegos!

Otro día partimos a un jardín botánico, Fairchild, muy lindo, lo ideal es recorrerlo caminando, pero dado el calor y que andábamos con los niños, nos subimos a una especie de tren/carro de golf. Es muy grande, con vegetación de distintas partes del mundo, lagunas y un mariposario, que todos disfrutamos. El regreso fue un poco caótico eso sí, porque le dijimos a los mellis que íbamos a ir a comprar todos los adornos para su cumpleaños y cuando llegamos a la tienda estaba cerrada por remodelación, los niños juraron que eso significaba que el cumpleaños estaba cancelado, no hubo forma de hacerlos entender que íbamos a volver otro día, a los pobres se les rompió el corazón. Igual todo se arregló más tarde, cuando fuimos al cumpleaños de una compañera del hijo mayor de la Hui.

Fairchild tropical botanical garden.
Fairchild tropical botanical garden.

Y así se me fueron acabando los días en Miami, al día siguiente fuimos a almorzar a la casa de una amiga de la Hui, y bueno les debí haber descrito antes un poco donde vive la Hui, pero en resumen es una isla muy residencial de Miami y que tiene toda la pinta de pueblo chico: es seguro, se puede ir en bici o caminando a la mayoría de los lugares y… la gente anda en carritos de golf. Muy ñoña yo porque ese día anduve en carrito de golf y fue emocionante jajajajaja. Ese día los mellis amanecieron un poco resfriados así que no hubo clases de natación y en la tarde baje solo con Juanito (el mayor) a la piscina, no sé cómo pero logré entretenerlo todo el rato!

key 5

El sábado fuimos a un cumpleaños/asado a un parque que queda en la orilla de la playa y que está lleno de pájaros! Pero antes de eso, Juan nos regaló la mañana a mí y a la Hui, así que bajamos solas a la piscina 😀 Volviendo al cumpleaños, al comienzo me dio nervio que fuera en el día por el calor, pero el lugar estaba lleno de árboles y teníamos un techo, así que fue genial, los niños jugaban felices y los grandes también disfrutábamos. Ahí me encontré con una compañera de la U de mi hermana, fue divertido. Además pude ver un pavo real con su cola abierta, no han sido muchas las veces en mi vida en que he visto eso, así que genial! Cuando llegamos ya era casi de noche y antes de subir al departamento pasamos por la piscina, los niños (y yo!) estábamos felices! Y bueno, acá me sorprendí a mí misma, Agustín (uno de los mellis) después de un día lleno de emociones y comida empezó a toser y la Hui me dice: Va a vomitar! Así que rápidamente lo pesco, salimos de la piscina y vomitó, lo sorprendente es que yo no colapsé! Los que me conocen saben que yo arranco y colapso en este tipo de situaciones jajajajaja, así que prueba superada!

Piscina, asado y un pavo real!
Piscina, asado y un pavo real!

Y así pasó mi última semana en Miami, el domingo bajamos todos a la piscina y después salimos a almorzar con la Leo y Tomás (a la Leo en verdad la vi casi todos los días), en verdad el tiempo se me pasó volando, me encantó haber vuelto y ver como estaba la Hui, y debo decir que los niños son geniales, cariñosos y muy obedientes. Hui demasiadas gracias por esos días, lo pasé increíble y ya quiero volver a verlos a todos!!

Gracias por todo!!
Gracias por todo!!

Miami

Acabo de terminar de escribir mis días en Miami y me di cuenta que quedó demasiado largo, así que los voy a dividir en dos partes: primero mis últimos días con la Caro y después los días con la Hui y su familia.

Después de una movida noche por fin llegamos a nuestro súper hotel en Miami. Cómo nuestras piezas no estaban listas partimos a disfrutar de las piscinas del hotel (si! Tenía más de una piscina). En verdad no aguantaba mucho al sol, así que cada dos segundos partía al agua. Así como para que cachen cuando fue todo esto, fue el día del partido de Chile con Bolivia. Para eso fuimos a un restaurant donde pudimos disfrutar el triunfo 🙂

El hotel y el triunfo de Chile.
El hotel y el triunfo de Chile.

