Dos Meses

No puedo creer que ya hayan pasado dos meses desde que salí de Chile, en verdad se me han pasado volando y todavía queda mucho por recorrer! Estoy tan feliz de estar haciendo este viaje, las experiencias que he tenido han sido increibles, he conocido gente muy buena onda, tanto turistas como locales. He pensado harto de lo que quiero con mi vida, aún no me estreso pensando en lo que voy a hacer cuando vuelva a Chile, pero tengo muuchas ideas, cada vez que se me ocurre algo lo anoto y bueno después veré que será de mi vida. Por mientras es sólo disfrutar y seguir conociéndome y conociendo el mundo.

Ahora, gracias a mis viajes con Hites, estoy esperando mi vuelo a Vietnam en un cómodo lounge. Así que voy a aprovechar de contarle de mi segunda estadía en Bangkok.

Nos costó un poco llegar a BKK con la Cotty, iba todo bien, llegamos al aeropuerto a la hora, el cual es muy bonito, no parece aeropuerto, es como bien playero, peceras en la entrada de los baños, las salas de espera son abiertas, sin paredes, es de un solo piso, y eso. Bueno volviendo a nuestro vuelo, lo atrasaron como 3 veces y cuando por fin nos subieron al avión, nos tuvimos que bajar! Ahí ya habían pasado más de 2 horas de atraso y leí en algún cartel que si pasaba eso los pasajeros debían tener alguna compensación. Así que partí a preguntar como quien no quiere la cosa, y conseguimos taxi del aeropuerto al hotel, que fue genial porque con todos los atrasos perdíamos el tren de acercamiento. Al parecer los únicos que reclamaron algo fueron los que tenían vuelos de conexión, creo que la gente está acostumbrada a estos atrasos o los espera. No se, pero no vimos a nadie más pidiendo nada.

Aeropuerto de Samui
Aeropuerto de Samui

Llegamos al hotel y salimos a comer algo por ahí cerca, ya era demasiado tarde. El jueves en la mañana recorrimos los alrededores: Khao San Road, una de las calles más conocidas de esta ciudad. De ahí partimos a la granja de serpientes y resultó súper entretenido, primero vimos las serpientes y luego el museo. Esta granja es parte de la cruz roja, se fundó alrededor de 1920 y la función principal era hacer antídotos para las mordeduras y ahora es también educativa. Aprendimos como tratar y como no tratar una mordedura, los distintos efectos, y vimos varios tipos de serpientes venenosas y no venenosas, en su mayoría de Asia. Y para terminar vimos el show que consistía en la presentación de varias serpientes y finalizaba con la foto de la pitón birmana, la mayoría ya vio la foto, pero acá está de nuevo. Esta serpiente no hace nada, pero es gigante! Está dentro de las 6 serpientes más grandes del mundo, en promedio mide 3,7 metros, pero en algunos casos puede llegar a 5,8!! Era muy pesada!

La pitón birmana
La pitón birmana

Luego del show nos fuimos a “nuestro barrio” para hacer un poco de shopping y el día lo finalizamos en un bar en un rooftop, el mismo al que fui mi primer día en BKK. Estuvo muy rico, la vista increíble de la ciudad, el atardecer, todo y bueno era la última noche de la Cotty así que teníamos que ir a un lugar especial y tomarnos algo rico 😀

rooftop

El viernes, después de dejar todo listo, partimos al Grand Palace y el templo de Buda de esmeralda. No se si fue idea mía o no, pero sentí que habían demasiado más turistas que la primera vez que fui. Fue buena esta segunda visita porque me fijé en otras cosas que antes no había visto. El calor era intenso, así que de ahí de vuelta al hotel a hacer hora para el taxi de la Cotty que se la tenía que llevar  =( Obvio que aprovechamos y nos hicimos un masaje de pies por mientras.

Y llegó el momento, la Cotty se fue después de tres semanas, y yo volví a mi mundo mochilero, lo primero era cambiarme del hotel al hostal, sólo por una noche me fui al mismo que antes, pero el sábado me cambié a otro muy bkn, es una guesthouse, que queda cerca de un parque que me gusta harto (donde vi el atardecer mi segundo día en BKK). The flapping duck, el ambiente ahí es muy entretenido, y tiene un minipatio como para compartir con la gente, echarse a leer, dormir, lo que sea.

Gracias Cotty!!!!
Gracias Cotty!!!!

Bueno ese día llegaba Sarah a BKK (mi amiga de Kuta- Lombok), fue ella la que recomendó el lugar, así que nos juntamos para comer y terminamos el día con una cerveza en la guesthouse. Al día siguiente, como era sábado, partimos al mercado Chatuchak, como ella parte hoy a su casa después de 8 meses de viaje, aprovechó de comprarlo todo, yo sigo bien recatada con mis comprar jajajaja. Estuvimos como 4 horas ahí adentro y estoy segura que recorrí lugares completamente distintos a los que recorrí la primera vez. En verdad es gigante. Luego nos fuimos a descansar un rato y en la noche salimos a comer. En verdad estos días han estado bastante tranquilos.

