Archivo de la etiqueta: ciudad

Y llegue a Vietnam

Estoy en Hanoi. Mi primera impresión de esta ciudad fue buena, no se por qué. Iba en la van camino al hostal, y lo primero que me llamó la atención fue lo que todos me dijeron de Vietnam: la cantidad de motos es impresionante, todo el rato y como que no respetan tanto las luces rojas, o sea si hay autos pasando paran, pero si es que en el cruce no hay autos, llegan y pasan nomas. Lo otro es que las mujeres van completamente tapadas, usan unas mascarillas, y casi todas tienen el mismo estilo de chaqueta: capucha, cuello alto (con cierre), las mangas tienen como una capita especial que cubre las manos y hoy descubrí la versión “enterito”, que además trae una especie de falda o algo para cubrir las piernas. Por lo que me dijeron es para no quemarse. También vi una especie de peluquería en la calle, es más tipo barbero: un espejo colgado en la pared, una silla al frente y a veces una mini mesita (al lado o colgando de la pared), es más que nada tipo barbero.

Bueno llegué al hostal, que está ubicado cerca de la parte antigua de la ciudad, después de mucho rato y muerta de hambre. Apenas terminé de instalarme las otras niñas de mi pieza partieron a comer, así que me uní a ellas: noodle soup de pollo en un puesto de la calle, estaba muy rica! Acá, como en todos los lugares que he estado, hay puestos en la calle, la diferencia, es que las mesas y los pisos son en miniatura!

Vean el peluquero y las mesas y sillas mini, como para la virgi!!
Vean el peluquero y las mesas y sillas mini, como para la virgi!!

Después de comer partí con una holandesa, Anna, a recorrer un mini lago que hay cerca del hostal y me encantó demasiado, primero porque es muy lindo, refleja las luces de los edificios que están alrededor y porque tiene como una especie de parque o calle ancha con asientos y arboles que lo rodean y hay muchas actividades ahí: gente caminando, trotando, gente sentada disfrutando del paisaje, niños corriendo por todos lados, clases de gimnasia, un par de grupos de hombres jugando con una pelotita, pasándosela unos a otros con los pies, habían clases de baile! Esas la encontré geniales, eran un par de profesores y varias parejas, a unas les costaba más que a otras, pero se veía que todos lo estaban pasando bien.

Hoan Kiem Lake, clases de baile (lo mejor!!) y hombres jugando.
Hoan Kiem Lake, clases de baile (lo mejor!!) y hombres jugando.

Seguimos caminando y vimos al frente una plaza llena de niños patinando (y algunos adultos), obvio quisimos ir a ver pero había que cruzar la calle: las motos no paraban de pasar, y de nuevo fue como todos me dijeron: confía. Miramos como lo hizo una mamá con sus dos hijos, y solo caminaron, así que 1,2,3… cruzamos lentamente pero al mismo ritmo, y nada nos pasó, iba más nerviosa!! Cuando llegamos al otro lado vimos que habían patines de nuestro número, así que los arrendamos… al comienzo andaba medio insegura pero después me relaje un poco, eso sí no era muy seguro con tanto niño chico dando vuelta, pero fue muy entretenido, aparte cuando saqué la cámara, automático todos empezaron a posar, a hacer sus shows, y una mamá también se puso a sacarnos fotos con sus niños. Después de un rato, entre el calor y el ejercicio, yo estaba muerta, así que seguimos nuestro camino alrededor de la laguna y nos topamos con un mini concierto: un grupo cantaba y bailaba. Al final yo estaba muerta: avión, caminar harto, calor; así que a dormir.

Notese como cruzan!
Notese como cruzan!

El miércoles partimos al museo de Ho Chi Min y su mausoleo. Nos habían advertido que el mausoleo lo cerraban temprano así que partimos por ahí. Ho Chi Min fue el presidente de Vietnam por muchos años (1945-1969 cuando murió). Acá la gente lo ama. En resumen el lideró la independencia del país y bueno es tanto lo que lo aman que embalsamaron su cuerpo (creo que el quería ser cremado) y es exhibido en un mausoleo. Igual nervio verlo, esta con guardias que lo rodean, no puedes ir con hombros descubiertos y lo que uses debe quedarte debajo de la rodilla, al entrar sigues una alfombra roja y no se pueden sacar fotos. Pero está tal cuál era, quizás un poco mas rellenito que la mayoría de las fotos. Después partimos al Museo de Ho chi min, que en verdad no cuenta mucho. O sea muestran varias cosas de su vida, más que nada documentos. Quizás es porque no estoy tan informada, pero encontré que el museo mostraba mucho pero decía poco. Sabía más de él y de la historia de Vietnam por lo que he leído y por los cursos que he hecho.

