Archivo de la etiqueta: feliz

Padova (Padua)

El 21 de Noviembre llegué a Padua, acá al igual que en Manila (Filipinas) usé couchsurfing, con la Fran habíamos tratado de hacer CS en España, pero siempre fue súper de improviso nuestras decisiones de cambio de ciudad, así que no nos funcionó mucho.

De noche!
De noche!

Acá llegué a la casa de Filippo, llegué a su oficina, aún tenía que trabajar así que dejé mis cosas ahí y partí a recorrer Padua, no sé si sea siempre esto o no, pero cuando llegué me recibió una feria del chocolate, se mueren: todo tipo de chocolates, en bombones, barra, líquido, genial!! Me gustó Padua con lo poco que la vi, se ve como una ciudad viva, donde la gente sale a pesar que hacía un frío!! Incluso salían con sus guaguas!

Feria de chocolate
Feria de chocolate

Bueno cuando salió de la oficina, me llevó a un aperitivo, donde probé el Spritz (que caché que estuvo un poco de moda en Chile en el verano), rico el trago y tiene su origen en esta ciudad. La base de este trago es el Aperol, que fue dado a conocer en la Feria Internacional de Padova en 1919. O eso fue lo que me dijeron allá. Pippo trabaja como en una especie de agencia de marketing y esa noche tenía que ir a una fiesta universitaria para promocionar no se que viaje. La cosa es que partimos con algunos de sus amigos y era muy divertido! Al comienzo de la fiesta en verdad estaban como de colegio: los hombres a un lado y las mujeres a otro y nadie se atrevía mucho a bailar. Empezaron a tomar y empezaron a bailar, me dio risa! Estuvo distinta y entretenida esa fiesta universitaria.

Padua6

Al día siguiente, un sábado, Pippo tuvo que ir a la oficina un rato (caché que era medio trabajólico), así que me dediqué a recorrer las atracciones principales de Padua. Algo que me llamó la atención es la cantidad de música que había en las calles! Me encantó! Además que se veía que todo el mundo había salido a recorrer!

Múscia en Padua
Múscia en Padua

Bueno, volviendo a lo cultural, fui a la Basílica de San Antonio y a la Capella degli Scrovegni. Algo que me llamó la atención en la Basílica de San Antonio, era la forma en que exhibían las reliquias, y el tipo de reliquias que tenían: partes del cuerpo como la lengua y la mandíbula. Me gustó harto el recorrido de esa iglesia, porque vas pasando como por distintas estaciones, que te permiten poder tener momentos de oración.

Basílica de San Antonio
Basílica de San Antonio

En la Capella degli Scrovegni se encuentran unos murales pintados por Giotto. Cómo es un lugar que muchos quieren visitar, acá tienen un sistema muy moderno: lo primero es que limitan el número de personas por visita, por lo que es por turnos. Antes de entrar a la capilla en sí, hay que pasar por una sala en donde regulan la temperatura corporal, para así cuando toque entrar a la capilla, el daño a las obras sea el mínimo. Cómo ven es súper controlado y acá el andar sola me sirvió mucho: cuando llegué estaban dando turno como para dos o tres horas más, pasaban y pasaban grupos antes que yo a comprar la entrada, y yo ya estaba calculando que me iba a tocar al día siguiente, cuando me preguntan cuantas entradas quería y ven que soy solo una, me dicen que hay un cupo en el siguiente grupo, así que sólo tuve que esperar media hora, la que la pasé recorriendo un museo que tienen ahí.

Ahora les voy a contar un poco de la historia de esta capilla, y porque fue solo capilla y nunca una iglesia. En 1300 el noble Enrico Scrovegni adquirió el sector donde se encontraba la antigua arena romana (justo cuando fui estaba cerrada por trabajos) donde quería construir su casa y además mandó a construir una capilla dedicada a la Virgen María, por el alma de su padre, Reginaldo, un usurero que es mencionado en el canto 17 del “Inferno” de Dante, y bueno le encargó a Giotto que pintara los frescos. La capilla está prácticamente toda cubierta por estos frescos y tienen una lógica específica, en cuanto al tema y la ubicación de cada dibujo: profetas, la vida de María y Jesús, está el Juicio Final, con los que se salvan y los que no, en verdad es muy didáctico. Además tuve la suerte de que el guardia que nos tocó se ha dedicado a estudiar esa capilla y algo logré entender (obvio que estaba hablando en italiano) mientras le explicaba algo a uno de los de mi grupo, fue genial, porque hasta que no le preguntaron, él no dijo nada, pero una vez que empezó a hablar se notaba que le gustaba el tema y pude entender y ver cosas que con el folleto y el video que muestran no habría podido notar.

La primera es la capilla, lo otro es Padua
La primera es la capilla, lo otro es Padua

Bueno no los aburro más jajajaja, al día siguiente partí a mi siguiente destino! Venezia!

