Archivo de la categoría: Indonesia

Gili T

La Gili son tres islas que pertenecen a la isla de Lombok: Air, Meno y Trawangan. Si las googlean van a ver que son paradisiacas, mucha gente se queda pegada acá. Son buenísimas para bucear y hacer snorkel, o eso dicen.

Nosotras partimos de madrugada desde Ubud hasta el puerto donde teníamos que tomar la lancha rápida, que era realmente rápida. Fue genial el viaje desde Bali a las Gili, porque nos fuimos en el techo, entonces el viento en la cara y el agua salpicando eran muy ricos. Nuestro plan fue quedarnos 3 noches en Gili Trawangan, que es como la isla que está llena de jóvenes.

Llegando a Gili!!!!
Llegando a Gili!!!!

Otra gracia de estas islas es que son chicas y se pueden recorrer a pie, no hay policía, sino que una especie de junta de vecinos que tiene como un jefe que es el que decide todo, como por ejemplo prohibir motos y perros (?).  Los “taxis” son unas carretitas. Acá los gatos también tienen la cola corta jajajaja.

La calle principal, que practicamente da vuelta a la isla.
La calle principal, que practicamente da vuelta a la isla.

Bueno, llegamos cerca de las 12 a la isla, así que nos fuimos a instalar a nuestro hotel, chapuzón en la piscina y nos fuimos a buscar un lugar donde almorzar. De ahí partimos a investigar la isla y buscar la parte “bañable”, encontramos un bar en la playa que tenía unos cojines para echarse, así que ahí nos quedamos un buen rato, conocimos un australiano muy divertido y buena onda. Según de donde sean los australianos, les sale muy corto viajar para acá.  Adam andaba solo y vino a surfear a Bali, por lo que se escapo un par de días a las Gili, en verdad era muy prendido, así que quedamos de juntarnos a comer y de ahí partimos a una fiesta en la playa muy entrete. Nos contó además que había ido a Chile hace un tiempo por que vio que necesitaban ayuda para reconstruir, se consiguió apoyo en Lan con el pasaje, y otras instituciones australianas y partió a Chile con unos amigos a reconstruir y surfear.

Al día siguiente decidimos quedarnos en la isla y no hacer ningún paseo, estuvo demasiado rico, y almorzamos en el mismo lugar de los cojines. Ese era el día del partido con Brasil así que teníamos que averiguar dónde iban a estar los chilenos viéndolo. Fue fácil, salimos a comer y habían dos hombres caminando en la calle: uno con la polera de la U y el otro con la polera del Colo, así que un “Hola como estai” y ya éramos amigos jajajaja partimos a comer juntos, los dos eran de Chiloe y estaban recorriendo Asia después de haber estudiado o trabajado en Australia. Cachen en mundo chico, no se porque empezamos a hablar de la Patagonia y yo dije que tenía una amiga en Coyhaique y Julián (el de la U) cuenta que tiene una amiga con la que hizo el curso Nols y que decidió quedarse a vivir en Coyhaique después… era mucha coincidencia que dos personas hicieran lo mismo así que le pregunté el nombre de su amiga y era la Jose Ruiz!!! En verdad muy divertido. Bueno al final el partido lo vimos en el bar de nuestro hotel, el ambiente era demasiado animado, la mitad brasileños y la otra mitad chilenos, pantalla gigante y gritos todo el rato. Para que decirles lo que fue verlo, en verdad la cara de los brasileños a medida que avanzaba el partido se fue transformando drásticamente, en cambio nosotros nunca perdimos la esperanza hasta el final.