El puente cerca de mi guesthouse
El puente cerca de mi guesthouse

El domingo aproveché de ir a misa, y sin querer descubrí un mall nuevo, entré para cachar que onda y encontré unos shorts. Debo decir que andaba en búsqueda de un par de shorts, porque los que tenía ya estaban medio muriendo, obvio que encontré unos que me quedaban perfectos, pero cuando iba a pagar me di cuenta que había salido con muy poca plata y había dejado las tarjetas en la pieza, así que como no tenía nada que hacer partí a buscar la plata. Se me había olvidado contarles que tanto el sábado como el domingo anduve en micro! Fue genial, igual era fácil cachar para donde ir, porque era sólo una micro la que tenía que tomar, tanto para la ida como para la vuelta. Pero igual fue emocionante jajajaja. Bueno la cosa es que después de comprar el short, cuando iba de regreso al hostal, veo por la ventana a Julián (el amigo de la Jo Ruiz) y sus amigos, así que yo cual huasa, me acercó a la puerta de la micro, y me pongo a gritar “JULIAAAAN, JULIAAAAN” hasta que me pescaron (hay 2 julianes en el grupo), no hablamos mucho pero fue divertido el encuentro, en un paradero de Bangkok. Ni me fijé pero de seguro la gente mi miró con cara de loca.

En la noche me fui a una especie de mercado cerca de donde estábamos, muy del estilo del que fui en Krabi, como de pueblo chico, miramos un poco y de ahí nos fuimos a comer. Nos quedamos un rato conversando en la guesthouse.

El lunes me levanté temprano y partí en bote/bus a la embajada de Myanmar a tramitar la visa, fue súper fácil, no me pidieron casi nada de información, sólo una dirección de donde me iba a quedar y cosas como el nombre de mi papá y especificar en qué consistía mi trabajo. La pedí para el mismo día, dado que hoy viajo a Vietnam, no hubo ningún problema, la tuve que ir a buscar en la tarde. Y ya está llegando a su fin mi estadía en BKK. Cuando ya estuve lista con todos los trámites, me fui a dormir un poco y a hacer la maleta. Al final con Sarah salimos a comer una noodle soup que nos gustó de un puesto de la calle, nos hicimos un masaje y una cerveza en el hostal.

No creo que alcance a postear esto hoy día, porque ya tengo que ir a abordar. Pero antes los dejo con la anécdota de hoy: el taxista enamorado. En verdad yo creo que las únicas palabras que sabía decir en inglés eran “Thank you” y “I love you”. En resumen se fue todo el viaje diciéndome I love you, y después me hablaba en Thai y se reía. Mr.Donk (señalándose a si mismo) I love you (señalándome a mi), me reí mucho y me cayó bien, en un semáforo se empezó a peinar!!

Esta segunda pasada por BKK me gustó, fue mucho más tranqui, pude compartir más con Sarah de las experiencias de viajar sola y por tanto tiempo, conversamos harto de lo que era llegar de vuelta a tu casa después de tanto tiempo, me contó de Myanmar, fue rico. Estoy feliz de haberla conocido, creo que la puedo llamar amiga, más que conocida de viaje. No creo que lea esto pero Gracias Sarah!! Ahora siento que parte una nueva etapa de mi viaje, no se por qué, quizás porque después de tanto tiempo vuelvo a estar sola. Así que comienza un nuevo capítulo de mis aventuras!

Un abrazo a todos!!

Sarah! Para que se acuerden de ella :)
Sarah! Para que se acuerden de ella 🙂
Anuncios

Koh Pha Ngan

Figuro en la pieza escribiendo este post mientras afuera no para de llover, en verdad parece que estuvieran tirando baldes de agua. Han sido días con muchos post, estaban todos escritos de antes, pero por problemas de conexión no había podido subirlos, así que aproveché que internet acá en Koh Phangan es bastante bueno para poder subirlos, uno por día.

Les cuento de esta isla, donde la mayor atracción en verdad es la Full Moon Party, todo gira en torno a esa fiesta, igual hay fiestas todos los días, pero el cambio de los días previos a hoy día (fue hace dos noches), es cuático, hay mucho menos gente que antes!! Pero bueno como les decía, todo gira en torno a la fiesta, las tiendas llena de poleras fluor, la mayoría con algún tipo de alusión a la full Moon Party, lleno de accesorios como flores, pintura, pulseras, aritos, lo que se les ocurra, y obvio que todo fluor. Igual es entretenido, con la Cotty aplicamos un par de flores y pintura fluor. Pero de eso más adelante. Además el cambio que ha habido entre dos días antes de la fiesta, y ahora dos días después es cuático. La isla se vació! O sea igual hay gente y fiestas pero se nota la diferencia.

