Marrakech

Puedo decir que en los 5 meses que llevaba viajando nunca tuve miedo de nada ni de nadie… hasta Marrakech. Voy a aclarar que al día siguiente se nos pasó todo el susto y hasta nos reíamos porque no eran para asustarse las calles. Bueno acá va la historia:

Llegamos al aeropuerto de noche, por lo que el bus público ya no estaba funcionando y para irse al centro de la ciudad la única opción era taxi. Nos habían dicho cuanto nos debería salir más o menos un taxi pero no nos dijeron que existía una “tarifa nocturna”, en la que se agrega el 50%, así que nosotras peleando con el taxista para que use taxímetro o bien nos cobrara lo que nos habían dicho. El problema es que había solo una “marca” de taxis de en el aeropuerto así que no nos fue tan bien, al final aceptaron llevarnos por menos, pero no nos dejaron donde queríamos (nuestro hostal quedaba en la medina, que es la parte antigua de la ciudad por lo que es peatonal), así que nos dejó en una de las primeras entradas, que no era la más cerca. Y justo cuando nos bajamos mágicamente apareció un chico que podía decirnos como llegar, no nos quedó otra, porque el taxista se fue y nosotras estábamos sin internet ni nada y las medinas pueden ser bastante laberínticas. Así partimos muertas de susto a seguir a este hombre, que resultó ser buena onda aunque un poco patudo para pedir la propina, en esos momentos pensé: “hasta aquí llegamos”, pero nos dejó en la puerta del hostal. Después de instalarnos salimos a recorrer un poco y dimos vuelta por la plaza principal de la medina. Se me había olvidado contarles, que camino al centro nuestro súper taxista atropelló un perrito o gatito, ya no me acuerdo mucho pero fue terrible!!

Recorriendo Marrakech
Recorriendo Marrakech

Al día siguiente fue todo mucho mejor, lo que parecía oscuro y feo resultó ser lindo y distinto, así que comenzamos a recorrer Marrakech con otros ojos más positivos. Al primer lugar que fuimos fue la plaza D’Jemaa El-Fna y desde ahí nos perdimos en la parte antigua: entre mezquitas y Souks, que son los mercados típicos. En una de esas perdidas conocimos a Moustafa y Monsiff y tuvimos una conversación súper interesante con ellos, especialmente con Moustafa. Ambos son musulmanes, la diferencia que uno era estricto en todo y el otro era más flexible para algunas cosas (tragos, cigarro, relaciones antes del matrimonio). Intercambiamos ideas y con la Fran tratamos de preguntarle hartas cosas, como para entender un poco su religión y cultura.

Muchas teteras, Moustafa y los colores de Marruecos
Muchas teteras, Moustafa y los colores de Marruecos

 

Jardin Majorelle
Jardin Majorelle

Al día siguiente recorrimos la parte moderna de la ciudad y fuimos al Jardin Majorelle, un jardín hecho por un francés, Jacques Majorelle, y posteriormente comprado por Yves Saint Laurent. Un lugar lindo, pero en el que hay que pagar y creo que quizás hay otros jardines y parques más lindos en Marrakech que no tuve la oportunidad de conocer. Después de eso nos refugiamos en tiendas porque se largo a llover con todo! Así que un poco de vitrineo no estuvo mal.

Algo interesante de Marruecos es el te: generalmente si alguien te ofrece te es para ser un buen anfitrión y no te va a cobrar, incluso es de mala educación rechazarlo (ojo: lo toman ultra dulce allá). La primera noche que salimos a recorrer alguien nos invitó un té y nosotras cachando cero y todavía un poco espirituadas lo rechazamos. Al día siguiente conversando con la gente local nos explicaron que desde el punto de vista social demuestra cortesía y hospitalidad de parte del dueño de casa hacia el huésped.

Te verde con menta -“The menthe”. Licensed under CC BY-SA 3.0

En cuanto a las comidas probamos dos de los principales platos, el tagine y una pastilla. El tagine es originalmente un plato Berber (gente originaria del desierto de Marruecos), y su nombre viene de la forma del plato en que es servido. Generalmente tiene trozos de carne, pescado o ave, además de verduras (papas, zanahoria, tomates, etc), todo esto acompañado de varios condimentos como jengibre, azafrán, canela, etc. Tradicionalmente se come con la mano y acompañado de pan (parecido al pan pita o indio, no el típico que comemos nosotros). La pastilla en cambio tiene su origen en Andalucía y los árabes de ahí lo traspasaron a Marruecos. Es más que nada una especie de pastel de carne, originalmente de pollo, que combina sabores dulces con salados: es una masa rellena de la carne elegida, quizás lo más similar que tenemos nosotros es una empanada.