Chilenos en Gili T
Chilenos en Gili T

El domingo hicimos el paseo de snorkel, y definitivamente estar debajo del agua viendo peces no es lo mío. En El Nido lo hice, y mi sensación final fue de felicidad porque lo logré, pero mientras estaba en el agua nunca estuve cómoda, a pesar que yo estaba en el sector de pocos peces, en cambio acá en las Gili fuimos a un punto donde no me podía “escapar” y no lo pasé tan bien, traté de sacarme un par de fotos, pero creo que no lo intentaré más, me di cuenta que lo mío es con aire: me encantó andar en moto, me encantó tirarme por paracaídas, me encantó la sensación de ir rápido en la tabla de surf, donde a pesar que me caí todo el rato y logré pararme muy pocas veces, lo pasé muy bien en el proceso. Así que resumen el resto de las paradas del botecito, me tiraba al agua sin la máscara y sólo después que la Cotty me confirmara que los peces estaban más lejos. Igual lo pasé bien, y fue buenísimo darme cuenta que no es lo mío jajajaja.

Intentando snorkelear
Intentando snorkelear

El Lunes era el día de volver a Bali, un día antes de lo esperado, en el próximo post les cuento por qué. Ese día llegamos a Kuta y lo dedicamos al shopping y al masaje (son lo mejor y tan baratos!!!).

Próximo destino: Koh Phi Phi (Tailandia) via Kuala Lumpur!

Atardecer en Gili
Atardecer en Gili
Anuncios

Bali

Después de un vuelo atrasado (obvio!) llegue a Bali, que al igual que Lombok es una gran isla, con distintos pueblos o ciudades. La primera parada es Kuta, pero Kuta – Bali no tiene nada que ver con Kuta – Lombok. Esta es una ciudad, llena de turistas, de comercio, con un ritmo muy acelerado, desordenado, con mucho ruido: el contraste fue un poco agobiante, pero bien! Llegué al hotel y me junté con la Cotty 😀 La pobre estaba destrozada después del viaje, así que descansamos un poco y salimos a buscar un lugar donde comer y después ver el partido con Holanda  😦

Chile Holanda
Chile Holanda

La calle en la que nos estábamos quedando es como una de las principales así que súper bien. El primer tiempo lo vimos en un bar lleno de Holandeses, porque nos atrasamos en la comida, así que entramos al primero que vimos, pero para el segundo fuimos a uno en el que había un grupo de chilenos alentando a nuestro equipo. A pesar que perdimos, fue muy entretenida la vivencia, los gritos de nosotros, a pesar de ser minoría en el bar, eran cuáticos!!

EL martes al final no hicimos nada en la mañana, entre la recuperación del viaje de la Cotty y la salida a bailar de la noche anterior, prácticamente dormimos todo el rato. Tipo 12 partimos a la playa de acá, que es muy piola, harto surf, pero no es tan bañable jajajaja. Nos quedamos ahí hasta el atardecer, muy lindo!! Y la Cotty tuvo su primera experiencia de “famosa”, se nos acercó un grupo de niñas que querían fotos con nosotras, primero llegaron un par muy tímidas, y al final era todo el grupo, sigo encontrándolo divertido! Para finalizar el día la Cotty se hizo un masaje y yo me corté el pelo, ya estaba muy largo! Fue genial, porque me lo secaron liso, me gustó poder sentir mi pelo controlado nuevamente 😛

Paseando por Kuta - Bali
Paseando por Kuta – Bali

Al día siguiente contratamos un taxi por el día para que nos llevara a un par de playas, fuimos a Nusa Dua, que más que nada son resorts en la playa, lo fome es que a las 12 la marea baja demasiado, así que a esa hora partimos a Padang Padang, ésta playa queda debajo de un acantilado, por lo que nos contaron son varias playas así. Me gustó harto, nos quedamos hasta el atardecer, fue muy lindo: arena blanca, mar, sol, cerveza heladita, que más se puede pedir?? (envídienme!!!!!)

De paseo por Nusa Dua y Padang Padang
De paseo por Nusa Dua y Padang Padang

El tercer día partimos en minibús a Ubud, un pueblo que queda un poco más al centro de Bali, muy lindo pero cómo teníamos sólo una noche disponible hicimos una visita súper expres. Después de viajar toda la mañana teníamos que aprovechar la tarde que teníamos disponible, así que contratamos un tour en el hotel (estoy segura que podríamos haber conseguido algo mucho más barato, pero no teníamos tiempo de buscar 😦 ), el “tour” básicamente consistía en un chofer que nos llevaba a distintos lugares:

Primero fuimos a las terrazas de arroz de Tegalalang, me habría gustado haber estado más tiempo acá, haber averiguado más de cómo es el proceso, haber caminado más y me arrepiento harto de no haber investigado más de las terrazas de arroz, para así poder saber, entender y apreciar más el lugar. Queda esa tarea pendiente para mi!