Todo lo que es fluor acá en la isla
Todo lo que es fluor acá en la isla

La isla de Phangan igual es grande, lo idea parece que es recorrerla en moto o también hay taxi-boats, como para tener un poco más de libertad. El primer día que estuvimos entero acá aplicamos playita y piscina (nuestro hotel queda a la orilla de la playa). Muy rico, porque por fin tuvimos harto rato de sol! Nos han tocado bastante nublados los días y con un poco de lluvia, pero hace calor todo el rato, así que igual bien.

El domingo era la esperada Full Moon Party, en la mañana estuvimos en la piscina hasta que después de almuerzo se largo a llover, así que aprovechamos de dormir un rato. Cuando ya era la hora, nos arreglamos con la Cotty: a pintarse con pintura fluorescente. Fue entretenido, dibujándonos flores y líneas en los brazos y espaldas, poniéndonos las flores, etc. Y partimos! Lo bueno es que nuestro hotel queda justo en la misma playa de la fiesta así que muy cómodo. La idea es que en cada hotel y/o restaurant se arman distintos mundos o ambientes, entremedio está lleno de puestos vendiendo los famosos buckets y otros con comida. Y bueno anduvimos dando vuelta en los distintos ambientes hasta que llego la hora de la final del mundial, así que ahí partimos a nuestro hotel. La Cotty se instaló con unos amigos que nos encontramos, y yo me paseaba entre el partido y la fiesta. En eso me encontré con algunas personas que había conocido en el viaje. Después del triunfo de Alemania (la Cotty estaba muy feliz), ya era tarde así que partimos a comer y de ahí a acostarnos, porque se nos ocurrió bookear un tour para el día siguiente.

full moon

Ahora, el tour que reservamos para el lunes era solo de medio día y partía a la hora de almuerzo, no teníamos idea de cómo iba a ser, pero era uno de los pocos programas de medio día. Partimos con un paseo en elefante, estaba un poco preocupada porque siento que todos estos elefantes no son felices, el paseo estuvo entretenido, pudimos andar sobre la piel del elefante y el guía fue muy amoroso, pero andaba todo el rato con una especie de herramienta no amigable, que me hace pensar que el elefante fue entrenado por medio del dolor y no por incentivos positivos. Sé que lo mejor en estos casos es no pagar estos tipos de tour, pero igual lo hicimos. Hoy me enteré que en el norte de Tailandia hay un parque de elefantes, donde la mayoría son “rehabilitados”, la mayoría son elefantes de carga que los trabajan hasta que no pueden más y ella los rescata. En este parque te cuentan sus historias, interactúas con ellos, los puedes bañar, y se ven que están felices. El parque se llama Elephant Nature Park y queda cerca de Chiang Mai, para los que tengan oportunidad de ir. (www.elephantnaturepark.org). Ahí además tenían una monita, Lily, a la pobre la tenían amarrada del cuello, por lo menos mientras estuve cerca se entretuvo demasiado con mi pelo, no hizo ninguna de las gracias que tenía que hacer supuestamente, solo jugó feliz a la peluquería conmigo.

parque

Volviendo al paseo, después del paseo en elefante nos fuimos a una playa en otro sector de la isla a hacer snorkeling, el grupo se fue mar adentro y yo me quedé en la orilla, donde la cantidad de peces era aceptable. Igual logré sacarme una foto con dos peces jajaja. Seguiré intentándolo pero de a poco.

Notese los dos pececitos que están al lado mío. Todo un logro!
Notese los dos pececitos que están al lado mío. Todo un logro!

La tercera parte del paseo era ir a un parque de obstáculos instalados en un lago: pasar por rodillos, escalar una “montaña/flotador”, columpio, etc. Era distinto pero resulto muy entretenido. Eso si debo decir que realmente no sirvo para esto, trate de escalar y no lo logré mucho y hoy día ando toda adolorida!! El colmo jajajaja.

wipeout
La cotty llegando arriba, y yo sigo cayendome.

En la noche estábamos muertas, dispuestas a acostarnos temprano, pero recibí un mensaje de Julián (el amigo de la Jo Ruiz que conocí en Gili), y decidimos juntarnos con ellos. Resultó algo super entretenido, me alegro haberme encontrado de nuevo con él. Así que Jo, cuando estemos en Chile te vamos a ir a ver 😀

Y bueno el último día hicimos un tour a las islas de Koh Nangyuan y Koh Tao. Nangyuan son tres mini islas unidas por un banco de arena y están al lado de Koh Tao. El paseo consistía en ir a Koh Nangyuan y poder disfrutar de la playa y de snorkelear. Claramente yo omití la parte del snorkel, la Cotty me dijo que habían muchos peces, de distintos tamaños y que los insolentes no se arrancaban de ti, sino que se acercaban!! Jajajaja Por mientras la Cotty interactuaba con las aletas yo aproveché y subí al mirador de una de las islas, no era tanto, pero el calor era atroz (sii!! Había sol) y cuando llegué arriba estaba agotada, dio lo mismo porque la vista era muy linda! Se veían las otras dos islas unidas por la arena. Después de eso a disfrutar de la playa y a nadar por el sector que habían pocos peces.

nangyuan

Por último partimos a un sector de Koh Tao muy bueno para snorkelear, yo me quedé en la lancha tomando sol y conversando con Rebeca, una española muy buena onda que anda de luna de miel por Tailandia. Finalmente volvimos a Kog Phangan, pero muuuy rápido, así que la lancha saltaba, le dio un poco de emoción al asunto.