mausoleo

Después partimos heroicamente caminando al Templo de la Literatura, en verdad no era tanta la distancia, el problema era el calor jajajaja, almorzamos en el camino lo que nos quiso servir una señora de un sucucho, y bueno el templo fue construido en 1070, y está dedicado a Confucio. Fue la primera universidad de Vietnam, acá los alumnos venían a aprender y a rendir sus exámenes, tenían varios que eran periódicos y otros que eran algo así como los exámenes de fin de semestre. Además se preparaban para el examen nacional y si lo aprobaban podían dar el examen real (de realeza), en el cuál quien hacía las preguntas era el rey. Es una estructura muy parecido a lo chino (creo yo), y tiene 4 o 5 patios distintos.

Templo de la Literatura
Templo de la Literatura
Hoa Lo Prison
Hoa Lo Prison

De ahí seguimos caminando hasta la  Prisión de Hoa Lo. Esta prisión la construyeron los franceses, más que nada para los presos políticos de Vietnam, y según lo que mostraban, las condiciones no eran las mejores. Hanoi era un pueblo concentrado en la cerámica, y cuando se construyó la cárcel eso decayó un poco. Cuándo se independizaron de Francia, la cárcel se dejó de usar hasta la guerra de Vietnam, que fue usada para mantener a los pilotos americanos capturado. Según lo que mostraban, los vietnamitas fueron buena onda con ellos. Estos pilotos se quedaron acá, hasta su liberación al final de la guerra.

A estas alturas del día, ya estaba un poco agotada, pero aún nos quedaba algo que hacer: decidir nuestro futuro jajajaja. Hay varios tours que parten y terminan en Hanoi, los más populares son los fe Halong Bay y el trekking a Sapa, así que estuvimos como dos horas viendo que hacer, y al final coincidimos en lo mismo, así que vamos a hacer los tours juntas.

EL jueves para aprovechar el día seguimos recorriendo, pero anduvimos un poco más cómodas: taxi. Primero partimos a la Tran Quoc pagoda, cuando llegamos nos dimos cuenta que la cerraban un par de horas al día, así que tuvimos que hacer hora por lo que recorrimos una laguna que esta cerca, fue entrete la caminada, ver a la gente pescando, otros jugando una especie de ajedrez o damas, todos sentados en sus mini pisos, muchos puestos de comida. Esta pagoda esta en un lago, y fue construida en el siglo VI, aunque ha sido restaurada, mantiene la escencia de antes y desde 1989 fue reconocida por el gobierno de Vietnam como Reliquia histórica y cultural.

Tran Quoc pagoda y señores jugando ajedrez chino
Tran Quoc pagoda y señores jugando ajedrez chino

 

De ahí nos fuimos al templo que queda en el lago cerca de nuestro hostal: Hoam Kiem o Lago de la espada regresada, pues cuenta la leyenda que los dioses mandaron una espada  al rey para que el pueblo pudiera ser liberado y vencer a los chinos. Cuando cumplio su misión se fue al lago, donde es custodiada por una tortuga (uno de los 4 animales sagrados de Vietnam, junto con el dragón, el ave fénix y el unicornio).  Dicen que aun queda una de las torutgas dando vueltas por ahí, la última vez fue vista hace dos años. El templo, Ngoc Son Temple o Templo dela Montaña de Jade, fue construido en 1865 y esta dedicado a Confucio.

El resto del dia a descansar que se viene el trekking en Sapa.

Ngoc Son Temple
Ngoc Son Temple

Dos Meses

No puedo creer que ya hayan pasado dos meses desde que salí de Chile, en verdad se me han pasado volando y todavía queda mucho por recorrer! Estoy tan feliz de estar haciendo este viaje, las experiencias que he tenido han sido increibles, he conocido gente muy buena onda, tanto turistas como locales. He pensado harto de lo que quiero con mi vida, aún no me estreso pensando en lo que voy a hacer cuando vuelva a Chile, pero tengo muuchas ideas, cada vez que se me ocurre algo lo anoto y bueno después veré que será de mi vida. Por mientras es sólo disfrutar y seguir conociéndome y conociendo el mundo.