Terrazas de arroz - Ubud
Terrazas de arroz – Ubud

El segundo lugar al que fuimos fue al Monkey Forest, un parque lleno de monos, pero literalmente lleno de monos, en verdad es como en el Libro de la Selva, hay como mini templos y bosques y los monos andan libres por ahí. A pesar que logré caminar libremente cerca de ellos, debo decir que en ningún momento me sentí cómoda, eran todos los monos iguales al que casi me atacó!! Ya veía que en cualquier minuto saltaban en masa a perseguirme jajajaja En verdad esos monos están demasiado acostumbrados a la gente, como que les da lo mismo y en todo el rato que estuve fueron amistosos.

Monkey Forrest ... notese como los monos se tomaron una camioneta!!
Monkey Forrest … notese como los monos se tomaron una camioneta!!

Y el viaje continúa!! La tercera parada: una “plantación” de café (y otras plantas). La gracia de esta plantación es que acá producen el café de “Luwak” (aunque según yo era más que nada una presentación del proceso más que la plantación y producción oficial). El Luwak es un animal que le gusta comerse el fruto rojo que contiene el grano de café, la cosa es que después de pasar por procesos químicos y fermentación el grano de café, y esto es lo asqueroso,  “sale” del animal y después de pasar por un lavado, pelado y lavado de nuevo, sigue el proceso normal del café: tostar el grano y molerlo. Suena bien asquerosito pero obvio que lo tenía que probar y resultó ser bastante bueno, es un poco más suave que el café normal, de hecho normalmente yo tengo que echarle azúcar y/o leche, pero éste no necesitaba.

Cafe de Luwak
Cafe de Luwak

La última parada: baile balinés. Me gustó harto!! Fuimos a ver el Baile del Kecak (se pronuncia kechak). A la entrada nos daban un folletito en el que explicaban la historia y los distintos actos, el problema es que la traducción al español no era lo mejor, pero acá está lo que logré entender del folletito y del baile. El Kecak (mono) es un coro de hombres que con su cántico colaboran con la nativa (?) para entrar en trance. En resumen el baile cuenta una parte de la leyenda de Ramayana. Rama era el legal heredero del reino de Ayodial, pero es exiliado del país de su padre. Durante ese tiempo se va a un bosque con su hermano menor y su esposa Sita. Llega un minuto en que Sita ve un ciervo de oro, y le pide a Rama que vaya a cazarlo para ella, a pesar que Rama no confía en que sea buena idea, va en su búsqueda por la insistencia de Sita. Llega un minuto en que escuchan un grito de Rama, por lo que el hermano va a ayudarlo, dejando a Sita sola. En ese minuto Sita es raptada por Rahwana, rey de los demonios (quien también era el ciervo de oro, pues se transformó para poder distraer a Rama y secuestrar a Sita). Rama al enterarse, ayudado por un ejército de monos (ven que son agresivos!!), parte a atacar a Rahwana y lo vence, reencontrándose nuevamente con Sita. En verdad es un resumen muy resumen, quería averiguar un poco más de la historia, pero para variar internet no me acompaña mucho. Para las que vieron la película “Princesita” cuando chicas, es la historia que cuenta Sara al comienzo.

Kecak Dance
Kecak Dance

A pesar que la visita a Bali ha sido lo que no quiero hacer en este viaje: andar corriendo de un lado a otro sin poder disfrutar realmente del lugar en el que estoy, han sido días entretenidos, estoy con la Cotty, he podido conocer cosas y lugares nuevos. Es un poco como un paréntesis en mi viaje, ha sido un cambio pasar de hostales a hoteles suuper buenos, con lujos que hace tiempo no tenía (y que tampoco necesitaba), como es el agua caliente; a tener todo planificado, etc. Así que estoy disfrutando al máximo esta nueva experiencia de sudeste que tendré por un par de semanas más.