Y bueno esas son mis aventuras en Koh Phangan, mañana partimos a Bangkok y la Cotty se va en un par de días, y creo que mi siguiente destino será Vietnam, ahí les cuento.

Koh Tao

Koh en Tailandés significa isla, así que ya asumen que estoy en otra isla. Ésta es mucho más chica que Samui y tiene esa mística de pueblo chico, donde puedes caminar harto, y para moverte a otros sectores puedes usar un taxi, un taxi bote o arrendar una moto.

Koh Tao significa Isla Tortuga porque estaba llena de tortugas, esta isla no fue habitada hace poco, de hecho los primero que la habitaron fueron unos presos políticos en 1943, después que fueron absueltos la isla estuvo vacía hasta que en 1947 dos hermanos, Ta Euam y Ta Oh vinieron a instalarse, primero usaron los restos de la cárcel, y de ahí trajeron a sus familias y poco a poco la isla se fue habitando, al parecer los primeros viajeros que llegaron fueron en 1977, y bueno ahora es una isla súper turística, especialmente para la gente que le gusta hacer buceo. El mundo submarino parece que es muy lindo acá.

IMG_1570

Bueno llegamos tarde, porque obvio que el barco salió una hora tarde desde Samui, así que recorrimos lo que había cerca, comimos y partimos a buscar un lugar donde tomarnos algo. Al final llegamos a un bar donde estaban haciendo un show de fuego, y pensamos al comienzo que iba a ser lo mismo de Koh Phi Phi, y bueno prácticamente es lo mismo, pero hay un par de trucos del show que eran distintos. Aquí conocimos a una pareja de Barcelona que están recién casados: Dani y Anabel, muy simpáticos ellos, me cayeron demasiado bien, son alegres, motivados y siempre es entretenido conversar en nuestro idioma. Espero poder volver a verlos!!

Con Dani y Anabel
Con Dani y Anabel

El Jueves nos levantamos temprano para aprovechar el sol! Sii! Por fin había sol! Duró un par de horas pero fue rico, derrepente se largó a llover, así que nos fuimos a refugiar y la lluvia paró justo para la hora de almuerzo, así que perfect! En la tarde disfrutamos de la playa, fue rico, dormí mini siesta, me senté un rato a mirar la playa, a pesar que el mar de movía harto, el ambiente estaba pacífico, me gustó, como que hace rato no me sentaba a disfrutar: vi una pareja que como por una hora estuvo jugando en el agua, se veían tan felices! Un grupo, al parecer era una familia, que o estaban en un curso de buceo o de snorkeling o algo así, derrepente llegaban y se iban botes llenos de gente, asumo que de paseos alrededor de la isla, etc. Fue genial y relajante. Y para terminar un día así fuimos a hacernos masajes, ya estábamos con síndrome de abstinencia jajaja, creo que en algún segundo me quedé dormida, no estoy segura 😛

En la noche el plan era algo tranqui pero nos quedamos pegadas en un bar, había gente muy buena onda. Estábamos en eso cuando cachamos que una de las lanchas se estaba hundiendo, le había entrado agua, así que llegaron un par de personas a literalmente sacar el agua con baldes, hasta que la salvaron. Regresamos al hotel por la playa, y la vista era increíble, el contraste de donde estábamos: un bar lleno de gente, música fuerte, etc, y esta playa que estaba al lado, tranquila, con un par de barquitos, la luna casi llena reflejándose en el mar, una paz increíble. El momento fue genial, me senté en una especie de tronco a apreciar la tranquilidad del momento, fue perfecto, me sentí tan chica en un mundo tan grande. Creo que es de esos momentos y paisajes que ni siquiera hay que tratar de fotografiar, porque no va a poder capturar todo el momento. Era el minuto para sentarse y admirar, nada mas.

koh tao

Ahí me puse a pensar en un artículo que leí del lonely planet, se los dejo, es muy bueno para que se den el tiempo de leerlo. En resumen habla de que a veces es necesario desconectarse para poder apreciar mejor el mundo, me sentí muy identificada ( http://www.lonelyplanet.com/blog/2014/07/02/opinion-want-to-travel-smart-ditch-the-smartphone/?affil=EML_EDITORIALNEWS_77 ). También les dejo otro artículo que leí y compartí en facebook. Ojalá en verdad puedan leerlos, en verdad es un poco lo que me ha pasado. ( http://resistancealways.wordpress.com/2013/12/14/why-we-need-to-appreciate-our-own-aloneness/ )

Los dejo y más adelante vendrán las historia de Koh Phangan y la Full moon party.

playaita

Koh Samui

Este va a ser un post bien cortito. Koh Samui es una isla, más grande de lo que yo pensaba, al parecer hay muchas cosas que hacer, pero como teníamos solo un día entero acá, estábamos las dos cansadas, y yo seguía resfriada, decidimos pasar el día tranqui en el hotel, y recorrer sólo lo que había cerca.