Probando el tagine, tagines con especias y una pastilla
Probando el tagine, tagines con especias y una pastilla

Me gustó este primer encuentro con la cultura marroquí, algo distinto a lo que había visto en Asia, otro tipo de cateteo, mucho más intenso a la hora de querer vender algo pero si te das el tiempo son gente muy buena onda. Todos mis nervios de viajar sola a ese país desaparecieron y me di cuenta que si eres mujer viajera, más que peligroso, es molestoso andar sola, porque son super insistentes y un poco patudos (si les das la pasada).

Anuncios

Paris

Para mi París no era una ciudad a la que tenía pensado ir, pero por cambios de planes en el camino la inlcuí en mi itinerario. La idea original era que después que mis papás se fueran a Chile yo iba a recorrer Grecia, Turquía y los países de Europa del Este que alcanzara, pero por un impulso loco me dieron ganas de viajar a Marruecos. Me daba nervio ir sola,  se lo comenté a una amiga, la Kata, y ella me dijo que tenía una amiga que quería hacer lo mismo que yo, así que vía facebook con la Fran nos pusimos en contacto y decidimos ir juntas. Igual era arriesgado, partir a un país no fácil con alguien desconocido pero resultó ser una muy buena experiencia.  La cosa es que la Fran está comenzando un viaje parecido al mío pero al revés: renunció a su trabajo para viajar por Europa y Asia, y bueno estaba en París en esos momentos así que partí a verla, para así aprovechar de ver a Andrés y la Coti que estaban viviendo ahí.

La primera noche ellos estaban en Londres por lo que me alojé en un hostal. Como hice la reserva a último minuto hubo un problema y no aparecía en el sistema. Después de mucho esperar en vez de darme una cama en un dorm como había reservado, me dieron una pieza privada con baño compartido: Genial! Esa misma noche me junté con la Fran (y la conocí en persona) para comprar los pasajes a Marruecos. Quedó todo listo.

Paris!
Paris!

Al día siguiente Andrés y la Coti llegaban en la tarde, por lo que tuve todo el día para mí. El plan inicial era hacer nada y ponerme al día con el blog y las fotos, porque estaba realmente atrasada, pero “afortunadamente”, este hostal no tenía enchufes en los espacios comunes, por lo que cuando mi computador murió, tuve que salir obligada a recorrer la ciudad. Primero partí al Arco de la defensa, que está alineado con el Arco del Triunfo, pero es una estructura mucho más moderna. Me gustó harto ir para allá, porque justo en una especie de paseo peatonal que hay al frente había una especie de exhibición/intervención artística, eran como esculturas en medio del pasoe. De ahí me fui en metro al Arco de Triunfo y caminé hasta el Louvre, y con esa caminata hice un poco las paces con Paris. No es que haya estado enojada, pero había ido una vez antes hace como 12 años y la encontré una ciudad ok, pero no moría de ganas por regresar. Y después de este día de caminata me gustó Paris. Ya en la noche partí donde Andrés y la Coti y salimos a comer en su barrio a un lugar muy rico!

Caminando por Paris :)
Caminando por Paris 🙂

El jueves salí a recorrer más de París con la Coti, caminamos todo el día y fue genial, el día estuvo lindo, fuimos al Musée d’Orsay, Moulin Rouge y hasta nos tomamos un café en el café de Amelie. Acá va un resumen en fotos del día. En la noche hicimos un picoteo rico y nos quedamos hablando muuucho rato.

Finalmente el viernes me junté con la Fran y después de almorzar partimos al aeropuerto para irnos a Marruecos!!!!!!

paris 3

Roma

Llegamos al último destino en el que estuve con mis papás. Después de casi todo un día en Assisi estábamos muertos, así que salimos a comer y a dormir, porque el sábado teníamos que madrugar para la audiencia con el papa Francisco. La fila para entrar fue súper entrete, se veían Schoenstattianos de todas las edades y de todas partes del mundo. Nosotros quedamos justo al frente de un grupo de Burundi y fue genial ver la alegría con la que cantaban, bailaban y rezaban (todo al mismo tiempo), les dejo un video para que se hagan una idea de la alegria con que cantaban todo el rato. Debe ser genial ir a una misa con ellos!

Para la audiencia quedamos bien ubicados, así que fue más fácil poder ponerle atención a lo que decía el Papa, nunca había ido a una audiencia pero me gusto ésta porque se generó una especie de diálogo, no era el Papa dando un discurso, si no que contestó distintas preguntas que le hicieron. O sea estaban preparadas las respuestas, pero se notaba que más que una respuesta estructurada tenía una especie de apuntes, y el hecho que fuera en español lo hizo mucho más cercano.  Quedaron bastantes tareas para los católicos de hoy en día: tenemos que ser proactivos y demostrar con el ejemplo de la vida diaria.

