Hoi An

Y partimos nuestro paseo en moto a Hoy An, creo que fue muy buena opción contratarlo, porque a pesar que hay paradas establecidas, uno controla el tiempo en cada parada y si hay un lugar que te gusto puedes parar y sacar fotos. La primera parada más importante fue en “Elephant Spring”, que son unas mini cascadas con pozones para bañarse. Habia muchos locales y pocos turistas, después del calor que hacía fue demasiado rico bañarse en agua fresca (porque no era helada). Nos quedamos un rato ahí y seguimos nuestro camino. La segunda parada fue un lugar con una vista bkn y de ahí seguimos sin parar hasta el almuerzo. Iba todo perfect, habíamos sacado unas fotos de un aplaya y el cielo se veía negro: lluvia, así que a equiparse. El chofer de Anna era bastante mas pro que el mío, y le pasó un traje para la lluvia, en cambio a mi me toco una capa de agua. Se largó a llover con todo, ni idea como podían ver porque llegaban a doler las gotas de lluvia. En teoría teníamos una parada más, pero por la lluvia se suspendió. Cuándo llegamos a Hoi An, yo estaba empapada, fue muy entretenido ir en moto bajo la lluvia y todo, pero cuando paramos me puse a tiritar, así que a cambiarse de ropa y salir a recorrer.

G1531393

Ibamos a dar una vuelta tranqui cerca del hostal, pero fuimos interceptadas por una de las costureras. Les cuento que Hoi An, antes un puerto super importante, ahora más que nada enfocado en el turismo, tiene una característica muy especial: está lleno de tiendas que hacen ropa a la medida. Es muy común que los hombres se hagan ternos y las mujeres vestidos, yo caí con un blazer y la Anna también, y un vestido! Así que entramos solo a “cachar” y terminamos tomándonos medidas y mandando a  hacer cosas sin darnos cuentas jajajaja.

Ese día salimos a comer y entramos a un lugar que se veía bueno y me encantó la historia. Fuimos al Mermaid, que es el 2°restaurant de una vietnamita. El primero partió en 1992, y no fue hasta fines de ese año que llegó un turista a comer, cuando Hoi An aún no era conocido. La cosa es que con ese primer turista escribió el menú en inglés, y así poco a poco más gente fue llendo y dándole recetas occidentales, naciendo el menú occidental. Desde 1992 a 2014 ha abierto 4 restaurants y tiene clases de cocina. Me dieron muchas ganas de haber podido conocer el pueblo en esos años, imaginármelo sin tanta tienda para turista.

Al día siguiente, como estaba lindo y nos habían dicho que había llovido los días anteriores, arrendamos bicicletas y partimos a la playa, fue rico relajarse: tomar sol, nadar, dormir siesta y leer. Al regreso justo nos tocó el atardecer y fue increíble, los colores, los pescadores, un grupo que al parecer estaba entrenando remo o algo así. Fue un día perfecto que lo terminamos con un masaje, ya había pasado mucho tiempo y estaba con síndrome de abstinencia jajajaja.

2 atardecer

El lunes (4 de agosto, para que se orienten un poco), partimos a la parte antigua del pueblo, que a ciertas horas del día sólo se puede acceder a pie o en bicicleta. Esta parte del pueblo, era donde se llevaban a cabo todas las actividades antes, cuando era un centro portuario importante, y se intercambiaban mercancías. Hay algunos templos, casas y museos que se pueden visitar, así que fuimos a los más importantes. En medio día se recorre perfecto así que en la tarde partimos a la playa de nuevo y regresamos en la noche, porque otra de las actividades conocidas de Hoi An son las lámparas, hay muchas tiendas que las venden y todos los restaurants, tiendas y templos tienen de estás lámparas, por lo que venir de noche es demasiado lindo. Los colores y formas de estas lámparas le dan un toque especial.

old dia

Al día siguiente Anna partió a Dalat y yo decidí quedarme un día más, porque me dio lata andar corriendo y tengo pasaje para Myanmar en domingo. Así que en la mañana hicimos un poco de shopping y cuando Anna se fue, me fui a relajar aún mas a la piscina jajajajaja. En la noche volví a la parte antigua para comer y me encontré con este juego, Bai Choi, que es como un bingo. Se reparten estas especie de paletas con 3 dibujos, ni idea lo que significa cada uno, pero la forma de “cantarlos” es literalmente cantarlos. Cada una de las palabras (o simbolos) tiene una canción, así que un hombre y una mujer van sacando las fichas y las van cantando. Si tienes uno levantas la mano y te pasan una banderita amarilla, cuando juntas 3 es que ganaste y te pasan un roja, para identificarte y viene el premio!! Jugué 3 veces y no gané nada! Habría jugado más pero encontré que era un poco mucho jajajajaj. Lo mejor fue mi compañera de juego que me iba ayudando, eso si mehablaba todo el rato en vietnamita, ni idea todo lo que me habló, pero fue divetido.

Jugando bingo!
Jugando bingo!

Y bueno, esa fue mi estadía en Hoi An, ahora voy en un bus que time ayer rubo a Saigón, me dijeron que llegaba a Ho chi Minh City alrededor de las 12, pero les cuento que son las 2 de la tarde y aún me quedan como 6 horas de viaje. Así que me estoy poniendo al día con los post, para no agobiarlos tanto este creo que lo voy a subir como en una semana más, cuando ya esté en Myanmar.

atardecer 1

Anuncios

Un comentario en “Hoi An”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s