Por lo que pude ver es una isla más tranquila que de dónde veníamos, hay hartas familias y niños. En la noche todos los hoteles ponen sus restaurants en la playa, y se ve muy lindo y es rico comer así. La playa de noche

La playa de noche

El día que llegamos el día estaba muy lindo, así que altiro a la piscina, y en la noche salimos a pasear por la playa, muy entretenido. Al día siguiente, como les dije, nuestro plan era un día tranquilo en la playa y en la piscina, lo único fome es que estuvo nublado todo el día, igual hacía calor. Literalmente nos echamos a comer en un restaurant que tenía como sillas unas tumbonas, genial!

El miércoles partíamos en el ferry de las 3:30pm así que quisimos aprovechar la mañana, pero también estaba nublado y además el día se veía un poco más tormentoso que el anterior, pero igual aprovechamos la piscina, estábamos en eso cuando la Cotty me dice, parece que va a llover y en dos segundos se larga a llover pero con baldes de agua! Viento! Tuvimos una mini tormenta tropical. Fue divertido, tuvimos que correr a un techo, los quitasoles volaban y en verdad no se podía ver mucho más allá. Después de cómo 20 minutos pasó la tormenta y la playa había quedado un desastre, lo que si me sorprendió es que justo en esa playa hay una señora que se ponía a vender choclos asados (parecidos a los de Lombok) y su “puesto” quedó intacto: no se voló ni un solo choclo!!

tormenta

Bueno y llegó la hora de irse a Koh Tao, otra isla. Cómo ven estuvimos muy poco en Samui, realmente creo que para poder conocer un lugar hay que quedarse más de dos noches, o andar corriendo y ahí no creo que se pueda disfrutar, o sea lo puedes hacer, pero entremedio necesitas un par de días tranquis o te vuelves loca corriendo de un lugar a otro. Para Koh Tao el plan es el mismo, sólo dos noches, espero que el clima nos acompañe.

Una tarde en Krabi

Este post es mas cortito, el domingo partimos en ferry rumbo a Krabi, llegamos al hotel a las 4, así que super, teníamos harto rato para recorrer los alrededores, debo confesar que no le tenía mucha fe a este lugar,  y fue bkn, primero almorzamos y de ahí nos dedicamos a caminar, nuestro hotel sin cachar muy bien estaba bien ubicado, quedaba al lado del río, así que caminamos por la costanera, no se cómo será en la semana, pero un domingo no hay mucha gente, un par de long tail boats que funcionan como wáter taxi/tour, gente haciendo ejercicio, gente pescando, además hay un par de esculturas, y el paisaje es muy lindo, con harto verde.

Paseando por la costanera del río
Paseando por la costanera del río

A la vuelta nos encontramos con una especie de street market, que por lo que cachamos solo lo hacen de viernes a domingo. Me sentí un poco como en la Fiesta de la Huma (semana en Placilla que hay distintos puestos y actividades, tal como en la semana nancaguina, chepicana, lololina, etc). Estaba lleno de puestos de comida, artesanías, ropa, de todo en verdad, y además al centro había un escenario con animador y show, no logré cachar si era solo show o si había algún tipo de competencia.

Walking Street
Walking Street

A pesar que pasamos solo un par de horas acá, me gustó harto lo que hice, nos quedamos un buen rato dando vueltas en este mercadito, que estaba en unas calles cerradas.

Han sido días bastante intensos, recorriendo harto, mucho avión y barco, pero dicen que para donde vamos es mas tranqui así que genial poder volver a disfrutar del sol!!!!! Estoy tan feliz!!!! 😀 😀

Mas del mercado de fin de semana de Krabi
Mas del mercado de fin de semana de Krabi

Koh Phi Phi

Nos levantamos tempranito para pescar el ferry a Phi Phi, a esas alturas mi resfrío estaba terrible, pero yo no quería que me afectara, y quería disfrutar del viaje, así que me fui en la parte de afuera del barco, con mis patitas colgando y disfrutando del paisaje.

El viaje dura cerca de dos horas y cuando llegamos nos estaban esperando del hotel, así que genial, un carrito nos iba a llevar los bolsos. Llegamos al hotel y era muy rico, disfrutamos un rato de la piscina y partimos a almorzar.

Koh Phi Phi es una isla, donde la parte “habitable” es chica y completamente caminable, así que genial, me encantan los lugares donde uno puede caminar y explorar fácilmente. Lo único fome es que todas las actividades al igual que en las Filipinas implican pagarle a un bote para que te lleve a las distintas playas y puntos de snorkeling.

Koh Phi Phi!!!!!
Koh Phi Phi!!!!!