Un poco mas de la espera
Un poco mas de la espera

Después de almorzar partimos a San Pablo de extramuros a una misa es español. Y con eso terminó mi encuentro de Schoenstatt, aún quedaba la misa final en la Basílica de San Pedro el domingo, pero no me dio para levantarme. Bueno volviendo al sábado, partí con mis papás caminando del hotel a la Piazza Spagna, y ahí me di cuenta que Roma es otra ciudad súper caminable. Más tarde salí a juntarme con Chiara, ella es una amiga que tengo hace casi 15 años, cuando con mi amigas del colegio nos inscribimos en una empresa para tener amigos por carta, y hasta los 18 años mantuvimos cartas constantes, hasta que llegó el boom de internet y comenzamos a seguirnos por facebook. Fue realmente genial conocerla después de tanto tiempo, ponerle voz a la cara que ya tenía. Nos juntamos con sus amigas y fuimos a un bar.

Con Chiara!
Con Chiara!

El domingo no hice mucho en la mañana, pero en la tarde teníamos planificado un tour por las colinas de Roma, pero no era un típico tour, sino que en scooter. La diferencia con muchos otros tours en moto, éste incluía un guía todo el rato y en las motos teníamos chofer para poder poner atención a todo. Fue una forma distinta y muy entretenida de ver la ciudad. Además que la guía no sólo daba los datos históricos típicos, sino que además complementaba con distintos tipos de anécdotas de la época. Cómo ya estaba llegando el invierno el tour partió de día y terminó ya de noche, lo que nos permitió ver un atardecer en Roma desde una de sus colinas. Acá les dejo un video:

En  la noche teníamos planeado cenar con el P. José Luis Correa, casi no lo logramos, porque nos mini perdimos con mi papás y sin querer mi papá se encontró por el padre. Fuimos a un restaurant cero turístico y muy bueno. Y en medio de la comida se nos unió el P. Heinrich Walter (Superior general de los padres de Schoenstatt), por un momento tuvo susto que la conversación se pusiera latera, pero al contrario fue entretenido e interesante!

Roma 4

Mi último día en Roma estuvo tranquilo, fue una mañana de lavandería y una tarde de shopping. Ahora la noche, que iba a ser tranquila terminó siendo un poco más larga. Me junté a cenar con Chiara, fuimos a una pizzería muy rica en la zona de Trastevere, mientras esperábamos mesa (porque estaba lleno) conocimos unos chicos franceses y terminamos comiendo todos juntos. Fue muy divertido y una mezcla rara de idiomas, entre inglés, italiano, francés y español. Después nos fuimos a un bar a tomarnos algo y ahí se nos alargó esa noche de lunes.

Y llegó el día de la despedida, mis papas de regreso a Chile y yo a París para una nueva aventura!

roma 2roma 3

Assisi

Assisi es un lugar que genera conflicto en mí, porque es muy lindo, pero encuentro que un poco antifranciscano. Pero este viaje tuvo dos cosas especiales: se nos unió la Kika, con quien ya me había encontrado en Schoenstatt,  y fuimos a un lugar un poco más lejos de los lugares típicos, y como nos dijo el dueño del hotel: en la catedral está el cuerpo de San Francisco pero en el Eremo delle Carceri está el alma.

Fue una visita bien llovida, lo primero que hicimos fue ir a la Basílica de Santa Clara, ésta fue construida en el s. XII y acá está la tumba de Santa Clara y el crucifijo que habló a San Francisco: “Ve, y repara mi casa, que como ves amenaza ruina”. Éste antes estaba en San Damián, pero cuando las Clarisas se transfirieron a la ciudad se lo llevaron con ellas. Además hay varias reliquias.

Paseando bajo la lluvia
Paseando bajo la lluvia

Después caminamos un poco por el pueblo, tratamos de ir a la Iglesia Nueva, que fue edificada donde estaba anteriormente la casa paterna del San Francisco, pero la estaban cerrando por lo que sólo alcanzamos a ver donde su papá lo encerró cuando empezó con su conversión. Ahí cachamos que estaba atardeciendo y se veían a lo lejos unos colores cuáticos, así que con la Kika corrimos a ver el atardecer a un lugar más alto (menos mal había bajado la intensidad de la lluvia un poco) y lo logramos! Después de la corrida fue un momento tan calmo y lindo que valió la pena.

assisi sunset

Al día siguiente seguimos nuestro recorrido y fuimos a la Basílica de San Francisco, que también es del s.XII y es una doble basílica en verdad. Acá podemos encontrar obras preciosas y muy importantes, la tumba de San Francisco, y muchos peregrinos. A pesar de ser un templo grande, lograron una sencillez que no era común para la época, o por lo menos es bastante más sencilla que las otras iglesias.