Próximo destino: Lombok de nuevo, pero al otro extremo de la isla: a las Gili. Dicen que son increíbles!! Ahora los dejo con la portada del Lombok Post del lunes 23 (antes del partido con Holanda), ni idea lo que dice. Chile se hizo bien famoso acá con el mundial, en verdad se notó el cambio: antes cuando decía que era de Chile me miraban raro, ahora dicen “Futbol!”.

Chile famosillo en Indonesia
Chile famosillo en Indonesia

Ultimos días en Lombok

No puedo creer que ya pasaron mis  dos semanas en Kuta – Lombok, el tiempo acá en verdad pasa volando. Cómo ya les conté antes, Lombok es más que nada un destino surfero, pero eso no significa que es todo lo que hay para hacer. Lo que es yo, creo que definitivamente el surf no es lo mío jajajaja, pero lo he pasado bien en el intento, y he disfrutado de las playas y el sol.

Kuta en si es una pequeña villa, que sirve de base para ir a las distintas playas/olas, pero a pesar de todo me sigo perdiendo un poco (es como perderse en Placilla!), creo que soy la única desubicada jajajaja.

El señor de los choclos!
El señor de los choclos!

La gente acá es súper amorosa, si es que te das el tiempo de conocerlos y sonreírles, pero siento que son más tímidos que los Filipinos. Los niños por ejemplo, me cuesta harto “leerlos”, muchos te sonríen altiro, pero hay algunos que ves super serios, y no sabes si es timidez o bien mirada de desprecio, puede sonar fuerte, pero tengo dos ejemplos reales: el otro día pasaron unas niñitas mirándome muy serias en la playa, yo les sonreí y las saludé con la mano (en verdad me estaban mirando fijamente), y nada, seguían serias; pasaron un par de minutos y pasaron caminando de vuelta, pero todas sonrientes y saludándome, mi conclusión: timidez. Ahora el otro ejemplo, Sarah estaba andando en moto por el pueblo y ve a un niño que la mira muy serio, pesca una piedra y se la tira, menos mal no le alcanzó a pegar, pero eso no evitó que Sarah pasara un susto; en este caso claramente el niñito tenía la intención de molestar a Sarah! Muy fome la situación, pero bueno, son las mínimas. Otro ejemplo de gente simpática (además de Mario) es el señor de lo choclos: un viejito que está en la playa de Selong, siempre vestido con un gorro tejido, polera manga larga y pantalones, que tiene como dos dientes y que hace choclos a la parrilla. El es un tierno, espera pacientemente a que le pidas un choclo, lo pela y lo asa, esta la opción de comerlo spicy o con mantequilla, en verdad muy ricos.

Es cuática la diferencia de cultura que tenemos en varias cosas, como por ejemplo los animales, acá tienen cero cultura de mascotas, especialmente los perros: la gente les pega, andan solos por ahí, hay muy pocos que son considerados como mascotas. Me he podido dar más cuenta de esto, porque Sarah hace un par de semanas encontró una cachorrita muy tierna y trató de buscarle casa, tarea realmente imposible. Al final lo que logró es que los dueños de su homestay le dejaron que Solah (la cachorrita) y Rica, otra perrita que vivía por los alrededores, se quedaran ahí pero era responsabilidad de Sarah, así que ella organizó todo para que los dueños no tengan que hacer nada, incluso logró que la veterinaria del pueblo las esterilizaras cuando sean un poco más grandes, para evitar problemas en el futuro, les enseñó a no entrar a las piezas, a no morder las chalas, etc. Y ha logrado un cambio en la gente local de su homestay y sus vecinos, han empezado a ver a estas perritas como mascotas, aun no juegan con ellas, pero si están preocupadas, incluso uno de ellos se va a encargar de alimentarlas. Son unas tiernas, acá les dejo una foto.