En las noches hay varios bares, y en los que están en la playa todas las noches hacen un show de fuego muy entretenido. Es en todos los bares lo mismo: primero el show, donde un grupo de personas hace una presentación y después vienen los juegos: limbo, saltar la cuerda y pasar el aro, todos estos con fuego!! Si participas obvio que te dan un free shot, es entretenido de ver, las cosas que hacen, chocan con el fuego como si nada!! Y bueno después de los juegos viene la parte bailable, y en verdad me habría encantado estar no resfriada para disfrutar más, porque entre el humo que había apenas me ponía a bailar venia el ataque de tos 😦

Show de fuego en la playa.
Show de fuego en la playa.

El primer día, después de almorzar partimos a la playa, acá el agua es caliente! A mi mamá le habría encantado, pasar del calor al agua temperada jajajaja. Lo bueno es que el agua de la playa no es transparente así que no se ve ningún pez nadando por ahí.

Playita!!!
Playita!!!

Al día siguiente nos levantamos temprano para hacer el tour de medio día a las playas y snorkeling, todo bien hasta que salimos y en verdad nos dirigíamos a una tormenta! El cielo se veía muy oscuro. Igual a pesar de las nubes el paisaje es increíble, es casi como en las fotos, muy lindo todo.

La primera parada fue snorkeling, me asomé por el barco y habían demasiados peces nadando, así que decidí disfrutar desde arriba, se mueren las fotos buenas que saqué jajajaja. No tenía ganas de estar estresada con tanto pez nadando libre por ahí, moviendo sus aletas para todos lados. Estaba en eso cuando empezaron a caer unas gotas locas… mala señal, porque el mar ya se estaba moviendo harto y a pesar que nuestro barquito tenía techo, estaba un poco de adorno y yo estaba sentada en primera fila. Volvieron los nadadores y partimos al segundo spot: Maya Bay, la playa de la película “La Playa”. El super tour eso si no te dejaba en la playa misma, sino que tenía que nadar a una especie de red, escalar y pasar al otro lado, parecía entrete, pero llovía demasiado, y entre que yo tiritaba de frío y la Cotty se mareó con tanto movimiento del barco,decidimos quedarnos en el barco esperando. Además había una familia china que tampoco fue porque el hijo se puso a vomitar con tanto movimiento jajajaja. Lo fome es que esa parada era de una hora, lo bueno es que paró de llover un rato. De ahí, con lluvia de nuevo, partimos a Monkey Island, que es una playita donde los monos bajan. Y bueno al final el paseo acabó con esa isla, porque por la lluvia no se podía más, menos mal, pq yo estaba empapada, congelada (por el viento), y la Cotty mareada, no hacíamos una entre las dos.

Camino a la desgracia jajajaja
Camino a la desgracia jajajaja

Lo bueno es que en el pueblo la lluvia pasó rápido, así que descansamos un rato en la piscina, siestita y partimos a ver el atardecer a un cerrito, lo fome es que no calculamos los 300 escalones que había que subir, y a pesar que casi morí en el intento no alcanzamos a llegar, así plan para el día siguiente: partir con tiempo y agua. Igual hasta el punto que llegamos la vista es increíble!! En la noche partido de Alemania (los orígenes de la Cotty jajaja) y un poco de fiesta.

Atardecer, primer intento
Atardecer, primer intento

El último día estábamos las dos muertas, así que dormimos hasta “tarde” y fuimos a la playa, yo ya chata del resfrío decidí cuidarme un poco más, arrendé un quitasol y me puse a la sombra. Ese día llegó Jesse a la isla, así que super, lo encontramos camino a la playa así que nos acompañó y quedamos de juntarnos para el atardecer, ahora si partimos con tiempo y vale la pena la subida, se ve muy lindo todo desde arriba, y acá como en todos los lugares, el sol se pone en una muralla de nubes, no logra tocar el mar. Y bueno partimos a comer y a pasear por la playa viendo los distintos juegos de fuego.

Ahora si llegamos al View Point!!
Ahora si llegamos al View Point!!

En verdad Koh Phi Phi es un lugar que me da mucha lata no haber podido disfrutar bien, es un lugar paradisiaco, donde al no haber autos ni taxis ni nada de eso, no te acosa la gente. Si encuentro que tiene un exceso de turistas, pero no es difícil abstraerse de ellos y disfrutar bien, es harto lo que se puede hacer acá, me habría gustado tener un día más y no estar resfriada mal. Como ven por las fotos, son casi iguales a las que aparecen en internet, mi única edición fueron las esquinas de las fotos y los collages, no hice ningún cambio de color.

Bueno próximo destino: Koh Samui, pasando una noche en Krabi.