Milan

Este post va a ser suuper corto! La decisión de viajar a Milán fue tomada por skyscanner, la aplicación que uso para comprar los pasajes de avión: puse desde “Barcelona” a “Everywhere” y el destino más barato era Milán, revisé el clima y se veía bien así que partí nomas.

En Milán lo que hice fue sólo caminar por la ciudad, tenía una idea de los principales lugares así que me perdí en la ciudad. Partí con el principal: el Duomo. Éste está dedicado a Santa Maria Nascente. De ahí seguí recorriendo varias iglesias y edificios más, y sin querer me topé con una exposición de unos manuscritos de Da Vinci. Fui a un castillo en el que hay varios museos, a los que no entré pero fue entretenido pasearse por ahí.

Milan 1

Acá, a diferencia de España, se oscurece muy temprano!! Así que mi autowalking tour se acabó temprano. Partí al hostal a dejar todo listo para el día siguiente y mi plan era salir a comer, cuando un argentino que vive en Italia, Edo,  y que conocí en Marruecos vio la foto que subí de ese día, y me escribe que el también estaba en Milán, había ido a ver a su hermana, así que genial, me invitó a un aperitivo con su hermana y los amigos de ellas. Fue genial, según lo que me contaron los aperitivos empezaron allá, les explico el concepto de aperitivo: los pubs ponen la comida y tú sólo pagas el trago, más que nada son cosas para picotear y hay lugares más producidos que otros.

Y bueno esa fue mi estadía express en Milán. Al día siguiente partí con blablacar a Padova. Algo traté de comunicarme con los de auto, pero no hablaban mucho inglés, así que entre italiano y español algo nos entendimos!

milan2

Barcelona

Después de pasar la noche en un tren, llegamos de madrugada a Barcelona directo a la casa de unos amigos chilenos de una amiga de la Fran. Muy buena onda ellos: Héctor y Pancho,  tomamos desayuno y partimos a buscar un hostal para las primeras dos noches, que ellos no nos podían recibir.

Una vez ya instaladas hicimos prácticamente nada. Fue muy entretenido y necesario. En la noche había actividad organizada por el hostal: sangría en el hostal y de ahí salir a bailar. Estuvo muy entretenido, se nos unió Héctor. Al día siguiente salimos a almorzar con Pancho y sus amigos, todos muy simpáticos. En verdad nuestra pasada por Barcelona fue de lo más relajada y cero turística, lo que me encantó. Ese día después de almuerzo salimos a caminar por las ramblas y sería, jajajaja en la noche salimos con Héctor nuevamente y los del hostal.

Amigos en Barcelona!
Amigos en Barcelona!

Los siguientes días fueron similares, ya nos fuimos del hostal a la casa de los chicos, como Pancho tenía que irse a otra ciudad por el resto de la semana, quedó su pieza libre, eso días fueron muy relajados, haciendo vida de casa. Igual aprovechamos e hicimos algunas cosas turísticas, un día tomamos un walking tour por la ciudad, eso sí al ser una ciudad tan grande como que sentí que el guía andaba un poco rápido, tanto que en un momento con la Fran y otra galla más nos perdimos!!! Nos quedamos pegadas sacando uno foto y yo mantenía la vista en esta mujer para no perdernos del grupo, solo que no conté con que ella se perdiera jajajaja. Al final no sé cómo logramos encontrarlos a todos, y seguimos con el tour.

Walking Tour!
Walking Tour!

Desde que llegamos la Fran me había hablado de una champañería pero que no se acordaba donde estaba, y ese día después del tour empezamos a caminar y sin querer encontramos el lugar!! Muy entretenido, para pedir un par de tapas y tomar unas copas de espumante y como el mundo es chico, nos atendió un chileno!!! Después seguimos caminando hasta que llegamos a la orilla del mar, estábamos felices caminando y cachamos que habían hartos barcos más “técnicos” así que preguntamos qué onda, y resulta que estaban celebrando una especie de congreso y ese día se podía visitar estos barcos, así que nos subimos al del Instituto Español de Oceanografía, donde nos explicaron un poco las funciones que tenían y más que nada como que toman distintos tipos de mediciones y llevan a científicos de distinto tipo a hacer sus estudios. Fue interesante ver algo de lo que en verdad se nada de nada y algo les logré entender. Fuera de eso eran todos muy simpáticos y se veían felices de contarnos en qué consistía su trabajo. Ya cuando nos fuimos había más personas preguntando cosas, quizás porque nos vieron arriba les entró curiosidad.

Espumantes y barcos
Espumantes y barcos

Esa noche Héctor nos dice que otro chileno nos invita a su casa, y partimos. Obvio que el mundo es chico, el otro chilenos era Felipe Ahumada, de San Fernando! A él no lo veía yo creo que desde el colegio. Al día siguiente hice la otra visita turística de Barcelona: la Sagrada Familia. Es demasiado grande pero igual me gustó, especialmente los vitrales y la pasión. Como anécdota, llegué súper temprano y cuando subí a la torre era yo sola. Obvio que yo feliz, hasta que me di cuenta que tenía que bajar sola por esas escaleras, donde podían haber salido palomas! Menos mal nada pasó! Jajajaja.

