Schoenstatt

Por fin! La razón principal del viaje, los 100 años de la fundación de Schoenstatt. Después de muchas horas de auto finalmente llegamos a Schoenstatt a buscar nuestras credenciales, y obvio que aprovechamos de pasar por el Santuario Original.

Listos para el encuentro
Listos para el encuentro

Así como resumen para los que no sepan, durante toda mi juventud (colegio y universidad) participé del movimiento católico de Schoenstatt. Este movimiento fue fundado por el padre José Kentenich, un sacerdote palotino, el 18 de Octubre de 1914. El núcleo principal es la Alianza de Amor que sellamos con María, y así nos acercamos más a Cristo. Y bueno es un movimiento de Iglesia para la Iglesia. Eso es un suuuper resumen.

Fue genial regresar y lo rico es que a pesar de que había harta gente, no era tanta, y pude tener mi mini minuto de oración, pues lo tenían preparado para el paso rápido: sacaron todas las bancas. Después nos quedamos en el parque de afuera y empezaron los reencuentros, el primero fue la Kika (a ella la conocí en el encuentro de jóvenes de Toronto), que no la veía hace mucho y después vimos a la Hermana María del Carmen.

Visitando el Santuario Original
Visitando el Santuario Original

Al día siguiente partimos temprano, porque mi papá con Jaime tenían oración ene l Santuario Original con los madrugadores. De ahí desayunamos, nos encontramos con el Padre José Luis Correa y partimos a la misa, donde me encontré con la Cata Ferrando, una chica que también conocí para el encuentro de Toronto y con la Lito Martínez. Fue genial ver a tanta gente. También vi a la Hermana Diana, Hermana María Jesús, en verdad mucha gente.

Bueno la misa estuvo muy linda, masiva y me encanta eso, ver a tanta gente motivada y de tantas partes del mundo. Después del break del almuerzo comenzó la gran celebración: la renovación de Alianza, una ceremonia que a pesar de ser larga, pasó muy rápido, donde tuvimos momentos de orcaión y meditación y finalmente de celebración! Fue un día lleno de alegrías y gracias!

Celebraciones y encuentros
Celebraciones y encuentros

Al día siguiente subimos al monte Schoenstatt donde visitamos la tumba del P. Jose Kentenich y aprovechamos de participar en la misa que había en la iglesia de la Santísima Trinidad, el único problema es que fue en alemán por lo que no entendí mucho. Y además me vi obligada a cantar! Al lado mío se sentó una hermana de Suiza, que alegremente compartía conmigo el librito de canto, la cosa es que aparte de no cantar muy bien las canciones eran en su mayoría o alemán o latín y en un tono inalcanzable. Pero estuvo entrete igual.

Subiendo el monte Schoenstatt
Subiendo el monte Schoenstatt

Antes de irnos tuve mi último encuentro: la tiki, una amiga del colegio que seguimos juntas por Schoenstatt pero que hace años no veía.

El resto del día fue turístico, fuimos a Koblenz, donde hicimos un paseo por el río. El paisaje es muy lindo, vas viendo distintos pueblos y castillos a la orilla del río y finalmente nos bajamos en Boppard, un pueblito que como era domingo estaba prácticamente todo cerrado, así que nos dedicamos a caminar por ahí y nos tomamos un café. El viaje de regreso fue lindo también porque vimos los mismos pueblitos y castillos pero de noche e ilumonados.

rhin
Paseando por el Rhin

 

Al día siguiente partió nuestra aventura para llegar a:

Quarten

Les dije aventura, porque queríamos irnos bordeando un lago y lo logramos! El problema fue que en bordear el lago terminamos perdiendonos, o sea sabiamos mas o menos donde estábamos, pero sin querer llegamos a Austria y no teniamos ningun mapa, menos mal logramos entrar a Suiza . Pero la aventura no termina acá, una vez que entramos a Suiza, tuvimos un problema de comunicación y de interpretación de nombres y mapas y en vez de acercarnos a nuestro destino, nos fuimos para el otro lado! Finalmente logramos ubicarnos y llegamos perfect aunque un par de horas mas tarde de lo esperado.

Bueno Quarten es un pueblito chico de Suiza, donde también hay un Santuario de Schoenstatt y de hecho fue ahí donde nos quedamos, en un hotel que pertenece a las Hermanas de María de allá. Y puedo decir que es uno de los santuarios más lindos que he visto.

La idea de ir a Quarten era más que nada visitar ese Santuario y disfrutar de los paisajes. Acá también fuimos a misa, y las hermanas me hicieron cantar, pero no solo a mí, sino que a todos!

El santuario de Quarten
El santuario de Quarten
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s