Ita Mochilera
Ita Mochilera

Kuala Lumpur Express

aww!! Que son grandes!! Una huasita en la ciudad jajaja
aww!! Que son grandes!! Una huasita en la ciudad jajaja

Bueno ahora la historia de por qué pasamos por Kuala Lumpur. Nuestro viaje original era el día 2 de Julio, un vuelo de Malaysia Airlines que iba de Bali a Krabi, haciendo una escala en Kuala Lumpur, así tomar en Krabi un ferry que nos llevara a Koh Phi Phi. La historia partió el día que recibimos un correo de la aerolínea informándonos que nos cambió el vuelo de Bali a Kuala Lumpur para el día 1 de Julio, lo que significaba un día menos en Indonesia, dijimos ya, buenísimo, vamos a poder ver algo de Malasia, pidamos hotel. Nuestros primeros intentos fueron fallidos: por teléfono imposible explicarle a las operadoras cual era nuestro problema, por correo básicamente la respuesta fue: usted no tiene derecho a hotel en Kuala Lumpur (!?), así que la tercera opción: ir a una oficina, ahí si lo logramos, nos pagaban el hotel del aeropuerto así que fome perderse un día de playita, pero por otro lado entretenido ir a Kuala Lumpur aunque sea por unas horas. Ustedes pensaran buenísimo!!! Pero la historia no queda ahí, un par de horas después que nos informaban que ya teníamos hotel que porfa pasáramos a buscar el voucher a la oficina de Kuta Bali (porque no podía ser digital), nos llega otro correo de la aerolínea: Estimado cliente, por motivos comerciales CANCELAMOS!! su vuelo a Krabi, ahora en vez de llegar en la mañana a Tailandia lo vamos a mandar en la tarde a otra ciudad: Phuket! Obvio que nos dio rabia! Porque eso significaba perder un día en Phi Phi, cuando fuimos a buscar el super voucher escrito a mano, alegamos, pero no hubo mucha respuesta. Filo, pensé yo, vas a tener la mañana además de la noche en KL así que vas a poder conocer un poco más, así que averigüé que podía hacer en un par de horas , pues era uno de los destinos que eliminé del mi recorrido.

El día que volamos a KL, me empezó a molestar un poco la garganta, pero nada grave. Y llegamos a Kuala Lumpur, ya era tarde, así que fuimos rápido al hotel (había un shuttle bus desde el aeropuerto al hotel y viceversa cada media hora), dejamos las cosas y volvimos al aeropuerto para tomar el tren expreso al centro (sii, acá también tienen tren expreso) y llegamos a las Petronas, al final el viaje desde el hotel al centro fue de más de una hora, así que calculando los tiempos para agarrar el último tren y bus, teníamos un poco más de una hora, la que se nos pasó volando tratando de sacar la foto perfecta, son tan altas que cuesta hacerlas caber en la cámara jajaja pero lo logramos. Al final volvimos al hotel y bueno se me olvidó contarles que están un poco locos con el aire acondicionado allá, es intenso!!! Así que cuando ya volvimos al hotel, mi garganta estaba extremadamente peor, y al día siguiente amanecí sintiéndome mal, así que mi plan de volver a la ciudad se convirtió en dormir hasta tarde y disfrutar del super hotel. Cómo mi plan de madrugar y ver la ciudad fracasó decidí disfrutar de despertarse tarde!!

Las dos y las petronas
Las dos y las petronas

Sería genial si la historia acabara ahí, pero no!! Malaysia Airlines nos tenía más sorpresas! Y yo sintiéndome mal (según yo tuve fiebre). Son un desastre acá, al final no sabía si reirme o llorar… aunque en verdad lloré y sirvió para “apurar” las cosas: llegamos al counter (Premium… menos mal son de one world) y en el sistema aparecía que perdimos nuestro vuelo a Krabi! Así que después de explicarle toda la teleserie a la gente de la aerolínea nos tuvieron que hacer un cambio manual de pasaje, que parece que necesitaba mil autorizaciones porque estuvimos exactamente una hora en eso. Pero bueno problema solucionado, llegamos justo al avión, así que siestita y llegamos a Phuket a pasar la noche para pescar el primer ferry a Koh Phi Phi!!

Al final la historia termina bien, cuando llegamos al aeropuerto había una niña con un cartel con nuestros nombres y el de un señor, nos pasaron rápido por inmigración, lo que fue buenísimo porque las filas eran larguitas y nos explicaron que la aerolínea tenía lista una van para llevarnos a Krabi (no se que habrá pasado con el resto de los pasajeros que le “cancelaron” el vuelo a Krabi, sospechoso), el señor dice que no la necesita así que nosotros pedimos que si en vez de llevarnos a Krabi nos podía llevar al hotel que reservamos en Phuket, y obvio que no podían jajajaja parecía broma, al final lo conseguimos 🙂

La historia fue larga pero al final hay hartas cosas positivas: conocí las petronas, evitamos una fila larga en Phuket, dormí un poco más de lo normal en Malasia, a pesar de los desastres de la aerolínea la gente nos ayudó y solucionó todos los problemas.
Igual debo decir que me siguen impresionando estas ciudades asiaticas, con edificios altos y llenos de luces, me encantan… todo lo que sea brillo y luces jajaja.

Y ahora a Koh Phi Phi.

Feliz!!!!
Feliz!!!!