Sagrada Familia
Sagrada Familia

Y lo último que tengo que contar de Barcelona, es que me junté con los chicos que conocí en Koh Tao, Tailandia: Daniel y Anabel. Fue genial volver a verlos y conversar con ellos. Y bueno con Barcelona se acaban mis aventuras con la Fran, fue un poco fome la despedida porque en verdad nos hicimos amigas y fue muy entrete compartir todos esos días con ella! Aparte que los chicos en Barcelona fueron geniales, nos recibieron sin conocernos y nos adoptaron sin problemas! Mil gracias a los tres por todo!!

La Fran, Héctor y Pancho! Gracias a todos!!!
La Fran, Héctor y Pancho! Gracias a todos!!!

Granada

Siguiendo con mis aventuras del año pasado, les cuento que Granada fue un destino express para nosotras, así que este post también será cortito, llegamos tarde en la noche y partíamos a la noche siguiente a Barcelona en tren. Así que teníamos que aprovechar al máximo. Esa noche salimos de tapas por ahí y al día siguiente nuevamente madrugamos para el free walking tour.

Al igual que en Sevilla, la historia de la ciudad estuvo influenciada por los árabes y jugó un papel importante en el descubrimiento de América, me gustó esta manera de conocer las ciudades, porque haces como un barniz superficial con lo más importante y de manera entretenida.

Recorriendo Granada
Recorriendo Granada

Granada jugó un papel importante en el descubrimiento de América, pues fue la última ciudad árabe en ser recuperada por los Reyes Católicos: en Enero de 1492, con la rendición del rey Boabdil se recupero la última ciudad bajo el gobierno árabe. Es por esto que el papa Alejandro VI reconoció a la reina Isabel y al rey Fernando como los reyes católicos. Y bueno volviendo a América, finalizado el periodo de reconquista, la reina pudo pescar a Cristóbal Colón y aceptó sus exigencias. Al fin y al cabo no le vendría mal al tesoro español encontrar nuevos caminos para llegar a Asia y recuperar un poco el dinero perdido en las campañas militares. Los argumentos de Colón no eran que la tierra era redonda, ya todos sabían eso, sino que su teoría era que la tierra era más pequeña de lo que se pensaba y que se alcanza a llegar al otro lado con los barcos y provisiones de esa época.

La Alhambra
La Alhambra

En la tarde fuimos a la Alhambra, me encantó! Es una combinación de palacios, fuertes, jardines, de todo!! Lo que más me gusto fue la parte de los Palacios Nazaríes. La arquitectura era genial. Me habría encantado ver cómo vivían en el periodo de mayor esplendor. Dato divertido, ese día estaba tan cansada que me “compré” un pedazo de la Alhambra! Caí de rodillas en los jardines! El ataque de risa que tuvimos con la fran fue genial!

Jugando en los jardines de la Alhambra
Jugando en los jardines de la Alhambra

Después de pasar toda la tarde recorriendo la Alhambra partimos a la estación de trenes, próximo destino: Barcelona!!

Sevilla

Para ubicarnos en el tiempo, en Sevilla estuve a mediados de noviembre. Al momento de haber llegado supimos que habíamos tomado la decisión correcta: cambiamos la lluvia de Marruecos por una ciudad que todavía no se enteraba que estaba en otoño!

Para llegar a Sevilla usamos un sistema de auto compartido, te registras en una página (blablacar.com) donde se publican viajes: con el cupo disponible que tienen y el precio. Nosotras entramos como pasajeros, nos contactamos con dos españolas que se habían ido por el finde a Tarifa, muy buena onda las dos. Al igual que en couchsurfing, puedes leer las referencias que les han dejado. Resultó una muy buena experiencia, 100% recomendable!

Bueno volviendo a Sevilla, llegamos muertas de hambre así que partimos por nuestras sangrías y un par de tapas! Me encanta la comida de España!! De ahí recorrimos un poco y nos fuimos a descansar al hostal para salir a comer en la noche. Ahí conversamos con la cocinera del lugar, y me encantó: dijo que los chilenos éramos los que mejor hablábamos jajajaja! Primera persona que nos dice eso.

Un poco de Sevilla
Un poco de Sevilla

Al día siguiente “madrugamos” y partimos a un free walking tour: nos encantó! Fueron casi 3 horas caminando por Sevilla, pero pasaron volando, nos tocó un guía muy entretenido, y no sólo te cuenta la historia con sus hechos, sino que lo hace de una manera más dinámica. Otra cosa que nos gustó harto fue que la historia de Sevilla estuvo muy ligada a los moros y a lo que fue el descubrimiento y conquista de América. Entonces entre que veníamos de Marruecos y que me empecé a acordar de lo aprendido en el colegio, fue como vivir un poco la historia.