Solah y Rica

Para seguir con los animales, los gatos acá son demasiado raros: tienen una cola cortísima, como si se las hubieran cortado al nacer, en verdad fue eso lo que pensé y cuando pregunté me dijeron que eran así nomas, traté de averiguar por internet y no encontré ninguna respuesta muy convincente. El otro día fuimos a una tienda y había una gata que hace poco había tenido gatitos y todos tenían la cola corta!! Así que quizás si sean así, pero debo decir que el otro día camino  a Selong Belanak, estoy segurísima que vi un gato con cola normal. En verdad no entiendo! Jajajaja

Miren la cola de los gatos!!!
Miren la cola de los gatos!!!

Ese mismo día camino a Selong B. en la mitad de la carretera había un mono, no era la primera vez que nos pasaba, pero esta vez fue diferente, Jesse iba primero así tocó la bocina para que se moviera, lo hizo tranquilamente, pero al segundo me miró con cara enojada, y justo cuando yo iba pasando mostró sus dientes y empezó a avanzar a mi… la venganza!! Se mueren el grito y la acelerada que pegué, menos mal no pasó nada, pero igual: susto!!!

Estos días no ha variado mucho mi rutina, más que nada levantarse, cambié el desayuno del hotel por ir donde Mario, pedirle fruta picada y mezclarla con cereales y yogurt que compramos con Sarah (realmente puede aburrir comer todos los días banana pancakes o huevo revuelto).  Y después parto a alguna playa a relajarme. Las actividades más distintas que he tenido fueron el partido y clases de cocina.

Para el partido me puse de acuerdo con unos chilenos que se estaban quedando acá y después de haber dormido una hora, partí a las 2:45am a un bar a ver el partido con ellos. No éramos muchos, creo que 5 chilenos y 6 españoles. Igual fue raro, llegamos a este bar y la gente estaba dirmiendo adentro, los despertamos!! Pero bueno, habían hablado con ellos en la tarde y les dijeron que estaba bien, que podíamos ir a ver el partido. Fue entretenido y distinto verlo fuera de Chile, y ganamos!! Envidio a todos los que estuvieron en ese estadio, emocionante escuchar el Himno, brígido como se escuchaba, incluso sin la música! Si fue emocionante para mí en otro continente viéndolo en la tele, estar en el estadio debió haber sido una de sus mejores experiencias! Un saludos a todos!!

Ya les conté que he ido casi todos los días a Warung Mario o a comer o a almorzar o a tomar desayuno, así que patudamente con la Sarah le pedimos si podía enseñarnos hacer corn cake y potato cakes, y bueno si tenía tiempo enseñarnos más cosas, pero no alcanzamos. Fue una experiencia entrete, nos hizo hacer de todo: pelar choclos, moler los ingredientes, mezclarlos, etc, fue muy entretenido! Y bueno mientras nosotras aprendíamos, Jesse les está pintando el menú. Partió como una idea al aire: “sí, yo te podría pintar el menú si tuvieras una tabla donde hacerlo”, al día siguiente estaba la tabla, así es Mario, tiene una idea y al día siguiente la pone en práctica: árboles, “estacionamiento”, decoración, etc., de a poco ha ido dándole forma al lugar; espero que siga funcionando por mucho tiempo más.

La gracia de este Warung es que se genera un ambiente entrete, entre el dueño, los locales que a veces van, y la forma en que esta “organizado”. Por ejemplo tiene solo 3 mesones grandes, por lo que eso te obliga muchas veces a compartir con mas gente, de todas partes! Y así vas haciendo nuevos amigos, compartiendo datos de viajes, hablando de lo que sea, y entre medio Mario hablándote, Agus y Budi (sus “ayudantes”) a veces también participan, pero generalmente lo hacen cuando ya te conocen un poco. Son los dos flacuchentos y muy risueños, y Budi es un seco para cortar cocos! Sube la palmera como si nada en dos segundos, se pasea arriba, fuma un cigarro (mientras va subiendo) y de ahí corta los cocos. Es genial.

Ingredientes!!!
Ingredientes!!!