Cómo habíamos tenido un día intenso de sol, el sábado partimos tempranito de shopping, y almorzamos en el cheesecake factory. Lo escribo porque yo, la muy huasa, nunca había ido a uno y en verdad la cantidad de cheesecakes que tienen es impresionante, me demoré mucho en elegir sólo uno. Cuando regresamos al hotel se nos ocurrió que no hacía tanto calor y partimos caminando desde el hotel hasta Lincoln Road. Obviamente después de un par de cuadras caminando me di cuenta que era sólo una ilusión después de tanto aire acondicionado, seguía haciendo mucho calor. Pero no me arrepiento, fue muy entretenido! Pude ver un poco más del look de Miami, encontré que tenía un look medio retro, además la primera parte la hicimos por una especie de camino que hicieron a la orilla de la playa y bueno mientras caminas te encuentras con todo tipo de personajes, como un chico (que estaba en su mundo) y nos empezó a hablar de lo “good looking” que era  él, que porque nosotras nos maquillábamos tanto (nótese que andábamos con anteojos de sol y cero maquillaje), al comienzo era divertido y después se puso molestoso, así que cambiamos de vereda, pero seguimos encontrándonos con el por un rato, y cada vez que nos veía nos decía “Hey! Its you girls!” y se reía.

Lincoln Rd y Ocean Dr.
Lincoln Rd y Ocean Dr.

Bueno volviendo a la caminada, Lincoln Rd. es una calle, mayormente peatonal con tiendas y restaurants (a la que volvimos en la noche para comer algo), me gustó bastante. De ahí seguimos caminando hasta Ocean Drive, que queda al lado de la playa y está llena de restaurants más tipo bar, donde servían tragos en copones gigantes y al frente había un mini parque, donde hasta patinaban, como en las películas. Llegamos hasta donde estaba la casa de Gianni Versace  y donde fue asesinado en 1997.  Ese día después de comer nos tomamos unas copitas de champaña en el bar del hotel, fue de lo más entretenido ver la producción de la gente que iba! Me sentí cero producida jajajajaja  y esa fue mi última noche con la caro 😦 debo decir que fueron días geniales y me encantó haber compartido esa semana con ella.

La antigua casa de Versace.
La antigua casa de Versace.

Al día siguiente fue muy relax, un poco de piscina, pasteles con diseño y mucha conversa con la Caro hasta que fue la hora de despedirnos, ella partió al aeropuerto y yo me junte con la Hui (mi amiga del colegio que vive en Miami con su familia). Todavía me queda una semana más de verano antes de irme a Australia!

Postres con diseño y la última noche! Gracias amiga por todo!
Postres con diseño y la última noche! Gracias amiga por todo!

La siguiente semana fue un estilo completamente distinto y me sorprendí a mi misma! Ya se van a ir dando cuenta más adelante.

Cruceando por las Bahamas

Y así empieza una nueva aventura, después de 7 meses en Chile (casi los mismos que estuve viajando el año pasado), en los que me dediqué a compartir con mi familia y mis amigos, llegó el momento de partir. La gran aventura de este año va a ser Australia, pero antes me tomé unas vacaciones con una de mis mejores amigas de la vida y es con lo que voy a partir. Las despedidas para este viaje fueron distintas a las que tuve el año pasado, como que todo se vino encima y no organicé nada formal y de hecho, la despedida con mi familia no fue en el aeropuerto, sino que fue el día anterior en la casa de mis papás, donde estábamos celebrando el bautizo de mi sobrino, ya que yo tenía que estar de madrugada en el aeropuerto, esa noche terminé casi pasando de largo, porque obvio que no tenía todo listo!! Después del bautizo partí con la titi (mi hermana) directo al supermercado a comprar las últimas cosas que me faltaban y a la mañana siguiente me pasó a buscar otra de mis mejores amigas. Dada la hora en que estábamos en el aeropuerto la foto de despedida que nos sacamos fue censurada, parecíamos más zombies que personas, así que acá les dejo una fotito del bautizo mejor.

Bautizo!
Bautizo!

La idea de este viaje salió gracias a que buscando pasajes baratos para viajar a Australia se me ocurrió revisar mi estado de cuenta en dos alianzas de aerolíneas y en ninguna me alcanzaba un pasaje directo, pero si por tramos, así que gracias a Cencosud y a Hites pude llegar a Melbourne usando solo kilómetros, haciendo una pequeña escala en Miami.