Caminando por ahí
Caminando por ahí

En la tarde seguimos caminando y en la noche nos fuimos a ver un show de baile flamenco, para los que no sepan se dice que el flamenco es un baile que nació en esta zona andaluza. Mucho no se sabe del origen del baile pues partió de manera más clandestina, una forma de expresar el sentimiento que tenían los gitanos, influenciados también por los moros. No fue hasta bastante tiempo después que se hicieron conocidos y aceptados. Bueno volviendo al show, estuvo muy bueno! Fue más íntimo, con un par de cantaores y una sola bailadora, se sentía que no era algo comercial, como lo que uno podría ver en los típicos show+comida.

Flamenco puro
Flamenco puro

Al día siguiente partíamos a Granada en la tarde, así que aproveché la mañana para visitar el Alcázar de Sevilla, un palacio que mezcla distintas épocas (igual que toda la ciudad). Se puede ver la influencia musulmana así como la cristiana. Los jardines de este palacio eran muy lindos y había una “caja” musical gigante! Bueno más que caja musical, es un órgano hidráulico: la Fuente de la Fama. Es la única fuente órgano del siglo XVII que se conserva en España, donde el sonido se produce a partir de la transmisión del aire. Fue restaurada recién el 2006!

La cajita musical
La cajita musical

Este palacio ha sido varias veces usado por la realeza española, fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1987, junto con la Catedral de Sevilla y el Archivo de Indias. Como dato farandulero, dos semanas antes había estado el elenco de Game of Thrones grabando algunas de sus escenas ahí.  Me quedó pendiente conocer la catedral, porque abría mas tarde y no alcanzaba a recorrerla.

El Alcázar de Sevilla
El Alcázar de Sevilla

Me gustó España 😀

Paseo al desierto

Decidir si hacíamos el paseo al desierto y con quien fue trabajo de una tarde, pero finalmente nos decidimos por Lahcen, el es un Bereber que hasta los 8 o 12 años (no me acuerdo mucho), vivió en el desierto. Habla español y le encanta su país, por lo que fue genial! (http://www.moroccosahara4x4.com/es/).

Con Lahcen
Con Lahcen

Como hicimos todo con tan poca anticipación (una tarde antes), nos unimos a un grupo de estudiantes de intercambio, en su mayoría mexicanos y brasieños estudiando en España, junto a otros dos minigrupos. Partimos desde Marrakech hacia Ourzazate haciendo distintas paradas en el camino, la que más me gustó fue Ait Ben Haddou y su Kasbah (Castillos del desierto). Hoy en día no vive nadie en ese kasbah, declarado patrimonio de la humanidad por UNESCO. Si ven las fotos, les va a parecer conocido: acá han rodado películas y series como Gladiador, Sahara, La joya del Nilo, Game of Thrones, entre muchos más. Los paisajes que vimos eran preciosos.

Ait Ben Haddou
Ait Ben Haddou

Al día siguiente madrugamos y nos separamos del grupo grande y seguimos con tres mexicanas que tenían que regresar al día siguiente a España: Ixchel, Laila y Betsy. Fue entretenido, pero un poco intensa, pasamos por miles de lugares: Valle del Dades, Gargantas del Todra, Rosedal de algo y terminamos en Merzouga, donde pasaríamos la noche en el desierto. Después de ese intenso día venía lo mejor: el desierto!

Mas colores de Marruecos
Mas colores de Marruecos

Llegamos al hostal de Lahcen y partimos a nuestros dromedarios (los camellos son los que tienen dos jorobas en la espalda). Me habían advertido que era terrible andar sobre uno de estos animales, pero no lo encontré para nada de atroz, mientras íbamos camino a nuestro campamento comenzó el atardecer y fue muy lindo!! Una vez que llegamos, nos pusimos a hacer sandboard hasta que la cena estuvo lista. Fue muy entretenido y obvio que me caí de demasiado.

Atardecer en el desierto
Atardecer en el desierto

Tuvimos demasiada suerte, porque esa noche la luna estaba llena e iluminaba el desierto. Después de comida las chicas mexicanas se tenían que ir y nos quedamos con la Fran y Lahcen, hicimos una fogata donde Lahcen nos contó un poco más de su vida. Subimos unas dunas y la vista del desierto con la luna llena era cuática. No saqué ninguna foto por miedo a que la arena entrara a la cámara, así a usar la imaginación!