La mamá de Mario en verdad es una tierna, siempre que vamos a una hora que no es de almuerzo o comida, nos embute estos corn o potato cakes o lo que sea! Por ejemplo el otro día estábamos comiéndonos el cereal con fruta y nos traía además de los pastelitos de choclo y papa, plátano frito. En verdad creo que he subido de peso! O si estamos con más gente esperando la comida o sólo conversando, nos llama a la cocina y nos hace comer algo. Otra cosa que hace es que se pone a hablarte en Indonesio (no sé si esa palabra existe 😛 ) con una sonrisa en su cara, si no está Mario para traducir, no te queda otra que sonreírle de vuelta.

Aprendiendo a hacer los "Corn Cakes"
Aprendiendo a hacer los “Corn Cakes”

Antes de terminar queria contarles de otra cosa que probé acá y no se me habría ocurrido que se podía hacer así: jugo de palta con chocolate. La primera vez que lo probé estaba como: ¿Jugo de palta? ¿En serio? Y es super rico!! Ni idea si funciones con las paltas de Chile, pero lo voy a intentar!

Realmente voy a echar de menos, a la gente de acá y al grupo de amigos que me hice. Me voy con muy buenos recuerdos y me encantaría volver algún día. Lo recomiendo demasiado como destino, es muy fácil quedarse pegado acá. Pero bueno todo llega a su fin y se acerca una nueva aventura: Bali con la Cotty 😀 .

ashtari

 

Lombok!!

Por fin estoy en Lombok! Llevo casi una semana acá y me encanta!! El viaje desde El Nido para acá se me hizo eterno! Aparte de pasar la mitad de la noche en el aeropuerto de Manila, no me sentía muy bien, así que cuando llegue a Bali, corrí para poder cambiar mi pasaje a Lombok por uno más temprano, y por suerte lo logré!

Estando en El Nido Jesse me escribió que había cambiado sus planes y que se había ido a Lombok, que era genial, así que le avisé que día llegaba yo y quedamos de juntarnos. Al final me estoy quedando en el mismo lugar que él y es genial, porque como lleva acá más tiempo que yo, en dos segundos ya tenía una moto para mí y a buen precio 😀

Llegué tarde el domingo así que ese día comí y a dormir, en verdad estaba muerta, fue prácticamente dos días viajando por todas las esperas que tuve. Pero al día siguiente me esperaban muchas emociones!! Lo primero fue la moto, tenía que aprender, es fácil, pero igual yo andaba un poco nerviosa, así que practique un rato, y soy una de las pocas que anda con casco acá, da un poco de calor, pero me siento un poco más segura. Cuándo ya dominé un poco el acelerador y el freno nos juntamos a tomar desayuno con Gordon (Australia) y Sarah (Suiza) y quedamos de juntarnos en Selong Belanak, una playa que queda como a media hora en moto de Kuta Lombok, que es donde me estoy quedando. La gracia de esta playa es que es muy buena principiantes super principiantes como yo en el surf. Estos amigos de Jesse son muy buena onda, Gordon se fue a los dos días que llegué, pero Sarah se queda por un par de semanas más así que genial. Ella acaba de aprender a surfear hace un par de semanas, así que tengo esperanzas!!!!

Con mi moto ... y casco
Con mi moto … y casco

Bueno llegamos a esta playa, así que lo primero: tabla de surf y clases, básicamente el profesor me empujaba y me decía cuando me tenía que parar, me costó pero al final lo logré y me gustó, o sea lo que logré fue estar parada un poco más de dos segundos, pero se sintió genial. Y decidí que iba a seguir tratando. La gracia de esta playa, es que es baja, así que si te caes, es cosa de pararse y casi que caminar con la tabla de vuelta al mar, así no te cansas remando con tus brazos. Después de una hora estaba realmente muerta, así que a disfrutar la playa, que es muy linda! Las playas acá son increíbles, el paisaje alrededor eso si es distinto al que se ve en las Filipinas, porque el clima no es tan húmedo, me encanta demasiado! Hace calor pero es muy aguantable y a veces incluso correo un poco de viento.

slong 3
En Selong Belanak con Sarah, Jesse y Gordon

En la noche fuimos a comer a Warung Mario, que es una especie de restaurant como los que hay acá, pero la gracia es que el dueño es un amor! Es muy simpático y te acoge demasiado, hay como un ambiente súper familiar. En verdad hemos ido a comer allá casi todos los días y no me aburre, porque te cocina lo que tú quieras, tiene un menú que nunca he visto, sólo le digo lo que tengo ganas de comer y te lo trae (dentro de la comida local que tiene).