Ahora, gracias a mis viajes con Hites, estoy esperando mi vuelo a Vietnam en un cómodo lounge. Así que voy a aprovechar de contarle de mi segunda estadía en Bangkok.

Nos costó un poco llegar a BKK con la Cotty, iba todo bien, llegamos al aeropuerto a la hora, el cual es muy bonito, no parece aeropuerto, es como bien playero, peceras en la entrada de los baños, las salas de espera son abiertas, sin paredes, es de un solo piso, y eso. Bueno volviendo a nuestro vuelo, lo atrasaron como 3 veces y cuando por fin nos subieron al avión, nos tuvimos que bajar! Ahí ya habían pasado más de 2 horas de atraso y leí en algún cartel que si pasaba eso los pasajeros debían tener alguna compensación. Así que partí a preguntar como quien no quiere la cosa, y conseguimos taxi del aeropuerto al hotel, que fue genial porque con todos los atrasos perdíamos el tren de acercamiento. Al parecer los únicos que reclamaron algo fueron los que tenían vuelos de conexión, creo que la gente está acostumbrada a estos atrasos o los espera. No se, pero no vimos a nadie más pidiendo nada.

Aeropuerto de Samui
Aeropuerto de Samui

Llegamos al hotel y salimos a comer algo por ahí cerca, ya era demasiado tarde. El jueves en la mañana recorrimos los alrededores: Khao San Road, una de las calles más conocidas de esta ciudad. De ahí partimos a la granja de serpientes y resultó súper entretenido, primero vimos las serpientes y luego el museo. Esta granja es parte de la cruz roja, se fundó alrededor de 1920 y la función principal era hacer antídotos para las mordeduras y ahora es también educativa. Aprendimos como tratar y como no tratar una mordedura, los distintos efectos, y vimos varios tipos de serpientes venenosas y no venenosas, en su mayoría de Asia. Y para terminar vimos el show que consistía en la presentación de varias serpientes y finalizaba con la foto de la pitón birmana, la mayoría ya vio la foto, pero acá está de nuevo. Esta serpiente no hace nada, pero es gigante! Está dentro de las 6 serpientes más grandes del mundo, en promedio mide 3,7 metros, pero en algunos casos puede llegar a 5,8!! Era muy pesada!

La pitón birmana
La pitón birmana

Luego del show nos fuimos a “nuestro barrio” para hacer un poco de shopping y el día lo finalizamos en un bar en un rooftop, el mismo al que fui mi primer día en BKK. Estuvo muy rico, la vista increíble de la ciudad, el atardecer, todo y bueno era la última noche de la Cotty así que teníamos que ir a un lugar especial y tomarnos algo rico 😀

rooftop

El viernes, después de dejar todo listo, partimos al Grand Palace y el templo de Buda de esmeralda. No se si fue idea mía o no, pero sentí que habían demasiado más turistas que la primera vez que fui. Fue buena esta segunda visita porque me fijé en otras cosas que antes no había visto. El calor era intenso, así que de ahí de vuelta al hotel a hacer hora para el taxi de la Cotty que se la tenía que llevar  =( Obvio que aprovechamos y nos hicimos un masaje de pies por mientras.

Y llegó el momento, la Cotty se fue después de tres semanas, y yo volví a mi mundo mochilero, lo primero era cambiarme del hotel al hostal, sólo por una noche me fui al mismo que antes, pero el sábado me cambié a otro muy bkn, es una guesthouse, que queda cerca de un parque que me gusta harto (donde vi el atardecer mi segundo día en BKK). The flapping duck, el ambiente ahí es muy entretenido, y tiene un minipatio como para compartir con la gente, echarse a leer, dormir, lo que sea.

Gracias Cotty!!!!
Gracias Cotty!!!!

Bueno ese día llegaba Sarah a BKK (mi amiga de Kuta- Lombok), fue ella la que recomendó el lugar, así que nos juntamos para comer y terminamos el día con una cerveza en la guesthouse. Al día siguiente, como era sábado, partimos al mercado Chatuchak, como ella parte hoy a su casa después de 8 meses de viaje, aprovechó de comprarlo todo, yo sigo bien recatada con mis comprar jajajaja. Estuvimos como 4 horas ahí adentro y estoy segura que recorrí lugares completamente distintos a los que recorrí la primera vez. En verdad es gigante. Luego nos fuimos a descansar un rato y en la noche salimos a comer. En verdad estos días han estado bastante tranquilos.