Paseando en dromedarios
Paseando en dromedarios

Al día siguiente nos levantamos temprano y partimos de regreso al hostal en los dromedarios, donde nos reencontramos con el otro grupo para el desayuno, recorrimos el pueblo, Lahcen nos invitó a tomar té a su casa y vimos un show de tambores típico. Y bueno llegó el minuto de tomar la decisión de que hacer: podíamos ir nuevamente al desierto con los otros chicos (pero esta vez caminando) o bien seguir nuestro rumbo a Fes o hacia la costa. Al final nos decidimos por seguir hacia Fes, principalmente porque en el resto de Marruecos había anunciado lluvia y encontramos que ese día estaba más frío que el anterior y que corría mucho mas viento, parece que a los chicos les tocó una mini tormenta de arena.

desierto mix 4

Después de despedirnos de todos, el hermano de Lahcen, Bareck, nos llevó a un pueblo cercano para tomar el bus a Fes: Erfoud. En ese pueblo se hace anualmente una feria del dátil y había sido justo la semana anterior, según nos contó un local. Mientras esperábamos el bus conversamos con un señor que estaba a cargo de una tienda, y a pesar que le dijimos que no compraríamos nada nos invitó una taza de té y nos contó su historia, fue interesante y entretenido.

desierto mix 3

Marrakech

Puedo decir que en los 5 meses que llevaba viajando nunca tuve miedo de nada ni de nadie… hasta Marrakech. Voy a aclarar que al día siguiente se nos pasó todo el susto y hasta nos reíamos porque no eran para asustarse las calles. Bueno acá va la historia:

Llegamos al aeropuerto de noche, por lo que el bus público ya no estaba funcionando y para irse al centro de la ciudad la única opción era taxi. Nos habían dicho cuanto nos debería salir más o menos un taxi pero no nos dijeron que existía una “tarifa nocturna”, en la que se agrega el 50%, así que nosotras peleando con el taxista para que use taxímetro o bien nos cobrara lo que nos habían dicho. El problema es que había solo una “marca” de taxis de en el aeropuerto así que no nos fue tan bien, al final aceptaron llevarnos por menos, pero no nos dejaron donde queríamos (nuestro hostal quedaba en la medina, que es la parte antigua de la ciudad por lo que es peatonal), así que nos dejó en una de las primeras entradas, que no era la más cerca. Y justo cuando nos bajamos mágicamente apareció un chico que podía decirnos como llegar, no nos quedó otra, porque el taxista se fue y nosotras estábamos sin internet ni nada y las medinas pueden ser bastante laberínticas. Así partimos muertas de susto a seguir a este hombre, que resultó ser buena onda aunque un poco patudo para pedir la propina, en esos momentos pensé: “hasta aquí llegamos”, pero nos dejó en la puerta del hostal. Después de instalarnos salimos a recorrer un poco y dimos vuelta por la plaza principal de la medina. Se me había olvidado contarles, que camino al centro nuestro súper taxista atropelló un perrito o gatito, ya no me acuerdo mucho pero fue terrible!!

Recorriendo Marrakech
Recorriendo Marrakech

Al día siguiente fue todo mucho mejor, lo que parecía oscuro y feo resultó ser lindo y distinto, así que comenzamos a recorrer Marrakech con otros ojos más positivos. Al primer lugar que fuimos fue la plaza D’Jemaa El-Fna y desde ahí nos perdimos en la parte antigua: entre mezquitas y Souks, que son los mercados típicos. En una de esas perdidas conocimos a Moustafa y Monsiff y tuvimos una conversación súper interesante con ellos, especialmente con Moustafa. Ambos son musulmanes, la diferencia que uno era estricto en todo y el otro era más flexible para algunas cosas (tragos, cigarro, relaciones antes del matrimonio). Intercambiamos ideas y con la Fran tratamos de preguntarle hartas cosas, como para entender un poco su religión y cultura.

Muchas teteras, Moustafa y los colores de Marruecos
Muchas teteras, Moustafa y los colores de Marruecos

 

Jardin Majorelle
Jardin Majorelle

Al día siguiente recorrimos la parte moderna de la ciudad y fuimos al Jardin Majorelle, un jardín hecho por un francés, Jacques Majorelle, y posteriormente comprado por Yves Saint Laurent. Un lugar lindo, pero en el que hay que pagar y creo que quizás hay otros jardines y parques más lindos en Marrakech que no tuve la oportunidad de conocer. Después de eso nos refugiamos en tiendas porque se largo a llover con todo! Así que un poco de vitrineo no estuvo mal.

Algo interesante de Marruecos es el te: generalmente si alguien te ofrece te es para ser un buen anfitrión y no te va a cobrar, incluso es de mala educación rechazarlo (ojo: lo toman ultra dulce allá). La primera noche que salimos a recorrer alguien nos invitó un té y nosotras cachando cero y todavía un poco espirituadas lo rechazamos. Al día siguiente conversando con la gente local nos explicaron que desde el punto de vista social demuestra cortesía y hospitalidad de parte del dueño de casa hacia el huésped.