El martes se iba Gordon, así que nos juntamos a tomar desayuno y se no shizo tarde para ir a la playa, así que recorrimos un poco el pueblo, no es muy grande, pero fue bueno ver los alrededores. Eso sí, el recorrido lo hicimos en moto, todo el mundo anda en moto acá y es bkn, porque como la mayoría viene a surfear, muchas motos (la mayoría) tiene estos fierros a los lados, para que puedas llevar tu tabla. Fue entretenido. Y en la tarde disfruté de la piscina del lugar donde me estoy quedando.

Al día siguiente no intente hacer surf, porque fuimos a una playa muy avanzada para mi, pero que es perfecta para relajarse: Tanjung Aan. Así que me instalé a leer y tomar sol, nada de mal jajajajaja y en la tarde fuimos a Seger Beach a ver el atardecer y fue muy lindo, subimos a un cerrito y los colores en el cielo eran bknes!

Atardecer en Seger Beach
Atardecer en Seger Beach

Y llegó el jueves y partimos a un lugar para que yo pueda prácticar: Gerupuk. Acá no hay playa, así que tienes que arrendar un bote que te lleve a donde están las olas. También contrate clases acá, porque al no tener playa, es completamente distinto a donde fui la primera vez, porque es hondo así que hay que nadar a la ola, y después que te lleva, tienes que nadar de vuelta al lugar donde tomas la ola. Acá me costó un poco más, las olas yo las veía gigantes (pero eran chicas en verdad jajaja), y la primera vez que el profesor me grito “Ahora! Parate!”, no fui capaz, iba muy rápido, pero la sensación fue genial, me encantó demasiado, iba con una sonrisa en mi cara. De ahí en adelante seguí tratando de pararme, pero es super difícil, logré pararme como dos veces nomas, muchas me daba susto, porque yo iba tan rápido y veía gente “flotando” por ahí y me daba susto pegarles! Y bueno las otras en verdad fui incapaz, me caigo todo el rato! Pero lo voy a lograr!! Tengo que seguir tratando. Al final después de más de una hora, estaba muerta y no tenía fuerzas para pararme en la tabla, simplemente me iba para atrás. Así que volvimos al bote y nos fuimos a Tanjung Aan a relajarnos, en la tarde fuimos de nuevo a Seger Beach a ver el atardecer y en la noche nos fuimos donde Mario, que le habíamos pedido pescado para comer, así que se consiguió y nos dijo que como iba a haber luna llena, iba a poner las mesas afuera, y lo hizo! Le quedó muy choro, con la luz de la luna, velas y además prendió unas antorchas. Debo decir que he comido demasiado acá! Todo el rato.

Tanjung Aan, atardecer en seger y Warung Mario
Tanjung Aan, atardecer en seger y Warung Mario

Hoy fue un día tranqui, no fuimos a surfear a pesar que tenía muchas ganas, porque el día estaba raro, nublado y con harto viento. Igual quizás fue mejor, porque el dolor de espalda de hoy por el trabajo de ayer igual se siente jajajaja. Al final me desperté tarde, salí a recorrer los alrededores, pero a pie y en la tarde estuve un rato en la piscina. En un rato más vamos a ir a una full moon party, ni idea como va a ser, pero vamos a cachar que onda.

Debo decir que Lombok me encanta, el lugar tiene un ambiente muy relajado y amigable, el clima no es húmedo, la gente local es muy buena onda, estoy con un grupo de gente muy simpático, estoy aprendiendo muchas cosas nuevas, puedes ir a donde quieras en moto. Estoy realmente feliz! Disfrutando del día a día.

Mis planes para el resto del tiempo acá: aprender a surfear y seguir disfrutando.

Mario