san francisco

Después de eso hicimos un poco de shopping y partimos al Eremo delle Carceri, queda como a 5 km del pueblo en el Monte Subasio. Es de mis lugares favoritos en Assisi, porque realmente puedes sentir la naturaleza y puedes lograr una mejor conexión con lo Divino. Acá es donde San Francisco se aislaba para rezar y contemplar la naturaleza. Tiene un claustro, una pequeña capilla, oratorio, además de un bello parque con distintas grutas, nombradas según los primeros compañeros del: Fray Bernardo, Fray Silvestre, Fray Rufino y Fray Maseo, junto con las del beato Andrés de Spello y fray León. Lamentablemente andábamos con el tiempo medio justo, pero es un lugar para perderse medio día por lo menos.

Eremo
Eremo delle Carceri

 

Nuestra última parada antes de partir a Roma fue ir a ver la capilla de la Porziuncola. Esta capilla fue restaurada por San Francisco y hoy en día se encuentra dentro de la Basílica de Santa María de los Ángeles. Nuevamente me choca un poco tanta grandiosidad, más que nada porque al igual que el resto, lo siento fuera de la austeridad que caracterizaba a San Francisco. Esta fue edificada por voluntad de S. Pio V. Fue en la capilla que S. Francisco entendió su vocación y fundó la Orden de los Frailes Menores (1209) y en 1211 Santa Clara recibió el hábito franciscano, iniciando la Orden de las Damas Pobres (Clarisas). En el interior de la Porziuncola se puede sentir y ver la austeridad franciscana, es sencilla y te invita a la oración.  Me recordó un poco a nuestro Santuario de Schoenstatt. También dentro de la basílica se pueden encontrar varias capillas y rincones: la Capilla del tránsito, que era la antigua enfermería del convento; acá fue donde San Francisco pasó los últimos días de su vida y murió. El jardín de las rosas, donde se encuentra el rosal sin espinas, la capilla de las rosas, la capilla del llanto, hasta un museo. (Ojo que las basílicas acá cierran a la hora de almuerzo).

ellos

Y así nos vamos acercando al fin del viaje con mis papás. Assisi me gustó harto porque pude ver un lado nuevo y el poder compartir con la Kika fue genial. En Santiago vivimos en el mismo edificio, pero por distintas razones nunca coincidimos, fue un reencuentro muy lindo!

:D
😀

Verona

Bueno, después de mucho tiempo en silencio, les sigo contando de mi viaje, esto fue a finales de Octubre. Después de Quarten regresamos a Italia, y la primera parada fue Verona, la ciudad de Romeo y Julieta que tiene más que el balcón y la tumba de Julieta! No entiendo como hacen la tumba de un personaje ficticio, pero bueno.

Felices!!
Felices!!

Acá como nos quedamos dos noches, partimos el recorrido más tarde, pues en vez de tener sólo la mañana o la tarde teníamos todo el día. Al igual que las otras ciudades, el centro es súper caminable, hay mucha historia y lugares antiguos.

Paseando por Verona
Paseando por Verona

Nuestro “tour” lo empezamos por el Castelvecchio, donde ahora hay un museo, seguimos caminando y cruzamos el puente para dirigirnos a la Basílica de San Zeno Maggiori, construida en el s.XII. San Zeno es el patrono de Verona, y se encuentra enterrado en esta iglesia.

Un poco mas de Verona
Un poco mas de Verona

Después nos fuimos al centro para visitar la famosa casa de Julieta, acá fui la única que entró por lo que posé de Julieta en el balcón y ya que estaba adentro recorrí la casa, donde en distintas esquina ambientaron un poco como habría sido todo, fue interesante, porque igual me pude hacer una idea de cómo vivía la gente en la época que se sitúa la obra. Acá viene mucha gente y le pueden escribir una carta a Julieta, hay buzones y también le puedes enviar un mail.

Haciendome pasar por Julieta
Haciendome pasar por Julieta

Después quisimos ir a ver unas ruinas romanas, pero cuando llegamos vimos que estaban cerradas por restauración, así que como ya habíamos caminado hacia allá, subimos un poco del cerro que estaba al lado y fue genial, porque a pesar que no llegamos a la cima, donde había un castillo, encontré una especie de parque a mitad de camino con una vista muy linda de la ciudad, así que regresé a este lugar después con mi papá para ver el atardecer sobre Verona.

Verona 4

De ahí nos fuimos a ver la Arena de Verona, un anfiteatro romano que aún se usa para distintos eventos. Este anfiteatro en su inicio estaba construido fuera de las murallas de la ciudad para evitar conflictos posterior a los juegos. Según lo que estaba escrito afuera es una de las arenas más grandes de Italia, creo que era la 4° y la 8° del Imperio Romano.

Y eso fue Verona : )

Verona 5