Te verde con menta -«The menthe». Licensed under CC BY-SA 3.0

En cuanto a las comidas probamos dos de los principales platos, el tagine y una pastilla. El tagine es originalmente un plato Berber (gente originaria del desierto de Marruecos), y su nombre viene de la forma del plato en que es servido. Generalmente tiene trozos de carne, pescado o ave, además de verduras (papas, zanahoria, tomates, etc), todo esto acompañado de varios condimentos como jengibre, azafrán, canela, etc. Tradicionalmente se come con la mano y acompañado de pan (parecido al pan pita o indio, no el típico que comemos nosotros). La pastilla en cambio tiene su origen en Andalucía y los árabes de ahí lo traspasaron a Marruecos. Es más que nada una especie de pastel de carne, originalmente de pollo, que combina sabores dulces con salados: es una masa rellena de la carne elegida, quizás lo más similar que tenemos nosotros es una empanada.

Probando el tagine, tagines con especias y una pastilla
Probando el tagine, tagines con especias y una pastilla

Me gustó este primer encuentro con la cultura marroquí, algo distinto a lo que había visto en Asia, otro tipo de cateteo, mucho más intenso a la hora de querer vender algo pero si te das el tiempo son gente muy buena onda. Todos mis nervios de viajar sola a ese país desaparecieron y me di cuenta que si eres mujer viajera, más que peligroso, es molestoso andar sola, porque son super insistentes y un poco patudos (si les das la pasada).

Lucca – Pisa – Rapallo

Lucca

Después de nuestra aventura medieval nos fuimos a Lucca, otra ciudad de la Toscana. Es similar a las otras ciudades que habíamos visto(también tiene origen etrusco al parecer), pero tiene algo especial, acá las murallas que antiguamente la protegían, están intactas, claramente ya no cumplen su función defensiva, sino que podríamos decir que es una muralla viva, al ser ancha (me recordó la de Xi’an): la gente camina, hace ejercicio, conversa y lo mejor que es gratis!

Sobre la muralla decidiendo a donde ir después.
Sobre la muralla decidiendo a donde ir después.

Como ya era tarde cuando llegamos, partimos directo a comer, nos sentamos felices en la terraza y empezó a chispear un poco, nada grave, cuando derrepente se larga a llover con todo, viento incluido y la parte de la “terraza” en la que estábamos (no era más que la vereda con techo), se empezó a inundar! Menos mal habíamos pedido harta comida así que nos hicieron un upgrade a las mesas de adentro (llegamos sin reserva y estaba todo lleno supuestamente). Bueno, la comida estaba muy rica así que no nos importó mucho mojarnos, lo bueno es que cuando terminamos ya no llovía tan fuerte, porque yo andaba sin paraguas jejejeje.

Antes que comenzara la tormenta
Antes que comenzara la tormenta

Al día siguiente era domingo, así que partimos el día yendo a misa y después caminamos por la ciudad, que al igual que las otras, tiene muchas calles chiquititas y bonitas! Me gusta Italia! Fuimos a la plaza del anfiteatro, caminamos un poco por una parte de la muralla y por el resto de la parte amurallada de la ciudad.

Piazza del anfiteatro
Piazza del anfiteatro

Pasamos por fuera de la basílica de San Frediano, que tiene un mosaico afuera muy lindo representando la ascensión de Cristo! No quisimos entrar, porque justo había misa. Esta construcción es completamente distinta a la que habíamos visto, es de mucho antes (s.VI) y el mosaico tiene un estilo Bizantino/Medieval, pues es del s. XII.

mosaico

Y por último con mi papá y la María Inés subimos la Torre Guinigi, no era tan alta como la de Siena (solo  44,25m), y las escaleras eran mucho más anchas y sin palomas!! Lo genial de esta torre es que en la punta tiene un mini jardín con árboles: robles, lo que le da un toque especial a la vista.

torre

Después de esta visita express partimos rápido rápido al próximo destino:

Pisa

Debo confesar que no me llamaba tanto la atención ir a Pisa, pero me sorprendió positivamente. Creo que alguien me dijo alguna vez que la torre no era taaaan impresionante, y a simple vista para mi seguía siento impresionante (no súper impresionante), pero yo pensaba que ahí solo había una torre un poco inclinada, pero no! Además había otros edificios más: museos, catedral, baptisterio, y el conjunto de todo me gustó harto.

Pisa!!!!!
Pisa!!!!!

La inclinación de la torre se debe a la naturaleza pantanosa de donde está construida, de hecho en la ciudad de Pisa hay otras 2 torres que están inclinadas aunque no tanto como “la torre”, los otros dos también son campanarios de catedrales. Bueno esta torre inclinada estuvo cerrada al público por muchos años, para así poder estabilizarla.

pisa 2

Después de ir al Baptisterio partimos a subir la famosa torre, y lo que más me gustó y llamó la atención era que las escaleras estaban gastadas según a qué lado de la torre ibas (obvio!!) y a ratos, mientras vas subiendo, te va dando una mini sensación de mareo, y tu cuerpo se va cargando inevitablemente de un lado a otro.

Posando para la tipica foto jejeje
Posando para la tipica foto jejeje

Rapallo

Ya con Rapallo abandonamos definitivamente la toscana. Ésta es una ciudad que queda en la orilla del mar, pertenece a la costa de Liguria, esa noche como estaba lloviendo un poco, solo caminamos por la orilla del mar que quedaba cerca del hotel.