El puente cerca de mi guesthouse
El puente cerca de mi guesthouse

El domingo aproveché de ir a misa, y sin querer descubrí un mall nuevo, entré para cachar que onda y encontré unos shorts. Debo decir que andaba en búsqueda de un par de shorts, porque los que tenía ya estaban medio muriendo, obvio que encontré unos que me quedaban perfectos, pero cuando iba a pagar me di cuenta que había salido con muy poca plata y había dejado las tarjetas en la pieza, así que como no tenía nada que hacer partí a buscar la plata. Se me había olvidado contarles que tanto el sábado como el domingo anduve en micro! Fue genial, igual era fácil cachar para donde ir, porque era sólo una micro la que tenía que tomar, tanto para la ida como para la vuelta. Pero igual fue emocionante jajajaja. Bueno la cosa es que después de comprar el short, cuando iba de regreso al hostal, veo por la ventana a Julián (el amigo de la Jo Ruiz) y sus amigos, así que yo cual huasa, me acercó a la puerta de la micro, y me pongo a gritar “JULIAAAAN, JULIAAAAN” hasta que me pescaron (hay 2 julianes en el grupo), no hablamos mucho pero fue divertido el encuentro, en un paradero de Bangkok. Ni me fijé pero de seguro la gente mi miró con cara de loca.

En la noche me fui a una especie de mercado cerca de donde estábamos, muy del estilo del que fui en Krabi, como de pueblo chico, miramos un poco y de ahí nos fuimos a comer. Nos quedamos un rato conversando en la guesthouse.

El lunes me levanté temprano y partí en bote/bus a la embajada de Myanmar a tramitar la visa, fue súper fácil, no me pidieron casi nada de información, sólo una dirección de donde me iba a quedar y cosas como el nombre de mi papá y especificar en qué consistía mi trabajo. La pedí para el mismo día, dado que hoy viajo a Vietnam, no hubo ningún problema, la tuve que ir a buscar en la tarde. Y ya está llegando a su fin mi estadía en BKK. Cuando ya estuve lista con todos los trámites, me fui a dormir un poco y a hacer la maleta. Al final con Sarah salimos a comer una noodle soup que nos gustó de un puesto de la calle, nos hicimos un masaje y una cerveza en el hostal.

No creo que alcance a postear esto hoy día, porque ya tengo que ir a abordar. Pero antes los dejo con la anécdota de hoy: el taxista enamorado. En verdad yo creo que las únicas palabras que sabía decir en inglés eran “Thank you” y “I love you”. En resumen se fue todo el viaje diciéndome I love you, y después me hablaba en Thai y se reía. Mr.Donk (señalándose a si mismo) I love you (señalándome a mi), me reí mucho y me cayó bien, en un semáforo se empezó a peinar!!

Esta segunda pasada por BKK me gustó, fue mucho más tranqui, pude compartir más con Sarah de las experiencias de viajar sola y por tanto tiempo, conversamos harto de lo que era llegar de vuelta a tu casa después de tanto tiempo, me contó de Myanmar, fue rico. Estoy feliz de haberla conocido, creo que la puedo llamar amiga, más que conocida de viaje. No creo que lea esto pero Gracias Sarah!! Ahora siento que parte una nueva etapa de mi viaje, no se por qué, quizás porque después de tanto tiempo vuelvo a estar sola. Así que comienza un nuevo capítulo de mis aventuras!

Un abrazo a todos!!

Sarah! Para que se acuerden de ella :)
Sarah! Para que se acuerden de ella 🙂

Kuala Lumpur Express

aww!! Que son grandes!! Una huasita en la ciudad jajaja
aww!! Que son grandes!! Una huasita en la ciudad jajaja