Gili T

La Gili son tres islas que pertenecen a la isla de Lombok: Air, Meno y Trawangan. Si las googlean van a ver que son paradisiacas, mucha gente se queda pegada acá. Son buenísimas para bucear y hacer snorkel, o eso dicen.

Nosotras partimos de madrugada desde Ubud hasta el puerto donde teníamos que tomar la lancha rápida, que era realmente rápida. Fue genial el viaje desde Bali a las Gili, porque nos fuimos en el techo, entonces el viento en la cara y el agua salpicando eran muy ricos. Nuestro plan fue quedarnos 3 noches en Gili Trawangan, que es como la isla que está llena de jóvenes.

Llegando a Gili!!!!
Llegando a Gili!!!!

Otra gracia de estas islas es que son chicas y se pueden recorrer a pie, no hay policía, sino que una especie de junta de vecinos que tiene como un jefe que es el que decide todo, como por ejemplo prohibir motos y perros (?).  Los “taxis” son unas carretitas. Acá los gatos también tienen la cola corta jajajaja.

La calle principal, que practicamente da vuelta a la isla.
La calle principal, que practicamente da vuelta a la isla.

Bueno, llegamos cerca de las 12 a la isla, así que nos fuimos a instalar a nuestro hotel, chapuzón en la piscina y nos fuimos a buscar un lugar donde almorzar. De ahí partimos a investigar la isla y buscar la parte “bañable”, encontramos un bar en la playa que tenía unos cojines para echarse, así que ahí nos quedamos un buen rato, conocimos un australiano muy divertido y buena onda. Según de donde sean los australianos, les sale muy corto viajar para acá.  Adam andaba solo y vino a surfear a Bali, por lo que se escapo un par de días a las Gili, en verdad era muy prendido, así que quedamos de juntarnos a comer y de ahí partimos a una fiesta en la playa muy entrete. Nos contó además que había ido a Chile hace un tiempo por que vio que necesitaban ayuda para reconstruir, se consiguió apoyo en Lan con el pasaje, y otras instituciones australianas y partió a Chile con unos amigos a reconstruir y surfear.

Al día siguiente decidimos quedarnos en la isla y no hacer ningún paseo, estuvo demasiado rico, y almorzamos en el mismo lugar de los cojines. Ese era el día del partido con Brasil así que teníamos que averiguar dónde iban a estar los chilenos viéndolo. Fue fácil, salimos a comer y habían dos hombres caminando en la calle: uno con la polera de la U y el otro con la polera del Colo, así que un “Hola como estai” y ya éramos amigos jajajaja partimos a comer juntos, los dos eran de Chiloe y estaban recorriendo Asia después de haber estudiado o trabajado en Australia. Cachen en mundo chico, no se porque empezamos a hablar de la Patagonia y yo dije que tenía una amiga en Coyhaique y Julián (el de la U) cuenta que tiene una amiga con la que hizo el curso Nols y que decidió quedarse a vivir en Coyhaique después… era mucha coincidencia que dos personas hicieran lo mismo así que le pregunté el nombre de su amiga y era la Jose Ruiz!!! En verdad muy divertido. Bueno al final el partido lo vimos en el bar de nuestro hotel, el ambiente era demasiado animado, la mitad brasileños y la otra mitad chilenos, pantalla gigante y gritos todo el rato. Para que decirles lo que fue verlo, en verdad la cara de los brasileños a medida que avanzaba el partido se fue transformando drásticamente, en cambio nosotros nunca perdimos la esperanza hasta el final.

Chilenos en Gili T
Chilenos en Gili T

El domingo hicimos el paseo de snorkel, y definitivamente estar debajo del agua viendo peces no es lo mío. En El Nido lo hice, y mi sensación final fue de felicidad porque lo logré, pero mientras estaba en el agua nunca estuve cómoda, a pesar que yo estaba en el sector de pocos peces, en cambio acá en las Gili fuimos a un punto donde no me podía “escapar” y no lo pasé tan bien, traté de sacarme un par de fotos, pero creo que no lo intentaré más, me di cuenta que lo mío es con aire: me encantó andar en moto, me encantó tirarme por paracaídas, me encantó la sensación de ir rápido en la tabla de surf, donde a pesar que me caí todo el rato y logré pararme muy pocas veces, lo pasé muy bien en el proceso. Así que resumen el resto de las paradas del botecito, me tiraba al agua sin la máscara y sólo después que la Cotty me confirmara que los peces estaban más lejos. Igual lo pasé bien, y fue buenísimo darme cuenta que no es lo mío jajajaja.

Intentando snorkelear
Intentando snorkelear

El Lunes era el día de volver a Bali, un día antes de lo esperado, en el próximo post les cuento por qué. Ese día llegamos a Kuta y lo dedicamos al shopping y al masaje (son lo mejor y tan baratos!!!).

Próximo destino: Koh Phi Phi (Tailandia) via Kuala Lumpur!

Atardecer en Gili
Atardecer en Gili