Rapallo
Rapallo

A la mañana siguiente partimos temprano a Portofino (y pasamos por Santa Margarita, otro balneario del mismo estilo que Rapallo). Mientras íbamos para alla, me daba la impresión de ir de Viña a Reñaca y a Concón, es decir el camino que unía a Rapallo con Santa Margarita y Portofino era similar, por lo menos para mí. Bueno Portofino es un lugar más chico que Rapallo (o así se ve) pero más elegante y también es muy lindo, todas las casas en los cerros y los colores le dan un toque especial. Acá caminamos un poco.

Portofino
Portofino

En la tarde el plan era tomar un tren y recorrer lo máximo que pudiéramos de Cinque Terre, pero lamentablemente estaba lloviendo bastante y a pesar que había tren de ida, no era seguro que hubiera tren de regreso, de hecho al mirar la pantalla con los horarios de los trenes, la mayoría estaban cancelados! Así que almorzamos y tuvimos una tarde relajada.

tormenta

Siena – Chiusdino

Siena

El tour por Italia continuó en Siena, acá ya nos cambiamos de sector: ahora estamos en la Toscana, y debo decir que es uno de mis paisajes favoritos, si alguno vio cualquier película filmada acá, es igualito! O por lo menos desde el auto se veía igual: cerros con las casas cuadradas arriba, y una mini viña al lado. Hice un esfuerzo gigante para no dormirme en el auto, y por un buen rato lo logré.

Bueno a Siena llegamos un poco más temprano, pero no lo suficiente como para recorrer. Esta ciudad es conocida más que nada por el Palio, una carrera de caballos entre los distintos distritos de la ciudad, las contrade. El origen de esta carrera es medieval y se hace dos veces al año, lamentablemente no en octubre.

Plaza del Campo de Siena, donde se corre el Palio. Mi papá, Jaime y la Maria Ines, yo estoy escondiendome de las palomas en algun lado.
Plaza del Campo de Siena, donde se corre el Palio. Mi papá, Jaime y la Maria Ines, yo soy el punto amarillo de atras, al lado de ellos habían demasiadas palomas como para acercarme,

Acá también caminamos harto por las distintas callecitas de la ciudad, apenas llegamos acompañé a mi papá a dejar el auto a un estacionamiento y de regreso al hotel pasamos por la Basílica de San Doménico, que contiene reliquias de Santa Caterina de Siena. Muy linda, pero lamentablemente ya era tarde y la estaban cerrando, así que no fue mucho lo que pudimos ver.

No es la Basilica, pero somos mi papa y yo paseando por Siena, ojo que estoy haciendo equilibrio en una piedra :)
No es la Basilica, pero somos mi papa y yo paseando por Siena, ojo que estoy haciendo equilibrio en una piedra 🙂

Al día siguiente, mientras mi papá y Jaime iban a cargar el auto, con mi mamá y la María Inés partimos a la Torre del Mangia. Esta torre queda en la plaza principal de Siena (donde se corre el Palio)  y tiene unas escaleras muy piolas, iba todo bien hasta que derrepente escucho un aleteo y pasan volando al lado mío miles de palomas (ya, probablemente eran 2 o 3, pero se sentían como miles), obvio que entre en pánico y grité, menos mal no había tanta gente (de hecho yo era la primera de la fila), así que no muchos cacharon mi acto de locura jajajajaja. Seguí subiendo tratando de hacer como si nada, pero con mucho cuidado, hasta que finalmente llegué a lo más alto, y la vista era increíble, me gustó harto.

Torre de MAngia del Palazzo Publico
Torre de MAngia del Palazzo Publico

De ahí nos fuimos al Duomo di Siena, que está dedicada a Nuestra Señora de la Asunción. Como impresión personal, era muy parecida por fuera al Duomo de Orvieto, y claro ésta iglesia también se comenzó a construir en el s. XIII. Aparte de ser muy rica en frescos y esculturas como el resto de las iglesias que pude visitar, el piso de esta catedral tiene 56 mosaicos de distintos tamaños y formas. Estos mosaicos representan escenas de la Biblia, virtudes, etc. Es muy interesante, no me había tocado ver algo así tan grande. Me gusto harto.

Duomo di Siena
Duomo di Siena

Finalmente llegó el momento de irse a Luca, pero antes queríamos pasar a ver una espada en la piedra.

Chiusdino

Camino a Luca pasamos por Chiusdino, o más bien por las afueras de Chiusdino donde están la capilla de San Galgano y las ruinas de una abadía.

abadia1

En la capilla se encuentra enterrada una espada en una piedra, por alguna razón me imaginaba que era la del Rey Arturo, pero no! Era espada de San Galgano, un caballero medieval, y simboliza su renuncia a las cosas terrenales. Él vivió en ese lugar como ermitaño. Pero lo mejor de esta visita no fue la capilla, si no que la señora de atendía la tienda de recuerdos, era muy divertida y no se si habrá creído que yo hablaba italiano, pero me hablaba todo el rato a mí y reía harto, también reto a mis papas por tocar todo y no comprar nada, así que obligados a comprar algo.