Bueno ahora la historia de por qué pasamos por Kuala Lumpur. Nuestro viaje original era el día 2 de Julio, un vuelo de Malaysia Airlines que iba de Bali a Krabi, haciendo una escala en Kuala Lumpur, así tomar en Krabi un ferry que nos llevara a Koh Phi Phi. La historia partió el día que recibimos un correo de la aerolínea informándonos que nos cambió el vuelo de Bali a Kuala Lumpur para el día 1 de Julio, lo que significaba un día menos en Indonesia, dijimos ya, buenísimo, vamos a poder ver algo de Malasia, pidamos hotel. Nuestros primeros intentos fueron fallidos: por teléfono imposible explicarle a las operadoras cual era nuestro problema, por correo básicamente la respuesta fue: usted no tiene derecho a hotel en Kuala Lumpur (!?), así que la tercera opción: ir a una oficina, ahí si lo logramos, nos pagaban el hotel del aeropuerto así que fome perderse un día de playita, pero por otro lado entretenido ir a Kuala Lumpur aunque sea por unas horas. Ustedes pensaran buenísimo!!! Pero la historia no queda ahí, un par de horas después que nos informaban que ya teníamos hotel que porfa pasáramos a buscar el voucher a la oficina de Kuta Bali (porque no podía ser digital), nos llega otro correo de la aerolínea: Estimado cliente, por motivos comerciales CANCELAMOS!! su vuelo a Krabi, ahora en vez de llegar en la mañana a Tailandia lo vamos a mandar en la tarde a otra ciudad: Phuket! Obvio que nos dio rabia! Porque eso significaba perder un día en Phi Phi, cuando fuimos a buscar el super voucher escrito a mano, alegamos, pero no hubo mucha respuesta. Filo, pensé yo, vas a tener la mañana además de la noche en KL así que vas a poder conocer un poco más, así que averigüé que podía hacer en un par de horas , pues era uno de los destinos que eliminé del mi recorrido.

El día que volamos a KL, me empezó a molestar un poco la garganta, pero nada grave. Y llegamos a Kuala Lumpur, ya era tarde, así que fuimos rápido al hotel (había un shuttle bus desde el aeropuerto al hotel y viceversa cada media hora), dejamos las cosas y volvimos al aeropuerto para tomar el tren expreso al centro (sii, acá también tienen tren expreso) y llegamos a las Petronas, al final el viaje desde el hotel al centro fue de más de una hora, así que calculando los tiempos para agarrar el último tren y bus, teníamos un poco más de una hora, la que se nos pasó volando tratando de sacar la foto perfecta, son tan altas que cuesta hacerlas caber en la cámara jajaja pero lo logramos. Al final volvimos al hotel y bueno se me olvidó contarles que están un poco locos con el aire acondicionado allá, es intenso!!! Así que cuando ya volvimos al hotel, mi garganta estaba extremadamente peor, y al día siguiente amanecí sintiéndome mal, así que mi plan de volver a la ciudad se convirtió en dormir hasta tarde y disfrutar del super hotel. Cómo mi plan de madrugar y ver la ciudad fracasó decidí disfrutar de despertarse tarde!!

Las dos y las petronas
Las dos y las petronas

Sería genial si la historia acabara ahí, pero no!! Malaysia Airlines nos tenía más sorpresas! Y yo sintiéndome mal (según yo tuve fiebre). Son un desastre acá, al final no sabía si reirme o llorar… aunque en verdad lloré y sirvió para “apurar” las cosas: llegamos al counter (Premium… menos mal son de one world) y en el sistema aparecía que perdimos nuestro vuelo a Krabi! Así que después de explicarle toda la teleserie a la gente de la aerolínea nos tuvieron que hacer un cambio manual de pasaje, que parece que necesitaba mil autorizaciones porque estuvimos exactamente una hora en eso. Pero bueno problema solucionado, llegamos justo al avión, así que siestita y llegamos a Phuket a pasar la noche para pescar el primer ferry a Koh Phi Phi!!

Al final la historia termina bien, cuando llegamos al aeropuerto había una niña con un cartel con nuestros nombres y el de un señor, nos pasaron rápido por inmigración, lo que fue buenísimo porque las filas eran larguitas y nos explicaron que la aerolínea tenía lista una van para llevarnos a Krabi (no se que habrá pasado con el resto de los pasajeros que le “cancelaron” el vuelo a Krabi, sospechoso), el señor dice que no la necesita así que nosotros pedimos que si en vez de llevarnos a Krabi nos podía llevar al hotel que reservamos en Phuket, y obvio que no podían jajajaja parecía broma, al final lo conseguimos 🙂

La historia fue larga pero al final hay hartas cosas positivas: conocí las petronas, evitamos una fila larga en Phuket, dormí un poco más de lo normal en Malasia, a pesar de los desastres de la aerolínea la gente nos ayudó y solucionó todos los problemas.
Igual debo decir que me siguen impresionando estas ciudades asiaticas, con edificios altos y llenos de luces, me encantan… todo lo que sea brillo y luces jajaja.

Y ahora a Koh Phi Phi.

Feliz!!!!
Feliz!!!!