Nuestro viaje partió con un pequeño atraso de dos horas donde nos tuvieron sentadas en el avión! Yo estaba tan muerta que me quedé dormida! Estaba realmente agotada, había sido una semana muy linda y llena de despedidas y juntas varias, pero ya quería llegar a Miami y dormir por 8 horas seguidas. Cuando llegamos a Bogotá estábamos un poco estresadas, porque se suponía que nuestro vuelo de conexión partía mientras estábamos aterrizando, pero cuando llegamos corriendo a la puerta vimos que teníamos otro par de horas de atraso. Cuando por fin abordamos el avión y revisan mi tarjeta de embarque piteo de manera rara, yo ya veía que me decían algo por el estilo “Lo siento, el vuelo está lleno”, pero no!! Me regalaron un upgrade así que el trayecto Bogotá-Miami me lo dormí enterito en primera clase 😀

Llegamos muertas a Miami, así que apagamos tele y a dormir hasta el día siguiente que iniciaba nuestro crucero por las Bahamas y Key West. Yo igual estaba emocionada porque era mi primer crucero! Según la Caro y otros que conocimos en el barco, este era un poco más viejo y no tan grande, pero yo lo encontré realmente gigante y cuático, ni me imagino cómo serán los otros.

El crucero!
El crucero!

El primer día fue más que nada explorar el barco y disfrutar de la piscina. Después de viajar toda la noche (no sentí que se moviera nada!) llegamos temprano a Nassau, la capital y ciudad más grande de las Bahamas, ubicada en la isla de New Providence. Lo primero que hicimos fue recorrer el pueblo, y lo encontré un poco abandonado, como que había muchas tiendas vacías, daba la impresión que antes tuvo más vida. Fuimos a la parte “centro”, donde estaba la plaza, los edificios administrativos y todo estaba como en tonos pasteles. De ahí caminamos al fuerte Fincastle, construido el año 1793,  el cual al estar ubicado arriba de un minicerro, tiene una vista muy buena de la ciudad. Después del mini auto walking tour, colapsamos con el calor y partimos a la playa. Para eso nos fuimos a Paradise Island (la misma donde está el típico resort de Atlantis) y tengo que decir que la playa era exquisita!

Paseo turistico por Nassau, mi cara en la primera foto es por una escalera gigante que hay atrás y que tuvimos que subir.
Paseo turistico por Nassau, mi cara en la primera foto es por una escalera gigante que hay atrás y que tuvimos que subir.

Esa noche en el crucero era la noche formal, me sentí como en una película, había de todo, gente vestida normal, pero había otros muy producidos. Fue entretenido producirse un poco. El día siguiente lo pasamos casi todo el día echadas en la playa del crucero, disfrutando del sol. Debo decir que me gustó más la playa de Nassau que esta mini isla. Así que cuando colapsamos del sol, regresamos al barco y jugamos Bingo, no sé porqué pero me encanta jugar bingo, obvio que no gané nada de nada, pero igual estuvo entretenido, aparte que no era la típica línea y cartón lleno, como que hacían combinaciones raras.

Fotos del día anterior, en la playa de PAradise Island.
Fotos del día anterior, en la playa de PAradise Island.

El último día de crucero fue Key West y me gustó!! Tiene toda la pinta como de pueblo chico y a pesar del calor era muy caminable. Estaba lleno de restaurants, galerías de arte, tiendas y estaba casi todo pintado en colores más pasteles. Fuimos a la casa de Ernest Hemingway y al Southernmost point, que más que nada es una boya que se supone que marca uno de los extremos de Estados Unidos, pero después descubrí que no es así. Para terminar nuestro día en Key West obvio nos tomamos unos mojitos. Esa fue nuestra última noche en el crucero y fue cuático como se movía!! Cuando caminaba era como andar curada, no me gustó mucho la sensación, debe ser terrible estar en un tormenta arriba de un barco.

Key West, donde encontre un Margaritaville :)
Key West, donde encontre un Margaritaville 🙂

Uy me alargué un poco. En resumen, me gustó la experiencia del crucero, a veces me colapsó un poco lo gringo que era todo, pero lo tome de manera positiva y me reía. En el próximo post les voy a contar de mi semana en Miami!!

Con la Caro! :D
Con la Caro! 😀

Roma

Mi penúltimo destino del viaje, llegué a Roma el 29 de Noviembre, y había hecho planes para juntarme con Chiara; obvio que el tren se atrasó y alcancé a llegar justo a la comida. Fuimos a un wine bar y después a una fiesta un poco alternativa, pero estuvo entretenida.

El domingo desperté tarde y me junté con los chicos que conocí en Venecia, almorzamos y el plan era visitar el Foro romano antes de irnos al estadio, pero nos atrasamos y sólo uno alcanzó a entrar, al resto nos cerraron la puerta en la cara, súper puntuales, así que los que quedamos fuera tuvimos que hacer hora así que recorrimos los alrededores. Cuando por fin nos reunimos de nuevo partimos al estadio, sólo 4 de nosotros teníamos entradas y se nos unieron como 5 personas más del hostal de los chicos que querían entrar. Al final después de mucho 3 compraron entradas revendidas afuera del estadio y casi no los dejan entrar, pero como que los guardias los miraron con cara de “te estafaron” y lograron pasar!! Estuvo muy bueno el partido, la Roma ganó 4-2 al Inter de Milán. Eso si me perdí el último gol, todo el partido estuvo lloviendo (menos mal había techo) y era casi la hora de que el transporte público dejara de funcionar, así que como yo estaba cero ganas de caminar bajo la lluvia, me escapé 5 minutos antes.