La espada en la piedra
La espada en la piedra

Bueno y las ruinas de la Abadía de San Galgano eran en verdad como de película, quedaban solo las paredes. Este desgaste se debe a un conjunto de cosas: primero fue descuidada en 1329 pues fue una época difícil con mucha hambruna, desoyes en 1348 vino la peste, posteriormente fue saqueada y lo que terminó con su destrucción fue un rato quehizo que en 1786 se le cayera la torre de la campana, lo que hizo colapsar el techo. Tenía un estilo gótico y fue construida entre 1218 y 1288 por los Cistercianos, siguiendo su tradición de construir sus monasterios cerca de los ríos. Como dato, esta fue la primera Iglesia de estilo gótico en construirse en la toscana, y bueno después de todas las desgracias que les conté, estos monjes cistercianos terminaron por irse a Siena y la iglesia fue finalmente desacralizada en 1789.

mix abadia

Orvieto

Por fin llegó el reencuentro! Después de casi 5 meses viajando por Asia llegué a Italia a juntarme con mis papás, y casi ni llego! Les cuento, iba todo súper bien: llegué al aeropuerto a tiempo, el avión despegó un poco atrasado pero nada grave, porque para mí combinación en Abu Dhabi tenía dos horas. La cosa es que en algún momento el avión empezó a andar más lento o algo así, pero me bajé del avión a la misma hora que debía despegar el otro vuelo, en total éramos 5 personas con la misma combinación, y menos mal nos estaban esperando, corriendo por el aeropuerto para llegar al avión que sólo nos esperaba a nosotros.

Y el reencuentro! Estuvo muy entretenido, y no le faltaron anécdotas: estábamos a punto de irnos del aeropuerto, después de mucho tramitar con el arriendo del auto (porque a la empresa se les cayó el sistema) cuando mi papá se da cuenta que les faltaba una maleta! Estaban tan apurados por salir, preparando la cámara y todo que se les quedó una maleta adentro!! Menos mal esto es Italia y no Estados Unidos o Chile! Porque ahí estaba muy solita abandonada al lado de la cinta de maletas, nadie se había dado cuenta. Justo un par de días después leímos una noticia que habían evacuado un aeropuerto por una maleta abandonada.

Preparandonos para irnos :)
Preparandonos para irnos 🙂 con los Valenzuela (amigos de mis papas)

Recuperada la pobre maleta (digo pobre, porque no soportó tanto viaje y murió finalmente en Roma, donde fue reemplaza por una nueva) partimos a Orvieto, una ciudad que pertenece a la Umbría y queda a un par de horas de Roma. Orvieto fue primero poblada por los etruscos y está construida en la cima de un cerro, por lo que tenía cierta protección natural. Al igual que muchas ciudades italianas que visitamos, está llena de callecitas en las que es muy entretenido perderse.

calle orvieto
Callecita

 

Cómo llegamos bastante tarde no pudimos recorrer mucho esa primera noche, pero al día siguiente teníamos toda la mañana así que a “madrugar”. Visitamos primero la catedral: el Duomo, que se comenzó a construir en 1290. Aparte de ser muy linda y grande, adentro habían frescos y esculturas de distintos artistas, entre los que destacan la obra maestra de Luca Signorelli: el Juicio Final.

Duomo de Orvieto
Duomo de Orvieto

Después partimos a un tour por unas cuevas, Orvieto entero tiene un sistema de cuevas, donde las privadas se siguen usando hoy en día, como sótanos o bodegas de las casas. Las que visitamos son unas de las pocas cuevas públicas, estas las usaban para varias cosas: para hacer aceite de oliva, pues la temperatura en ellas era más bien constante y adecuada para esta actividad, que al día de hoy no ha variado tanto. También se usaban como bodega, refugio y lo peor de todo!!! Hay una parte especial dedicada al cultivo de palomas! Casí morí, menos mal hoy no hay ninguna paloma ahí.

En esos cuadraditos "cultivaban" palomas
En esos cuadraditos «cultivaban» palomas

Y para terminar nuestra visita al pueblo fuimos al pozo de San Patricio. Este pozo de 53 metros fue construido en el siglo XVI por Antonio da Sangallo y la gracia que tiene es que tiene dos escaleras de caracol alumbradas por 70 ventanas, las que permitían la subida y bajada de asnos cargados con agua, sin que se cruzaran en el camino. Este pozo ayudó a fortalecer a la ciudad y hacerla aún más autónoma, pues antes de ser construido debían traer el agua desde abajo del cerro, y ante un probable ataque podrían quedarse sin agua.

El pozo de San Patricio
El pozo de San Patricio

Además de eso caminamos por algunas de sus calles, que me encantaron!!

Vista desde orveito