Bali

Después de un vuelo atrasado (obvio!) llegue a Bali, que al igual que Lombok es una gran isla, con distintos pueblos o ciudades. La primera parada es Kuta, pero Kuta – Bali no tiene nada que ver con Kuta – Lombok. Esta es una ciudad, llena de turistas, de comercio, con un ritmo muy acelerado, desordenado, con mucho ruido: el contraste fue un poco agobiante, pero bien! Llegué al hotel y me junté con la Cotty 😀 La pobre estaba destrozada después del viaje, así que descansamos un poco y salimos a buscar un lugar donde comer y después ver el partido con Holanda  😦

Chile Holanda
Chile Holanda

La calle en la que nos estábamos quedando es como una de las principales así que súper bien. El primer tiempo lo vimos en un bar lleno de Holandeses, porque nos atrasamos en la comida, así que entramos al primero que vimos, pero para el segundo fuimos a uno en el que había un grupo de chilenos alentando a nuestro equipo. A pesar que perdimos, fue muy entretenida la vivencia, los gritos de nosotros, a pesar de ser minoría en el bar, eran cuáticos!!

EL martes al final no hicimos nada en la mañana, entre la recuperación del viaje de la Cotty y la salida a bailar de la noche anterior, prácticamente dormimos todo el rato. Tipo 12 partimos a la playa de acá, que es muy piola, harto surf, pero no es tan bañable jajajaja. Nos quedamos ahí hasta el atardecer, muy lindo!! Y la Cotty tuvo su primera experiencia de “famosa”, se nos acercó un grupo de niñas que querían fotos con nosotras, primero llegaron un par muy tímidas, y al final era todo el grupo, sigo encontrándolo divertido! Para finalizar el día la Cotty se hizo un masaje y yo me corté el pelo, ya estaba muy largo! Fue genial, porque me lo secaron liso, me gustó poder sentir mi pelo controlado nuevamente 😛

Paseando por Kuta - Bali
Paseando por Kuta – Bali

Al día siguiente contratamos un taxi por el día para que nos llevara a un par de playas, fuimos a Nusa Dua, que más que nada son resorts en la playa, lo fome es que a las 12 la marea baja demasiado, así que a esa hora partimos a Padang Padang, ésta playa queda debajo de un acantilado, por lo que nos contaron son varias playas así. Me gustó harto, nos quedamos hasta el atardecer, fue muy lindo: arena blanca, mar, sol, cerveza heladita, que más se puede pedir?? (envídienme!!!!!)

De paseo por Nusa Dua y Padang Padang
De paseo por Nusa Dua y Padang Padang

El tercer día partimos en minibús a Ubud, un pueblo que queda un poco más al centro de Bali, muy lindo pero cómo teníamos sólo una noche disponible hicimos una visita súper expres. Después de viajar toda la mañana teníamos que aprovechar la tarde que teníamos disponible, así que contratamos un tour en el hotel (estoy segura que podríamos haber conseguido algo mucho más barato, pero no teníamos tiempo de buscar 😦 ), el “tour” básicamente consistía en un chofer que nos llevaba a distintos lugares:

Primero fuimos a las terrazas de arroz de Tegalalang, me habría gustado haber estado más tiempo acá, haber averiguado más de cómo es el proceso, haber caminado más y me arrepiento harto de no haber investigado más de las terrazas de arroz, para así poder saber, entender y apreciar más el lugar. Queda esa tarea pendiente para mi!

Terrazas de arroz - Ubud
Terrazas de arroz – Ubud

El segundo lugar al que fuimos fue al Monkey Forest, un parque lleno de monos, pero literalmente lleno de monos, en verdad es como en el Libro de la Selva, hay como mini templos y bosques y los monos andan libres por ahí. A pesar que logré caminar libremente cerca de ellos, debo decir que en ningún momento me sentí cómoda, eran todos los monos iguales al que casi me atacó!! Ya veía que en cualquier minuto saltaban en masa a perseguirme jajajaja En verdad esos monos están demasiado acostumbrados a la gente, como que les da lo mismo y en todo el rato que estuve fueron amistosos.

Monkey Forrest ... notese como los monos se tomaron una camioneta!!
Monkey Forrest … notese como los monos se tomaron una camioneta!!

Y el viaje continúa!! La tercera parada: una “plantación” de café (y otras plantas). La gracia de esta plantación es que acá producen el café de “Luwak” (aunque según yo era más que nada una presentación del proceso más que la plantación y producción oficial). El Luwak es un animal que le gusta comerse el fruto rojo que contiene el grano de café, la cosa es que después de pasar por procesos químicos y fermentación el grano de café, y esto es lo asqueroso,  “sale” del animal y después de pasar por un lavado, pelado y lavado de nuevo, sigue el proceso normal del café: tostar el grano y molerlo. Suena bien asquerosito pero obvio que lo tenía que probar y resultó ser bastante bueno, es un poco más suave que el café normal, de hecho normalmente yo tengo que echarle azúcar y/o leche, pero éste no necesitaba.