Futbol!
Futbol!

Al día siguiente no hice nada, en verdad me sentía mal, así que me quedé en el hostal, me daba pena la gente de mi dorm, porque en verdad tosía toda la noche!! Igual fue entrete ese día de hostal, conocí al dueño, un italiano muy buena onda y divertido y compartí con gente de varios países.  El martes me levanté temprano para ver si lograba ver la parte subterránea del Coliseo, pero había que programarlo con anticipación y por teléfono, así que partí a caminar por la ciudad, aprovechando que el día estaba increíble y no hacía nada de frío! Un contraste brígido con las otras ciudades italianas en las que estuve. Me gusta Roma que en verdad cada vez que caminas encuentras algo distinto. Compré un par de encargos y me fui a ver el atardecer a la Piazza Spagna, me quedé un buen rato viendo como cambiaba la ciudad, hasta que llegó el momento de juntarme con Soo In, una chica coreana que conocí en el hostal. Queríamos unirnos a un walking tour, y habíamos quedado de contactarnos por chat, la cosa es que no lograba encontrar una conexión a internet, pero sin querer entramos al mismo lugar a buscar wifi! Así que después del exitoso reencuentro partimos al tour. La guía era un chiste, genial para contar las historias. Después partimos a comer y más tarde nos juntamos con Chiara a tomarnos algo.

pspagna

El miércoles hice un paseo por el día a Pompeya, que fue entretenido pero calcule pésimo los tiempos! Para empezar me atrasé en salir de Roma y llevaba escrito posibles horarios de regreso en tren, así que partí a recorrer las ruinas. Pompeya fue una ciudad que se logró conservar después de la erupción del volcán Vesubio y así se puede saber cómo y hasta quién vivió en esa época. Algo genial que me pasó acá, es que no sé por qué un señor que venía saliendo de las ruinas, me dio una entrada, dijo que no la iba a usar; yo juraba que iba a llegar y me iban a decir que era falsa o que estaba usada, pero no! Estaba perfecta! Bueno recorrí las ruinas con un audio guía, y yo la perdida toda la primera parte la hice al revés, me di cuenta a la media hora que estaba caminando para el otro lado! No me coincidían mucho las descripciones con lo que veía jajajaja, pero bueno cosas que pasan. Después de recorrer las ruinas partí corriendo a la estación de trenes y cuando llegué el tren ya se había ido!! Así que para hacer hora fui a Iglesia de Pompeya y subí el campanil, tenía una vista increíble!! Me encantó haberme perdido el tren, lo que sí había quedado de juntarme con Chiara a cenar pues era mi última noche, pero me atrasé dos horas en llegar a Roma, cuando logré conectarme tenía mil mensajes de ella!

Pompeya
Pompeya

Al final fuimos a comer a una pizzería típica, había lista de espera para entrar! Me gustó bastante. Después nos juntamos con un amigo de ella a tomar unas cervezas y así terminó mi segunda visita a Roma en este viaje. Me ha gustado que los últimos destinos hayan sido más sociales que turísticos.

A Madrid
A Madrid

Bologna

En Bologna, hice couchsurfing nuevamente y el Roberto de blablacar me dejó en la puerta de la casa de Federico. Yo llegué muerta de hambre y mi host me estaba esperando con espagueti a la bolognesa (obvio!) así que yo estaba feliz.  Tuvo que hacer un par de cosas del trabajo así que yo aproveché de descansar, y cuando volvió partimos a recorrer la ciudad. Lo mejor de hacer CS es que conoces el lugar a través de un local y puedes conocer cosas que no sale en los libros turísticos.