Cafe de Luwak
Cafe de Luwak

La última parada: baile balinés. Me gustó harto!! Fuimos a ver el Baile del Kecak (se pronuncia kechak). A la entrada nos daban un folletito en el que explicaban la historia y los distintos actos, el problema es que la traducción al español no era lo mejor, pero acá está lo que logré entender del folletito y del baile. El Kecak (mono) es un coro de hombres que con su cántico colaboran con la nativa (?) para entrar en trance. En resumen el baile cuenta una parte de la leyenda de Ramayana. Rama era el legal heredero del reino de Ayodial, pero es exiliado del país de su padre. Durante ese tiempo se va a un bosque con su hermano menor y su esposa Sita. Llega un minuto en que Sita ve un ciervo de oro, y le pide a Rama que vaya a cazarlo para ella, a pesar que Rama no confía en que sea buena idea, va en su búsqueda por la insistencia de Sita. Llega un minuto en que escuchan un grito de Rama, por lo que el hermano va a ayudarlo, dejando a Sita sola. En ese minuto Sita es raptada por Rahwana, rey de los demonios (quien también era el ciervo de oro, pues se transformó para poder distraer a Rama y secuestrar a Sita). Rama al enterarse, ayudado por un ejército de monos (ven que son agresivos!!), parte a atacar a Rahwana y lo vence, reencontrándose nuevamente con Sita. En verdad es un resumen muy resumen, quería averiguar un poco más de la historia, pero para variar internet no me acompaña mucho. Para las que vieron la película “Princesita” cuando chicas, es la historia que cuenta Sara al comienzo.

Kecak Dance
Kecak Dance

A pesar que la visita a Bali ha sido lo que no quiero hacer en este viaje: andar corriendo de un lado a otro sin poder disfrutar realmente del lugar en el que estoy, han sido días entretenidos, estoy con la Cotty, he podido conocer cosas y lugares nuevos. Es un poco como un paréntesis en mi viaje, ha sido un cambio pasar de hostales a hoteles suuper buenos, con lujos que hace tiempo no tenía (y que tampoco necesitaba), como es el agua caliente; a tener todo planificado, etc. Así que estoy disfrutando al máximo esta nueva experiencia de sudeste que tendré por un par de semanas más.

Próximo destino: Lombok de nuevo, pero al otro extremo de la isla: a las Gili. Dicen que son increíbles!! Ahora los dejo con la portada del Lombok Post del lunes 23 (antes del partido con Holanda), ni idea lo que dice. Chile se hizo bien famoso acá con el mundial, en verdad se notó el cambio: antes cuando decía que era de Chile me miraban raro, ahora dicen «Futbol!».

Chile famosillo en Indonesia
Chile famosillo en Indonesia

Avneturas y desventuras en Manila

Y partí a las islas Filipinas, primer destino: Manila, inicialmente no pensaba pasar por Manila, pero por combinación de vuelos si o si tenía que pasar una noche, así que decidí quedarme dos y conocer la ciudad.

La aventura comienza en el aeropuerto, cuando yo la ilusa pensaba llegar a Filipinas sin un pasaje de salida, no lo había comprado aún porque no me decidía a cuántos días quería quedarme, cuento corto, tuve que correr a comprar un pasaje y mostrarlo en el counter para que me dieran el boarding pass! Obvio que con el apuro no compré el mejor pasaje: ni en precio ni en hora!! Y creo que quizás son muchos días los que me voy a quedar acá, pero bueno, ya está hecho!

Al llegar a Manila, encontré algunas cosas parecidas a Santiago: el smog y no había tren para ir a la ciudad, sólo taxistas que te quieren cobrar mucho, al final conseguí uno que me llevara y estoy segura que se dio una vuelta larga, pero igual salió barato el taxi!

Acá me quedé con CS, muy buena opción y la experiencia demasiado buena. Rocío, quien me recibió, me invitó a comer comida filipina, y me recomendó que hacer al día siguiente en la ciudad.

Filipinas es un país que fue colonia española, por lo que es común ver nombres en español, aunque acá el idioma oficial son el Tagalog y el inglés. Al final mi visita se concentró en la parte antigua de la ciudad: Intramuros, que es lo que queda del fuerte de la ciudad. Más que nada son edificios e iglesias de arquitectura española.

Paseando por Intramuros
Paseando por Intramuros

A la primera que fui fue la Catedral, ahí es donde primero me acosaron unos triciclos para que me hicieran un tour, pero como me está gustando harto caminar y quería tomarme mi tiempo, decidí rechazarlos, aunque a ratos me arrepentía (y eso que no faltaron durante todo el recorrido). Entrar a esta catedral, es como entrar a la Catedral de Santiago, pero un poco más chica. De aquí me fui a la otra iglesia que hay, que es muy conocida: La iglesia de San Agustín. Cuando llegue estaba cerrada, así que partí la visita por el museo… pero lo cerraban también, pero ahí abrieron la Iglesia así que fui a verla, y justo empezó una misa y decidí quedarme: era en inglés. Al estar en esta misa, me sentía como en Chile, primero se iba a comulgar desordenados, no por filas y se están empezando a celebrar 450 años del Santo Niño (y le dicen Santo Niño), que es una veneración a una imagen de Jesús como niño, así que al final de la misa había fila para ir a ver la imagen, a la salida hubo un procesión, hubo alabanzas, estaban las típicas señoras eternas, así que me sentí como si estuviera  en Placilla, solo que en una iglesia más producida.

Después de todo eso, seguí por mi tour del museo y era ver la historia de los españoles acá.

Iglesía de San Agustín y procesión del Santo Niño
Iglesía de San Agustín y procesión del Santo Niño

Para terminar mi día me fui caminando al otro extremo, a ver el Fuerte de Santiago, donde aprendí un poco más de la historia de Filipinas y de uno de sus héroes: José Rizal, quien fue ejecutado, lo que dio paso a la revolución e independencia de los españoles, lamentablemente llegó Estados Unidos, y no fue hasta el fin de la segunda guerra mundial que no pudieron ser realmente independientes.

El fuerte es como los típicos fuertes españoles, que no tenemos tantos en Chile, pero que se pueden ver en distintas ciudades de América: torres, cañones, hasta calabozos!! Pero estaban cerrados al público.

Fuerte Santiago ... las unicas fotos en las que aparezco.
Fuerte Santiago … las unicas fotos en las que aparezco.

Mi idea era después de Intramuros irme a un parque que quedaba al lado, pero el calor me estaba matando realmente, así que partí a una zona donde hay una calle peatonal llena de tiendas (con aire acondicionado), y al final de esa calle vi una especie de mall: el mall de la perdición jajajaja. Me puse a recorrer este centro comercial, que estaba literalmente llenísimo!! Así que agarré bien mi cartera. En eso me metí a una tienda de cosas japonesas, y me distraje viendo todas las cosas que pueden existir, obvio que encontré un par de cosas super prácticas (tapones para no escuchar, abanico, y una bolsa pláctica). Cuando fui a pagar me di cuenta que mi celular ya no estaba!! Me dio tanta rabia, porque unos minutos antes estaba preocupada de mi cartera, y en esa tiendita me distraje y no me preocupé de mirarla.

Lo rescatable de esta situación es que me puede servir no están TAN conectada para disfrutar más del viaje, y lo otro es como me ayudaron: en la tienda no había mucho que hacer, revisamos los pasillos por si se había caído, una vendedora me ofreció su celular para llamar (cosa que no hice, porque si contestaban, la cuenta le habría salido enorme)  y me pidieron los datos por si aparecía. Después me fui a informaciones del mall para averiguar donde habían computadores, camino a informaciones colapsé y me largué a llorar de rabia, como tan pastela!!!! Cuando llegué la niña se preocupó y le expliqué lo que había pasado, así que llamó a seguridad, que no sólo me llevo al cyber, sino que pagó por el internet, y así pude bloquear el teléfono y aproveché de “llamarme”, pero obvio que nadie contestó. Además me acompañó nuevamente a la tienda para ver si había aparecido. En verdad se portaron bkn, yo les decía que no importaba, que seguro lo habían robado, pero no, insistió en buscarlo nuevamente y anotar toda mi información por si aparecía.

Lo triste: ese día, por pastela también, se me olvidó llevar la batería extra de la gopro, así que prácticamente todas las «selfies» las saqué con el celular y habían unas tan  entretenidas!!  😦

Pero bueno ya no había nada que hacer así que fui a comer algo porque al día siguiente partía a mi nuevo destino: Puerto Princesa.