A esas alturas mi garganta me estaba matando, así que muy buena onda él me llevó a una farmacia y me ayudo a comprar un remedio. Después de eso empezó el city tour. Me explicaba que Bologna tiene 7 secretos escondidos a lo largo de la ciudad, yo obvio que no se los voy a decir, para eso tienen que ir a Bologna y descubrirlos ustedes, igual en algunas de las fotos hay pistas. Hay uno que me gustó bastante y se los voy a decir, porque en verdad no es taan secreto, lo que si no les voy a decir donde está! Antes Bologna tenía canales como Venecia, pero en algún minuto fueron cubiertos y quedaron un par. Tuve que robar la foto de internet, porque cuando la vi yo, ya era de noche y a pesar que se veía muy lindo, la cámara no logró captar bien la imagen.

bologna1
Basilica, corredores de bologna, canales de Bologna

 

Acá hay una basílica que iba a ser grandiosa, pero con el cambio de papa, quedaron todos los trabajos interrumpidos: la basílica de San Petronio. Como dato, les cuento que acá se encuentra la mayor meridiana del mundo, cuando el sol está en lo más alto se ve la fecha exacta en la que estamos.  También me llevó a las 7 iglesias o de San Stefano, me gustó bastante, era como medieval y es conocida con ese nombre, pues es un edificio que partió como capilla y poco a poco fue creciendo y ahora tiene 7 capillas adentro, todas distintas. Como era tarde no pudimos verlas todas.

7 iglesias
7 iglesias

Bologna, al igual que la mayoría de las ciudad acá, tiene una torre desde la que se puede ver la ciudad, pero no fui capaz de subirla! Así que quedó pendiente, obligada a volver algún día. Después de caminar y conocer los secretos de la ciudad, me llevó a un lugar típico de ahí (de hecho Roberto me lo había mencionado), es un lugar donde es obligación comprar algo para tomar (es lo único que venden) y tu puedes llevar lo que quieras para comer, cuando fuimos era bastante temprano y Federico me explicada que ese lugar se llena! Y con gente de todas las edades y si quieres ir más tarde lo mejor es reservar una mesa. Muy entretenido.

En la noche pedimos comida india y él me hablaba del básquetbol y yo le contaba de Chile, más tarde salimos a tomarnos algo. Fue entretenido hacer como vida más normal. Y bueno esa fue mi estadía express en Bologna, al día siguiente partí en tren a Florencia.

bologna3
El lugar donde tienes que tomar y Federico, mi host

 

Venecia

Apenas llegué a Venecia conocí a un gringo que iba al mismo hostal que yo así que genial. El se iba a juntar con más gente que había conocido su viaje así que me invitó a unirme a su grupo jajaja, en la pieza se nos unieron 3 chicos más y partimos a recorrer la mini isla en la que estábamos. Es súper residencial pero linda. En la noche nos fuimos a la típica isla  y nos juntamos con otras gringas que habían conocido y resultó un grupo súper entretenido: gringos, canadienses, chilena, portugués y neozelandeses.

Venecia y el grupo
Venecia y el grupo

Al día siguiente debo decir que el efecto del vino barato no fue muy bueno, así que mi plan de ir a Murano y Burano murió, más que nada porque acá a las 5 de la tarde ya está oscuro y el frío que hace es cuático!! Así que después de tomar desayuno o almorzar en el hostal partí a perderme caminando por Venecia con Tim y Fausto y más tarde logramos encontrarnos con el resto del grupo y dos gringos más que habían llegado muy tarde la noche anterior. Debo decir que me gustó Venecia, había ido hace muchos años atrás con mi mamá, la virgi y la Pili, y no tenía tan buenos recuerdos. A estas alturas ya saben que me dan un poco de terror las palomas, y el origen de ese susto es la plaza San Marcos de Venecia, cuando la Pili me tiró un puñado de semillas y tooodas las palomas volaron hacia mí, en verdad tengo medio  bloqueado ese recuerdo, pero desde ahí que me ponen nerviosa.

Venecia2

Al día siguiente mi plan era por fin partir temprano a Murano y Burano, pero hubo un cambio de planes repentinos: los chilenos que conocí en Indonesia y seguí viendo a lo largo del viaje (Julián, Julián, Diego y Juan) estaban en Padua e iban a ir por el día a Venecia así que quedamos de juntarnos. Estuvo muy entrete esa tarde, recorrimos la ciudad y se fueron después de almuerzo, que fue cuando por fin pude partir a Burano, por la hora deseché la idea de ir a Murano, porque ya estaba oscureciendo. Me gustó mucho, es una isla, al parecer de pescadores, donde las casas están todas pintadas de colores. A esas alturas el frío que hacía era increíble, o bueno quizás no tanto, pero yo no tenía la ropa adecuada, me faltaron un par de capas de ropa en verdad, pero lo pasé increíble. Esa era mi última noche en Venecia, al día siguiente partí temprano por blablacar a Bologna con un resfriado que me acompañó el resto de mi viaje.

Burano y los chilenos
Burano y los chilenos